Barcelona no encuentra compradores para pisos de lujo de más de 2 millones
  1. Vivienda
ANTE LA DESAPARICIÓN DE LOS EXTRANJEROS

Barcelona no encuentra compradores para pisos de lujo de más de 2 millones

Las estrictas limitaciones a la movilidad provocadas por el coronavirus comienzan a tener un impacto directo en el mercado residencial de lujo de Barcelona

placeholder Foto: Barnes Barcelona.
Barnes Barcelona.

Las estrictas limitaciones a la movilidad provocadas por el coronavirus comienzan a tener un impacto directo en el mercado residencial de lujo de Barcelona. La oferta inmobiliaria con precios superiores a los 2 millones de euros no encuentra comprador entre la demanda nacional. Así lo ha constatado la inmobiliaria de lujo Barnes Barcelona que, desde que estalló la pandemia asegura que el precio medio de venta en este segmento del mercado se mueve entre los 500.000 euros y el millón de euros, con precios medios de 6.000 euros el metro cuadrado para viviendas en perfecto estado.

"El coronavirus sigue cambiando día a día todo aquello que toca. Si bien es cierto que el lujo es un sector menos expuesto a las crisis, el impacto de la pandemia en la movilidad de todo el planeta ha producido notables cambios en la evolución del mercado inmobiliario residencial de alta gama de Barcelona, así como en los actores que lo forman", explica Elizabeth Hernández, directora de Barnes Barcelona. "En estos momentos, la oferta inmobiliaria con precios superiores a los 2 millones de euros, que hasta el inicio de la crisis encontraba potenciales compradores provenientes del extranjero, no encuentra comprador entre la demanda nacional, por lo que sus propietarios se ven obligados a bajar sus precios o a resignarse a no vender".

Los pisos superiores a 2 M no encuentran comprador nacional, por lo que sus propietarios o bajan precios o se resignan a no vender

Una situación muy parecida a la que se está viviendo en Madrid con la práctica desaparición de los ricos latinoamericanos del mercado y con un comprador nacional que mira con lupa cualquier transacción que supere el millón de euros.

En este sentido, destaca Hernández, "el superlujo inmobiliario de la ciudad se encuentra en 'stand-by' a la espera de una vacuna contra el Covid 19 que devuelva al mercado a la normalidad. Franceses, italianos, rusos, belgas y británicos, las nacionalidades con más presencia en el mercado extranjero de la capital catalana, continúan analizando desde la distancia sus posibilidades de inversión para cuando se produzca la apertura de fronteras. La estabilización actual de los precios y la ausencia de la demanda internacional abre una ventana de oportunidad de 6 meses para el cierre de operaciones que favorece tanto a compradores como a propietarios", asegura.

En su opinión, “las noticias acerca de vacunas eficaces que podrían ser comercializadas a principios de 2021 han aportado cierto optimismo al mercado, aunque queda camino por recorrer hasta volver a la normalidad”. La experta subraya que “Barcelona es, con mucha diferencia, la capital española más deseada para la compra de residencias principales por parte de extranjeros que no solo vienen a trabajar, sino que están enamorados de la ciudad y se quieren quedar a vivir, por lo que la ausencia de este perfil de comprador o inversor se está notando en el número de transacciones, pero también permite a la demanda nacional acceder al mercado con precios más competitivos”.

¿Cuál es la vivienda de lujo más buscada?

El interés del comprador local por la adquisición de viviendas 'premium' en Barcelona registra todavía gran estabilidad en las dos principales zonas de este mercado, Eixample y la zona alta, que concentran dos de cada tres viviendas a la venta de más de 500.000 euros. Eixample acapara el 34% de la oferta de lujo de la ciudad, mientras que Sarrià-Sant Gervasi y Pedralbes, la considerada zona alta, otro 32% del total.

La vivienda media en el mercado de alta gama se busca como residencia principal, tiene alrededor de 150 metros cuadrados, tres habitaciones, dos baños y zonas exteriores. Si bien se prefieren viviendas reformadas o en buen estado, la demanda no descarta adquirir inmuebles a reformar siempre que se realicen rebajas notables en el precio de venta.

placeholder Barnes Barcelona.
Barnes Barcelona.

Los expertos del mercado de lujo reconocen que el coronavirus ha generado mucha incertidumbre y miedo, tanto en compradores como en vendedores, si bien no cree que los precios tengan demasiado recorrido a la baja. "Puede que haya rectificaciones puntuales en propiedades que ya tuviesen el precio por encima del precio real de mercado antes del coronavirus, pero creo que ahora mismo estamos en un buen momento para comprar, ya que a medio plazo y sobre todo cuando se encuentre una vacuna, el mercado inmobiliario volverá a animarse", explicaba recientemente uno de ellos.

En Madrid, por su parte, según el Prime Global Cities Index de Knight Frank, la capital de España registró en el tercer trimestre del año un descenso del 3,5% en los precios con respecto al año anterior y del 1,6% respecto al trimestre precedente. En lo que se refiere a la evolución para el cierre del año, desde la consultora esperan que el impacto en las propiedades 'prime' siga siendo más suave que en los precios medios de Madrid.

"La previsión es que el valor medio de la vivienda libre en la capital retroceda alrededor de un 6% en 2020 y se recupere un 4% en 2021. En el caso de los activos 'prime' se estima un descenso aproximado del 4% a cierre de año, con un posterior crecimiento del 3% en 2021", explica Carlos Zamora, socio y director del área residencial de Knight Frank. “En el segmento 'prime' madrileño estamos viendo un escenario diferente al del sector residencial en general en Madrid, y también a nivel nacional. Aquí los ajustes de precios serán previsiblemente menores en el cierre del ejercicio, ya que son propiedades que mantienen una alta demanda y que en muchos casos son consideradas por los inversores como valor refugio”.

Foto: Propiedad a la venta en la Costa del Sol comercializada por Barnes Marbella.

En el caso de Madrid, la zona que ha visto un descenso más significativo de los precios medios en estos activos ha sido el distrito de Centro (-5%), donde el metro cuadrado se sitúa en unos 7.300 euros. Salamanca, que cuenta con el valor medio más alto de la capital para estas viviendas (unos 9.000 euros el metro cuadrado), apenas ha registrado una bajada del 1%. Por su parte, en Chamartín, en el segundo trimestre del año no se había registrado un descenso respecto a un año antes en los precios de estas viviendas.

"Este hecho está motivado en parte porque, tras la crisis sanitaria y el confinamiento, las necesidades en la demanda de vivienda han cambiado y ha aumentado la búsqueda de viviendas con zonas amplias y verdes, terrazas y jardines, y es en esta zona donde se concentra una gran parte de la oferta disponible de propiedades unifamiliares que cubren las nuevas necesidades", concluye Zamora.

Casas de lujo Mercado inmobiliario Coronavirus Barcelona Venta Sector residencial
El redactor recomienda