Es noticia
Menú
Tira por tierra a su cita en 'First Dates' por cada palabra que sale de su boca
  1. Televisión
  2. Programas TV
PÉSIMA CITA

Tira por tierra a su cita en 'First Dates' por cada palabra que sale de su boca

Mar no se cortó ni un pelo a la hora de defenestrar a Roberto, eso sí, a sus espaldas: "Con este señor no pego ni con chicle"

Foto: Mar, en 'First Dates'. (Cuatro)
Mar, en 'First Dates'. (Cuatro)

Tanto Mar como Roberto se las prometían muy felices a su llegada al restaurante de 'First Dates', sin embargo, nada más verse, la soltera se dio cuenta de que no tenía nada que hacer con él. Desde su primera mirada dio por perdida la velada, motivo por el cual no dudó en pasarse toda la noche defenestrando por completo al joven, tirando por tierra todas y cada una de sus afirmaciones. Eso sí, no se atrevía a hacerlo a la cara, solo en la intimidad del confesionario del programa.

"Me ha impactado, es el físico que cualquier hombre podría desear", valoraba Roberto nada más encontrarse con Mar en la barra del bar. Ella, en cambio, se mostraba horrorizada: "Está muy rellenito, está cuadrado, no tiene forma, es un chico mayor. Su forma de vestir no me ha gustado, tenía que haberse puesto una camisita más elegante, y su corte de pelo mucho menos, con esas entradas", espetaba frente al equipo del programa.

placeholder Roberto y Mar, en 'First Dates'. (Cuatro)
Roberto y Mar, en 'First Dates'. (Cuatro)

Pero iba más allá ya desde el inicio, revolviéndose cuanto este le decía que era administrativo: "Que se dedique a eso no me dice mucho, si fuera empresario, pues bueno, se puede ir a Turquía a ponerse pelo", sentenciaba sin ningún tipo de miramientos hacia su cita.

Pese a desquitarse sobre Roberto, Mar accedía a pasar a la mesa a cenar, aunque su actitud no cambiaría en ningún momento. "No sé qué edad tiene, pero ni me interesa. Veo raro que, con la edad que tiene, no tenga hijos. Manías tendrá", desconfiaba ante las cámaras al conocer que no tenía descendencia alguna con 45 años. Pero no solo eso, sino que sus dientes tampoco le convencían, en absoluto: "Me han parecido de una persona fumadora, que no se ha cuidado desde joven. Los tiene bastante amarillos. Así como los tiene, no va conmigo".

Foto: Mut, comensal de 'First Dates'. (Mediaset)

Y así, un sinfín de dardos y críticas durante toda la noche. Si él le aseguraba haber sido deportista hasta que se lesionó, ella lo despreciaba: "Seguro que a mi ritmo no va. Le dejo atrás. Él va por aquí y yo ya habré dado cinco vueltas". Si él sostenía no ser muy dado para el baile, ella le hundía en el confesionario: "No le veo con actitud de tener chispa, de moverse un poquito. Baila el que quiere bailar. El que quiere aprender le echa ganas a todo. Este señor no". Si él se definía como motero, dejando claro hasta que tenía una moto de tres ruedas, ella le desacreditaba: "No tiene pinta de motero para nada. No sé de qué tiene pinta, pero de motero no".

"No pego con este señor ni con chicle. Tiene pinta de ser un hombre bastante duro, muy agarrado, personas así no me interesan", terminaba asegurando al concluir la velada, enfadada porque Roberto no le había pagado la cena. Así, como él era ajeno a todas estas críticas, en 'La decisión final' se mostraba esperanzado de tener una segunda cita, ya que veía compatibilidades al 90%. