de 'Fariña' a 'vis a vis'

Los 11 mejores momentos de las series españolas en 2018

La ficción nacional ha alcanzado un nivel sobresaliente este año y ha dejado para el recuerdo grandes instantes televisivos

Foto: Montaje: R. Cano.
Montaje: R. Cano.

2018 ha sido un año excelente para la ficción televisiva española, por mucho que a algunos les pesen los prejuicios propios de la industria nacional. Antena 3, Telecinco y TVE han estrenado algunas apuestas muy interesantes, a las que hay que sumar el crecimiento constante de producciones propias de Movistar+, las aportaciones de las plataformas norteamericanas de ‘streaming’ y el éxito internacional de ‘La casa de papel’. De cara al futuro, HBO anunció hace unos meses su primer proyecto español, la adaptación de ‘Patria’, y Netflix confirmó que establecerá su cuartel general europeo en España.

A lo largo de estos 12 meses los espectadores hemos disfrutado de apasionantes 'thrillers' ambientados en lugares que nos resultan familiares, comedias que recurren a chascarrillos que no se pierden en la traducción y dramas femeninos que hacen justicia al papel de decenas de mujeres anónimas para las que la ficción apenas ha tenido tiempo. Acción en las Rías Baixas, torreznos en Tarazona, violencia en la comisaría de Vía Laietana y despedidas que hacen historia. Pueden ser muchos los instantes que queden en nuestra memoria tras un año tan notable como diverso. Para nosotros, estos son los mejores momentos de las series de televisión española en 2018:

'Cuéntame cómo pasó'

'Cuéntame cómo pasó' despidió esta temporada a uno de sus protagonistas: Carlitos dijo adiós a los Alcántara, y lo hizo a lo grande. El joven se embarcó en un viaje vital que le llevó a tocar fondo con una adicción a la cocaína con la que puso en peligro hasta su relación con Karina (y que sacó lo mejor de Ricardo Gómez). Ambos pelearon por su matrimonio y se vieron obligados a poner distancia con los suyos, una emotiva despedida que culminó con un plano a las Torres Gemelas de NY, todo un homenaje al propio nacimiento de la serie. (N. C.)

‘Fariña’

La serie de Antena 3 que adaptó el ensayo escrito por Nacho Carretero podría aportar decenas de secuencias a esta subjetiva lista pero el personaje de Pilar Charlín resulta especialmente significativo. El excelente trabajo de Isabel Naveira cumple con la riqueza de un rol arisco que encarna una rebeldía discreta y aspira a formar parte del universo masculino que enriquece a su familia. Una particular lucha que vive su mejor momento en la puerta de la conservera, cuando trata de hacerle entender a su madre que, aun viviendo en la Galicia rural de los años 80, ella no tiene previsto limitarse a ser ama de casa. “Eso ¿qué tiene de malo?”, pregunta su madre, a lo que Pilar responde “eso le puede valer a usted, a mí no”. (A. F. L.)

'Vis a vis', más Tarantino que nunca. (Fox)
'Vis a vis', más Tarantino que nunca. (Fox)

'Vis a vis'

Desde la salida de Maca de 'Vis a vis', Zulema se ha convertido en la protagonista absoluta de unas tramas cada vez más próximas al delirio. Entre ellas, y probablemente una de las más memorables de su resurgir en Fox, se encuentra el desenlace de la tercera temporada: Zulema y Saray, convertidas en una auténticas forajidas, disparan contra todo y contra todos para huir de la encerrona que la policía les ha preparado en una fiesta de disfraces. 'Vis a vis' se empapó del espíritu de Tarantino para dar un cierre a la altura de sus grandes personajes, enfrentándolos cara a cara con el precio de la libertad. (N. C.)

Samuel y Guzmán en la escena que descubren a 'Omander'. (Netflix)
Samuel y Guzmán en la escena que descubren a 'Omander'. (Netflix)

‘Élite’

La segunda serie española de Netflix es un adictivo 'thriller' juvenil que no se limitó a engancharnos al sofá durante ocho episodios, sino que además demostró que la ficción nacional está dejando atrás los estereotipos. A la arriesgada inclusión del VIH en una de sus tramas hay que sumar la relación entre la pareja más querida por los fans, 'Omander'. Como demostrará el propio Ander en los vestuarios de Las Encinas, era fácil esperar una reacción distinta de Guzmán al descubrir que su buen amigo es gay. Pero como comprobamos en el cuarto episodio, su único problema ante el secreto de su compañero es el mismo que el de Samuel, con el que tan poco tiene en común. No lo sabían porque sus amigos tenían miedo a su reacción. “¡No puede ser!”, dice el pijo al verles. “¿No puede ser que tu amigo el deportista sea gay o que se esté enrollando con un moro de barrio?” pregunta Samuel. “Porque me lo habría dicho joder, que es mi amigo”, responde resignado. (A. F. L.)

