EN LOS BARRIOS MÁS TENSIONADOS

La Generalitat permitirá a Barcelona limitar el precio de sus alquileres vía decreto

El Govern aprobará el próximo martes un decreto ley que permitirá al Ayuntamiento de la ciudad establecer un límite para el precio de los alquileres

Foto: Paseo de Gracia, Barcelona (Istock)
Paseo de Gracia, Barcelona (Istock)

La Generalitat de Cataluña permitirá que Barcelona pueda limitar los precios de los alquileres. El Govern aprobará el próximo martes un decreto ley que permitirá al Ayuntamiento de la ciudad establecer un límite para el precio de los alquileres en aquellos barrios de la ciudad donde se han disparado por la escasa oferta.

Así lo anunció este jueves la 'consellera' de Justicia, Ester Capella, si bien desde la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat matizaron que acuerdo dentro del Govern para aprobar el decreto ley para limitar el precio del alquiler en zonas de alta demanda aún "no está cerrado".

La Generalitat tiene previsto ceder al Ayuntamiento la competencia de establecer limitaciones a partir de un índice de referencia de precios en aquellos barrios donde se considere que son desproporcionados o que existe una alta demanda acreditada de viviendas. Además, el anteproyecto de ley de arrendamientos, en fase de preparación, incluirá esas medidas y además alargará la duración de los contratos e impedirá fianzas abusivas.

El pasado mes de marzo, el Gobierno aprobó un segundo real decreto para regular el mercado del alquiler -el primero no contó con el respaldo del Congreso- que, aunque incluye la creación de un índice de referencia del alquiler de la vivienda, en ningún caso servirá para limitar los precios de las rentas. Una exigencia de Unidos Podemos que llevó a la formación morada a no apoyar la convalidación del anterior decreto en materia de alquiler.

De hecho, tanto la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, como Irene Montero, Portavoz de Unidos Podemos, manifestaron públicamente que el documento aprobado era "importante, pero insuficiente".

La 'consellera' de Justicia, Ester Capella, se reunió ayer con Gerard Duelo, presidente del COAPI de Barcelona, y Joan Ollé, presidente de la Asociación de Agentes Inmobiliarios (AIC) en el que se trató el contenido de la normativa que prepara el Govern en materia de alquiler en Barcelona, cuyo precio ha aumentado cerca de un 38% en apenas cinco años.

La principal medida de ese real decreto será la de establecer limitaciones a los precios mediante el uso de un índice de referencia en aquellos barrios donde se considere que son desproporcionados o que existe una alta demanda acreditada de viviendas. Barcelona es, junto con Madrid, una de las ciudades españolas más afectada por el elevado precio de los alquileres.

“Hemos optado por basarnos en el sistema de regulación de precios alemán, con 30 años de trayectoria, porque no se pueden continuar asumiendo subidas de precios que no se ajustan a la realidad social ni a los salarios de las personas. Estamos en una situación de urgencia y es necesario detener los abusos y la gentrificación", ha afirmado Ester Capella, consellera de Justicia.

Por su parte, Gerard Duelo, presidente del COAPI de Barcelona, y Joan Ollé, presidente de la AIC, han indicado estar “de acuerdo en la necesidad y urgencia de regular el mercado del alquiler de la ciudad. El cómo, el cuándo y el dónde se deberán aplicar estas medidas deberá ajustarse de manera precisa y efectiva en el momento en el que conozcamos el contenido del texto en toda su extensión”.

Una regulación a la alemana

Con la nueva normativa, que implicará a las consellerías de Justicia y de Territori, será la primera vez que Catalunya regule directamente los alquileres de viviendas, en base a artículos del Código Civil catalán que así lo permiten. En otros países como Alemania, Austria, Francia, Italia, Portugal o Suiza ya se han implantado regulaciones similares en el precio del alquiler.

La decisión de limitar los alquileres en Barcelona llega en un momento en el que las rentas en la ciudad han tocado techo e incluso han comenzado a descender en algunas zonas ante la imposibilidad de la demanda de pagar los precios. "Los precios del alquiler tienden a moderarse en el último año en los municipios con precios más elevados, mientras que los precios de los contratos tienden a coincidir con los solicitados por la demanda", recoge un estudio elaborado por el Observatorio Metropolitano de Vivienda de Barcelona (O-HB) y el portal inmobiliario Habitaclia, en colaboración con el equipo de Fotocasa, que analiza datos entre el segundo trimestre de 2017 y el segundo trimestre de 2018.

Según datos de Habitaclia, en el segundo trimestre del 2018 se situó en 1.443 euros al mes en Barcelona y en 1.019 euros como media del resto de municipios del área metropolitana. La variación interanual de estos valores de oferta respecto del segundo trimestre de 2017 supone un descenso del 3% para la ciudad de Barcelona, y de un aumento del 9% para el conjunto de municipios del área metropolitana. Es decir, se observa una tendencia a la moderación allí donde los precios han alcanzado cotas más elevadas.

Dificultad de acceso de la demanda

El estudio refleja cómo es en los municipios con precios más tensionados donde se registran mayores desajustes. Así, en la ciudad de Barcelona, el 74% de la demanda se sitúa por debajo de los 1.000 euros al mes, mientras que el 32% de la oferta se sitúa en este tramo. En cambio, en el resto del área metropolitana la coincidencia es mucho mayor: el 92% de la demanda se sitúa por debajo de los 1.000euros y la oferta con este rango de precios supone un 70% del total.

Por otro lado, también es significativo el dato que se refiere al tiempo que permanecen publicados los anuncios de oferta. Un elemento clave para analizar el grado de ajuste del mercado de la vivienda en alquiler. Así, los anuncios con una duración inferior a un mes muestran una fuerte correlación de la oferta y la demanda, mientras que cuando se produce desajuste, las duraciones son más largas.

En términos generales, en Barcelona el 79% de los anuncios de oferta están activos menos de un mes y su promedio anual es de 861euros al mes, muy en línea con el precio medio de la demanda. En el resto de municipios metropolitanos, el porcentaje también es de 79% y cuenta con un promedio de 681euros.

En concreto, en Barcelona ciudad las ofertas con un precio medio de 772 euros al mes están activas solo entre 2 y 7 días; a partir de los 950 euros las ofertas duran más de un mes; y las de más de 1.110 se mantienen más de 5 meses anunciadas. En el resto del área metropolitana las ofertas de 648 euros al mes de media están activas sólo entre 2 y 7 días; las de media de 717 se mantienen entre 15 días y un mes; y las de 741 euros hasta 2 meses.

Es decir, se observa una tendencia clara que muestra cómo las ofertas con precios más ajustados a la demanda tienen una salida muy rápida, mientras que aquellos con precios más elevados tienen una vida más larga.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios