ANÁLISIS

Aciertos y errores de 'Presunto culpable', la nueva serie de Antena 3

Elvira Mínguez y Susi Sánchez brillan en un thriller que adolece de falta de sorpresa, giros de guion y ritmo trepidante con el que enganchar al espectador

Foto: Miguel Ángel Muñoz, protagonista de 'Presunto culpable'. (Antena 3)
Miguel Ángel Muñoz, protagonista de 'Presunto culpable'. (Antena 3)

Antena 3 estrenó este martes, 18 de septiembre, 'Presunto culpable', una de sus principales apuestas en el terreno de la ficción para este inicio de temporada televisiva. Este thriller producido por Boomerang TV sigue los pasos de Jon Aristegui (Miguel Ángel Muñoz), un reputado biólogo que vive en París y un buen día recibe una llamada que le informa de un terrible suceso: su padre ha muerto.

Jon se ve entonces obligado a volver al pueblo en el que nació y que abandonó seis años atrás, para enfrentarse a los fantasmas de su pasado y a un misterio que nunca llegó a resolverse: la desaparición de su novia, Anne (Alejandra Onieva).

El protagonista deberá hacer frente ahora a la hostilidad de sus vecinos e incluso de su propia familia, quienes le siguen culpando por una desaparición de la que no consigue recordar nada, ya que él mismo apareció inconsciente en la playa con un golpe en la cabeza la noche en la que se perdió para siempre la pista de su novia.

Imagen del primer capítulo de 'Presunto culpable'. (Antena 3)
Imagen del primer capítulo de 'Presunto culpable'. (Antena 3)

'Presunto culpable' traslada al espectador a una pueblo ficticio del País Vasco, una localidad que se convierte en un personaje más: sus montañas, sus acantilados, sus calles empedradas,... la serie se empapa del ambiente del norte gracias al rodaje en exteriores naturales, pero también capta y traslada la esencia de su ambiente y sus gentes, más frías y cerradas ahora que se reabren viejas heridas que todavía no habían cicatrizada.

Contar historias más locales y reconocibles supone un plus para la ficción española, dotándola de personalidad y carácter

Su excelente fotografía, su estética y sus localizaciones son uno de los grandes aciertos de 'Presunto culpable', y con ella Boomerang TV da un paso más allá en la descentralización de las producciones, como ya hizo anteriormente con 'Mar de plástico' o en menor medida en 'La otra mirada'. Apostar por contar historias más locales y reconocibles, como ha sido también el caso de 'Fariña', supone un plus para la ficción española, dotándola de personalidad y carácter.

Uno de lo exteriores de 'Presunto culpable'. (Antena 3)
Uno de lo exteriores de 'Presunto culpable'. (Antena 3)

Y si hablamos de carácter hay que destacar a dos grandes figuras de la interpretación que se comen la pantalla en todas y cada una de sus interpretaciones: Elvira Mínguez y Susi Sánchez. Las matriarcas de los dos clanes enfrentados brillan con luz propia, tanto en sus escenas juntas como por separado, haciendo que la serie gane enteros con sus secuencias.

[Lee más | El grito feminista de Elvira Mínguez y Susi Sánchez: "Seguimos vivas a partir de los 50"]

Lamentablemente no llevan ellas el peso de la serie, y aunque Miguel Ángel Muñoz aguanta bien el peso de 'Presunto culpable', el relato pierde fuerza cuando ellas no están presentes (aunque no hay que perder de vista a la policía interpretada por Teresa Hurtado de Ory, quien también apunta maneras como contrapunto a la dureza del resto de personajes).

Elvira Mínguez y Susi Sánchez, en 'Presunto culpable'. (Antena 3)
Elvira Mínguez y Susi Sánchez, en 'Presunto culpable'. (Antena 3)

Un thriller sin efecto sorpresa

Este primer capitulo cumple como presentación de personajes y tramas, pero falla a la hora de sentar las bases del thriller. Falta un mayor ritmo, giros de guion, sorpresas y personalidades que descoloquen al espectador, que siembren la duda con sus implicaciones en el caso.

En los últimos años el thriller se ha convertido en uno de los géneros predominantes en la ficción española, y quizás por ello se echa en falta mayor riesgo a la hora de abordar una nueva historia de estas características. El público está ya resabiado en lo que a desapariciones de chicas se refiere, por lo que presentar innovaciones en el relato, una mayor complejidad en la construcción de personajes y un punto más de oscuridad en las tramas se presenta clave para enganchar al espectador, a quien atrapar con grandes revelaciones en cada secuencia.

La falta de recuerdos de esa noche en la memoria de Jon no es un punto de partida diferenciador cuando un año antes llegó 'Sé quién eres', una comparativa frente a la que palidece 'Presunto culpable' en este episodio piloto. Falta garra, chispa, aunque el resultado final sea a todas luces positivo.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios