Alberto Caballero y la dualidad de 'La que se avecina': "Entiendo el negocio de ahora, pero me da rabia por el espectador"
  1. Televisión
  2. Series TV
entrevista exclusiva

Alberto Caballero y la dualidad de 'La que se avecina': "Entiendo el negocio de ahora, pero me da rabia por el espectador"

Charlamos con el guionista y productor ante las peculiaridades de sus series, que se mueven entre la televisión lineal y las plataformas de 'streaming'

Foto: Alberto Caballero. (Audible/YouTube)
Alberto Caballero. (Audible/YouTube)

Hablar de Alberto Caballero es hablar directamente de dos de las series de ficción que más éxito han tenido en España en los últimos años, es decir, '¡Aquí no hay quien viva!' en Antena 3 y 'La que se avecina' en Telecinco. Creador, guionista, director de algunos episodios y productor de la segunda serie, a través de Contubernio Films, este madrileño de 48 años sigue entreteniendo a millones de espectadores... ahora también con 'El pueblo', su última creación para Mediaset España.

Hace un año se lanzaba a la conquista del entretenimiento en audio con Audible, empresa de Amazon centrada en este campo, con el lanzamiento de una temporada extra de 'La que se avecina'. Y hace tan solo unos días, celebrando el primer aniversario y el éxito de la plataforma en un evento en Madrid, confirmaba que 'El pueblo' tendrá también continuación en audio.

"Suscríbete a Amazon Prime y no te pierdas nada"

Aprovechando la ocasión, El Confi TV, la sección de televisión de El Confidencial, ha tenido la ocasión de charlar con él largo y tendido sobre el momento actual y el futuro de sus series. Sus productos son los únicos que actualmente están pensados y producidos para la televisión en abierto, sin embargo llegan antes a una plataforma de 'streaming' es Amazon Prime Video. Una vez más, Caballero se muestra sincero y apasionado con esta y otras muchas cuestiones.

placeholder Alberto Caballero en el evento de Audible con Juan Baixeras, country manager de Audible, Marta Hazas y Javier Veiga. (Audible)
Alberto Caballero en el evento de Audible con Juan Baixeras, country manager de Audible, Marta Hazas y Javier Veiga. (Audible)

PREGUNTA. Trabajas para la televisión, ahora también en el cada vez más extendido mundo del audio. ¿Cómo es trabajar sin cámaras?

RESPUESTA. Es muy relajante desde el punto de vista de no tener que llegar a todo el mundo como sucede con la tele en abierto. Tenemos mucha libertad y podemos contar cualquier cosa, con los actores que quieras... Se parece bastante a hacer una 'sitcom' tradicional americana de 20 minutos. Grabar con los actores en el estudio es muy divertido porque no te preocupas de cosas como las luces, las sombras, el plano, el foco... Es una gozada que tan solo hablen y tenga gracia.

P. ¿Se trabaja de forma diferente en los guiones?

R. Al principio teníamos mucho fondo de armario con tramas descartadas de la serie, porque eran improducibles por coste, pero luego nos centramos en las que tenían más potencial. Pero no hay tampoco mucha diferencia a cómo escribimos un guion de la serie normal.

"Cuando escribo un tuit lo dejo en borradores. El 95% de las cosas las borro"

P. Centrándonos en la serie, ¿qué va a pasar finalmente con 'La que se avecina'?

R. La serie va a seguir. Al no cambiar de cadena y no tener que hacer otra cosa, afortunadamente el nombre va a seguir. Todo ese infierno que ya pasamos en su momento no vamos a tener que repetirlo. Pero al cambiar el edificio es como si fuese de repente otra serie. Tiene otra estética y, al final, tienes que recolocarlo todo. La ventaja es que ya tienes a los personajes, pero el inconveniente es qué hacer con ellos después de 12 temporadas. Realmente, va a parecer otra serie y seguramente supondrá un pequeño 'shock'.

Foto: El final de Montepinar en 'La que se avecina'. (Amazon)

P. Entonces, ¿por qué Telecinco la está vendiendo como la temporada final?

R. Es algo que corresponde más a una cuestión de marketing. El nombre, el logo... todo va a ser igual, pero cuando empiece el capítulo de la nueva temporada dirás: '¿Dónde está esta gente?', pero es la parte que nos divierte. El reto que nos queda es seguir pasándonoslo bien.

También te digo que si no se hubieran hecho más capítulos nos hubiéramos quedado tan a gusto, porque no había necesidad de seguir por ninguna parte. Pero, claro, luego se convierte en la serie más vista de la plataforma en la que se emite (Amazon Prime Video) y te sientes con la responsabilidad de seguir adelante.

placeholder Alberto Caballero, creador y productor de 'El pueblo'. (Mediaset)
Alberto Caballero, creador y productor de 'El pueblo'. (Mediaset)

P. ¿Por qué habéis decidido seguir adelante con ella?

R. Durante la pandemia nos ha pasado una cosa muy curiosa. Mientras nosotros estábamos con la paja mental de qué hacer con la serie, hubo un aluvión de gente que nos pedía seguir. Pasó de ser una cuestión industrial, de Mediaset España y de Amazon, por lo de la rentabilidad de la serie, a algo de la gente. Evidentemente, está claro que 'LQSA' da mucho dinero a mucha gente, pero no tenemos la obligación de seguir. Lo que ocurre es que toda la gente que la sigue quiere más, y ese es el plus de motivación que necesitas para seguir.

P. ¿Cómo estás viviendo la etapa actual de tus series con los cambios que están sufriendo en abierto? En Twitter sueles mostrar bastante tus opiniones sin miedo...

R. Twitter siempre te corta y yo, personalmente, utilizo una técnica que es muy útil, la de los borradores. Escribo el tuit y lo dejo en borradores para reposar 15 minutos. El 95% de las cosas que escribo luego las borro, pero hay un 5% que se cuelan [risas].

Hay una parte que entiendo, que es la evolución del mercado, que contra eso no se puede luchar; y otra parte que me da rabia por la gente. En otros países, la ficción en abierto sigue funcionando y tengo la sensación de que en España nos hemos rendido un poquito pronto.

"He estado 20 años levantándome con el culo apretado por la audiencia"

El fenómeno de internet y de las plataformas está claro: ahora se consume de otra manera. Hay una evolución y entiendo perfectamente que incluso sea rentable el estreno en una plataforma de 'streaming'. Tiene que serlo realmente como para que una cadena renuncie a un gran estreno en 'prime time' de su producto, porque es una cosa muy 'heavy'. Pero han pasado otras cosas que han acelerado un proceso de descomposición muy bestia en el consumo de la ficción, que ha sido uno de los pilares de la programación desde siempre.

P. Ahora incluso parece que son relegadas para más allá de las 23:00 horas...

R. El retraso del 'prime time' no ha ayudado nada. Con '¡Aquí no hay quien viva!' la pelea era por ver quién empezaba antes. Recuerdo que lo anunciaban a las 22:00 horas y había días que a menos cuarto arrancaba, y ahora es al contrario. Es un proceso de programación que nunca he llegado a entender ni me llego a explicar. Cuando más espectadores están viendo tele más tiempo hacen antes de arrancar. Se está sometiendo a una prueba de estrés al espectador a la hora de ver ficción.

Y en cuanto a la audiencia, claro, si la estrenas seis, ocho o diez meses antes en una plataforma, con los capítulos del tirón... [al final, el número de espectadores en abierto se reduce de manera notable] Lo que pasa es que luego sale el barómetro de GECA, te dicen que es la serie más vista y te quedas tranquilo.

También he de decir que he estado 20 años levantándome con el culo apretado a las 8 de la mañana, pensando si recibiría algún mensaje. Generalmente, siempre han sido muy buenos datos y me llevaba una alegría, pero siempre me levantaba así. Y ahora llevo un año y pico o dos años, que hay días en los que me levanto y ni miro el dato. O de repente me avisan de que hoy se estrena en Amazon y no pasa nada.

placeholder La última foto de familia de 'La que se avecina'. (Instagram)
La última foto de familia de 'La que se avecina'. (Instagram)

P. ¿Temes que Mediaset deje de apostar por tus series si finalmente pierden todo el respaldo de la audiencia en abierto?

R. Con las series siempre hay un criterio de rentabilidad económica, se emitan en abierto o se produzcan para terceros. Ahora los grandes grupos producen para terceros, algo impensable hace cuatro o cinco años. La productora de 'Patria', por ejemplo, es Mediaset España, y se trata de un producto no pensado para el público en abierto y es un 'seriote'.

La reconfiguración de las televisiones en esos estudios de ficción, no solo con la idea de "produzco y exhibo", está ya aquí. Mientras que las series sean rentables... Pero el caso de 'La que se avecina' o 'El pueblo' es diferente porque se repiten con éxito en una canal temático (FDF) y, al final, lo están manteniendo a coste prácticamente cero. Y si encima lo mandas a una plataforma y te lo paga bien, o muy bien, tú como estudio vas a seguir produciendo ficción. Lo que puede llegar a pasar es que no lo exhibas en tu canal principal.

Foto: Imagen de los nuevos capítulos de 'La que se avecina'. (Telecinco)

P. ¿Cómo estás viviendo el hecho de que ahora tus productos sean prácticamente de plataforma?

R. Esta época de tránsito es muy peculiar porque estamos trabajando para la plataforma sin trabajar realmente para ella. Nuestra relación es con Mediaset, no con Amazon. Ahora estamos empezando a trabajar en otros proyectos con plataforma y es una experiencia nueva, ya más específica. Lo que me ha llamado la atención del proceso es que las plataformas tenían un concepto sobre tipos de series, formatos, duraciones y de repente llegas tú con un formato de serie en abierto de 70 minutos y la gente se la ve por igual.

Esto hace que, a su vez, se esté reconfigurando el mundo de las plataformas en cuanto a formatos, temáticas, duraciones... es un proceso muy interesante en el que tú estás ahí en medio, sobreviviendo como puedes, e intentando que las condiciones sean las mejores posibles. Por lo tanto todos, las televisiones convencionales, las plataformas, los creadores... nos estamos reeducando. Es un cirio bastante curioso, pero mientras la gente te siga haciendo caso y tú puedas seguir haciendo tu curro, pues, bendita sea.

"La emisión lineal nos daba esa retroalimentación que ahora se ha perdido"

P. Al no estrenarse en abierto ya no existe esa legión de fans que veían el episodio a la vez...

R. Yo antes no veía el capítulo en directo porque a veces me ponía de mal humor porque arrancaba tarde o porque metían la publicidad en medio, pero sí seguía el hashtag de la serie en Twitter. Veías así qué escena, qué frase o qué cosa le llamaba a la gente la atención. Nos daba esa retroalimentación que ahora se ha perdido, algo que me da un poco de rabia, pero a la vez es muy placentero. Ahora recibes una información muy dosificada, muy light, con la que pierdes el encanto de la comunidad, del comentario en redes...

En verdad, es algo que ahora se agradece porque cuando estrenas ese día duermes de puta madre, pero por otro lado tienes algo de yonki raro porque te han quitado la forma en la que lo llevabas años haciendo.

P. ¿Se les da demasiada importancia a las plataformas? No todo el mundo tiene acceso a ellas como a la televisión convencional.

R. Es justo la parte que me da rabia. Me parece muy bien que haya un sector 'premium' en el cual tú por un dinero al mes tengas acceso a las series que te gustan de golpe y sin anuncios, con un 4K bastante decente, pero me parece que el precio que se ha pagado contra la gente que no tiene esa posibilidad es un poco alto. Es cruel que tú tardes ocho meses en estrenar algo que está en el pago. Y además fomenta la piratería... Creo que, en general, algo se pierde por el camino porque hay ocasiones que tienen que esperar hasta un año para verlo.

P. Y tras esperar, te lo cambian de día de emisión o no te dan la temporada entera.

R. Por eso me da pena, por la gente. Si fuera un formato nuevo, al que solo tienes acceso a través de la plataforma... Por ejemplo con 'El cuento de la criada' no puedo echar de menos algo que no conozco. Con 'La que se avecina' la gente tenía un hábito, un cariño y quizá formaba parte de su vida porque hay gente que realmente ha crecido con mis series. Pensar en esa gente que no tiene acceso, que se ve los repetidos y que le cuentan lo que ha pasado en la última temporada porque a la gente le encanta hacer 'spoilers', que es otra de las cosas que me fastidia.

Insisto en que esa erosión de las series en abierto quizá se podía haber cuidado más, aunque entiendo que la economía manda, las audiencias mandan y las plataformas han llegado muy fuerte. Si de 30 series se han pasado a hacer 60, bendita sea, pero me da rabia ver los datos de Inglaterra, Alemania, Francia... países en los que la mayoría de las series siguen siendo en abierto y la gente sigue fiel a ellas. Esto me lleva a pensar que no es un fenómeno inevitable. Otros lo han gestionado de otra manera y la gente aún disfruta de sus series en abierto, chupándose los anuncios y lo que haga falta. Con programas tipo reality, como 'MasterChef', se ve cómo sigue esa comunidad en la red.

"Parece un poco arrogante, pero cumplimos cierta función social con 'LQSA'"

P. Volviendo al aspecto creativo, ¿no tienes la necesidad de cerrar la etapa de 'La que se avecina', a la cual habría que sumarle también los años de 'Aquí no hay quien viva'?

R. Yo, en su momento, cuando acabó 'Aquí no hay quien viva', estuve radicalmente en contra de hacer 'La que se avecina'. Para mí era un drama y una injusticia cósmica que las circunstancias, tras el éxito de 'ANHQV', me obligasen a hacer esa serie. Lo pasé fatal, pero la experiencia me enseñó a entender el éxito de la serie tras los problemas a los que me enfrenté con 'La que se avecina', que luego se convirtió también en un fenómeno. Me sorprendió muchísimo porque los personajes que mejor funcionaron fueron los nuevos. 'La que se avecina' se viralizó de otra forma, menos mitificada, pero prolongada en el tiempo y de repente empezó a crecer y fue finalmente un 'boom'.

Esto me enseñó a intentar mantenerme fiel al cariño de la gente. Lo que estamos intentado ahora es no quedarnos ahí porque, efectivamente, como creativos tenemos necesidades de hacer otras cosas, pero mientras podamos compaginarlo bien. Si la gente quiere estaremos ahí con 'La que se avecina'. Parece un poco arrogante, pero cumplimos cierta función social porque si lo analizas no hay tantas cosas a nivel audiovisual a las que recurra la gente.

A mí me pasa con 'Padre de familia', me la pongo aunque la haya visto ocho veces. Y ese "efecto terapéutico" ahora lo tenemos nosotros sobre bastante gente. Con todos los pases en abierto. Cada día hay millón y medio de personas que ven 'La que se avecina' a diario, más los visionados en plataforma. Al final, a esa gente le quitarías algo.

P. Por lo tanto, queda 'La que se avecina' para rato...

R. El vinculo que estableces tiene también una parte enfermiza, pero si el grupo de actores es majo... Lo primero que hemos hecho de cara a esta nueva etapa es preguntar a los actores y todos han dicho que sí, a pesar de todo el curro que tienen. Nuestra filosofía es que mientras que lo podamos compaginar, sin perder la esencia, y sin que nos volvamos locos, ahí estaremos.

Quizá llegará un momento en el que no podamos más, pero por ahora sí. Yo al principio, al ver otras series con ocho o nueve temporadas, pensaba que yo me moriría y aquí estamos, preparando la temporada trece. Luego está la curiosidad morbosa por ver hasta donde da de sí una historia contemporánea con muchos personajes de los que puedes contar prácticamente cualquier cosa.

Si yo ahora parara no me quedaría tranquilo, me quedaría con la sensación de usurpar a la gente y a nosotros mismos. Conozco tanta gente que luego se ha tirado tres años en su casa muerta del asco, que también te da un poco de miedo en ese sentido. Mientras dure, pues, que dure.

Alberto Caballero Mediaset Amazon Prime Video Telecinco
El redactor recomienda