Es noticia
Menú
"Es un chulo": una soltera de 'First Dates' se queda en 'shock' con los modales de su cita
  1. Televisión
  2. Programas TV
MAL COMIENZO

"Es un chulo": una soltera de 'First Dates' se queda en 'shock' con los modales de su cita

Bibi se ha llevado una malísima impresión de su cita, Raúl, tras escuchar algunas de las contestaciones que ha dado al equipo del programa nada más ha entrado en el restaurante

Foto: Bibi, comensal de 'First Dates'. (Mediaset)
Bibi, comensal de 'First Dates'. (Mediaset)

Raúl, de 22 años, acudió este jueves a 'First Dates' en busca de una chica fiestera que le llamase la atención a primera vista. Él, vigilante de seguridad, asegura que físicamente no se cuida, que lo suyo le viene de genes: "La alimentación para mí es indiferente, me da igual si me tengo que inflar a comer chuletas de cerdo, salchichas, chorizo... Yo no me cuido, lo mío es genética".

El joven reconoció que le daba mucha importancia al físico, de modo que, si la otra persona no le atrae, prefiere pasar página y seguir buscando: "¿Si puedo estar con una persona guapa... para qué voy a estar con alguien fea? Desde pequeño he ido conociendo a chicas, pero las considero amigas. Voy quedando con una y con otra". Tal vez por ello, "nunca" hasta la fecha ha tenido pareja, tal y como él mismo aseguró.

Raúl: "Pareja seria no he tenido, así que imagínate si habré conocido chicas"

Según Raúl, una de sus armas de seducción es que sabe hacer reír a las chicas. "¿En plan payasete?", quiso saber Lidia Torrent. "De payasete, nada", respondió el joven de forma cortante. "Yo sé cómo comportarme y me gustan las chicas que tengan su personalidad, con un carácter fuerte porque a mí me gusta mucho sacar el mío. Si una chica de primeras es muy clara, a mí me motiva para querer seguir conociéndola".

placeholder Raúl, soltero de 22 años. (Mediaset)
Raúl, soltero de 22 años. (Mediaset)

El programa emparejó a Raúl con Bibi, una chica de 24 años, responsable, que se dedica al cuidado de mayores. El joven nada más verla entrar al restaurante se sintió atraído físicamente por ella. "Es guapa, tiene un físico que me gusta, aunque es algo baja y a mí me gustan más altas. También pesa poco, que eso es importante".

Sin embargo, justo antes de ir a la mesa sucedió algo que puso en alerta a Bibi y que acabó por condicionar toda la cita. Matías Roure le dijo a la joven que no se preocupara, que cuando le acabase de preparar el mojito él mismo se lo llevaría a la mesa. Raúl, sin dudarlo, quiso también disfrutar de ese servicio: "¿Me lo lleváis a mí también, que así queda más guay? ¡Eh, Matías! ¿Me lo llevas tú?". El 'barman' accedió a ello, aunque no pudo ocultar su asombro por esta petición.

placeholder Bibi, impactada por lo que ha escuchado decir a su cita. (Mediaset)
Bibi, impactada por lo que ha escuchado decir a su cita. (Mediaset)

El gesto de Raúl no terminó de agradar a su cita: "No me ha gustado mucho, la verdad. Ha quedado como un poco prepotente. No sé... no me ha gustado".

Pero la 'carta de presentación' de Raúl no acabó ahí. Lidia Torrent se ofreció a colgarle la americana para que no tuviera que cenar con ella, lo que no esperaba era la respuesta que recibió por parte del soltero. "Déjala aquí [en la silla], que yo luego te la coloco", le dijo la 'camarera', sin embargo, al joven no le gusta esa opción. "Pero aquí no, que luego le sale joroba. Cuélgala en una percha".

placeholder Raúl le pide a Lidia que le cuelgue en una percha la americana. (Mediaset)
Raúl le pide a Lidia que le cuelgue en una percha la americana. (Mediaset)

Ya en la mesa, la situación no fue a mejor, sobre todo, porque empezaron a comprobar que tenían pocas cosas en común. A Raúl le encanta salir de fiesta, pero no es algo que le apasione a Bibi. "Para mí salir de fiesta es como salir a perder el tiempo. A mí me gusta mucho cuidarme y hacer deporte, tanto entre semana como los fines de semana". La joven trabaja en una residencia, por lo que no dispone de mucho tiempo libre y cuando lo tiene le gusta emplearlo en otro tipo de actividades. "¿Cómo va a ser perder el tiempo?", afirmó contrariado el joven, "si es un momento para desconectar, un momento de gloria. ¡Esa mujer no sabe lo que dice! Yo voy de fiesta, con una, con otra, y esto es lo que hay".

placeholder Cena entre Raúl y Bibi. (Mediaset)
Cena entre Raúl y Bibi. (Mediaset)

A medida que avanzó la cena, la joven confirmando sus sospechas iniciales: "Lo veo muy creído". La forma de hablar, los gestos, las posturas... no acabaron de agradar a Bibi, de hecho, ni siquiera entendió que su cita hubiese llegado a ser Míster Girona. "Yo no lo veo tan guapo para ser míster, que seguro que lo es. Me ha parecido un chulo, un mujeriego y un fiestero, que eso ya se veía de lejos". Pero si hubo algo con lo que no pudo Bibi fue con los modales de su cita. "Es muy prepotente y eso a mí no me gusta. Yo quiero un chico formal y que sepa lo que quiere".

placeholder Raúl y Bibi, en la decisión final de 'First Dates'. (Mediaset)
Raúl y Bibi, en la decisión final de 'First Dates'. (Mediaset)

Pero la manera de pensar de Bibi tampoco terminó de seducir a Raúl: "Esta mujer ha perdido la cabeza. Dice que quiere dos o tres hijos ahora [la joven, en realidad, habló de sus planes de futuro]... Que va, que va. Físicamente, es cierto que me gusta, tiene sus tatuajes, sus piercings... pero la veo muy seria para mí".

En la decisión final, la pareja decidió no darse una segunda oportunidad. "No coincidimos en nada, somos totalmente incompatibles", confesó Bibi. Raúl, por su lado, aseguró que prefería seguir "tranquilo" y disfrutando de sus "fiestas".

Raúl, de 22 años, acudió este jueves a 'First Dates' en busca de una chica fiestera que le llamase la atención a primera vista. Él, vigilante de seguridad, asegura que físicamente no se cuida, que lo suyo le viene de genes: "La alimentación para mí es indiferente, me da igual si me tengo que inflar a comer chuletas de cerdo, salchichas, chorizo... Yo no me cuido, lo mío es genética".

First dates Programas TV
El redactor recomienda