'Estoy vivo'

'Estoy vivo' ha alcanzado la madurez en su segunda temporada, una tanda de capítulos en la que han equilibrado el 'thriller' sobrenatural, la comedia y el drama familiar con maestría. Precisamente en este último aspecto, muy complicado por el giro con el que revolucionaron la serie, dieron en el clavo al incorporar la clásica teoría oriental del 'invisible hilo rojo' que une a los amores verdaderos. Una secuencia que podría haber pecado de ñoña pero que, en cambio, encajó perfectamente en las tramas y en la situación emocional de los personajes, con una ilustración maravillosa. (N. C.)

Secuencia de 'El día de mañana'. (Movistar+)
Secuencia de 'El día de mañana'. (Movistar+)

'El día de mañana'

Al igual que en ‘Fariña’, en la adaptación de la novela de Martínez-Pisón la historia se centra en personajes masculinos, pero tras ellos descubrimos mujeres extraordinarias. En el retrato de la Barcelona de los 60, la decidida Carme Román presume de no tener “que pedirle nada a nadie” pero, en busca de mayor libertad, es capaz de apostar su herencia. “Quiero que esto salga bien. No quiero rendirme, Justo”, le dice al protagonista mientras este contempla asombrado un sobre repleto de dinero. Aura Garrido encarna, con la destreza habitual, a una joven llena de sueños y esperanzas, que no está dispuesta a dejarse llevar por sus cómodas circunstancias. Aunque no pueda resistirse a los encantos de Justo y termine dándole algo más doloroso que el dinero que tan cuidadosamente guardaba. (A. F. L.)

'La otra mirada'

La ola feminista de los últimos años tuvo su reflejo esta temporada en TVE de la mano de 'La otra mirada', una ficción que brilló a la hora de abordar la amistad, la revolución sexual, el empoderamiento femenino, la sororidad, la igualdad salarial o la lucha por el sufragio universal en la España de los años 20. Cada una de las clases de Teresa, su protagonista, podría formar parte de este recopilatorio de lo mejor del año, por su valor social, pedagógico y cultural. (N. C.)

‘Arde Madrid’

La comedia escrita por Anna R. Costa y Paco León se ríe de una de las etapas más oscuras de nuestra historia reciente tirando de falangistas de la Sección Femenina, dictadores venidos a menos y pícaros que buscan hacer negocio con cualquier oportunidad. Pero también recurre a la chanza para contraponer la estricta mentalidad impuesta por el régimen con el descaro y la inocencia propios de la adolescencia. La inolvidable Ana Mari y la entrañable Pilar escenifican este choque, “si no hay hombre no hay pecado”, que en ocasiones incluye una piedra fálica como complemento. En otras secuencias las palabras son suficientes para evidenciar los recovecos de la moral franquista, que Pilar no acaba de ver con claridad. “¿Y qué pasa, que Dios no está en el extranjero?”, le pregunta a Ana Mari cuando trata de justificar la moral de la Gardner. “Dios sí, pero Franco no”, le aclara la falangista. (A. F. L.)

Captura del episodio de 'Paquita Salas' centrado en la historia de Lidia San José.
Captura del episodio de 'Paquita Salas' centrado en la historia de Lidia San José.

'Paquita Salas'

La segunda temporada de 'Paquita Salas' ha sido la del lucimiento de Lidia San José, quien gozó de las mejores tramas y diálogos. Suyo fue el capítulo más emocionante de esta última tanda, protagonizando un especial reencuentro con Antonio Resines con el que se dibujaron, desde el corazón, los miedos, las frustraciones y los anhelos de una profesión tan complicada como la de la interpretación. (N. C.)

'Mira lo que has hecho'. (Movistar+)
'Mira lo que has hecho'. (Movistar+)

‘Mira lo que has hecho’

Para aquellos que no pudimos identificarnos con la experiencia de ser padre primerizo, que no nos vimos reflejados en las interminables noches en vela que Berto y su esposa pasan tratando de dormir a su bebé, el cómico catalán nos tenía preparado un bofetón de realidad en el cuarto episodio. Con el título de ‘Hotfire’, ‘Mira lo que has hecho’ lleva a la pantalla a través de un montaje brillante ese momento vital en el que te conviertes en todo lo que habías descartado que serías. Dos líneas temporales, dos viajes en coche y un hombre adulto que apenas tendría posibilidades de entenderse con su yo de hace unos años. Una narración amarga, a la vez que cómica, ante la que la audiencia solo puede alternar las carcajadas con las lágrimas. (A. F. L.)

Nemo y Mario, en el final de 'Vivir sin permiso'. (Telecinco)
Nemo y Mario, en el final de 'Vivir sin permiso'. (Telecinco)

'Vivir sin permiso'

La primera temporada de 'Vivir sin permiso' culminó con, probablemente, una de las mejores escenas de la ficción: Nemo, cada vez más deteriorado por el alzhéimer, se enfrenta a los fantasmas de su pasado encarnados en su ahijado, Mario Mendoza. La verdad sale a la luz en una reveladora y emotiva escena que desnuda el alma de sus dos protagonistas y los lleva, como no podía ser de otro modo, hasta las últimas consecuencias. (N. C.)

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios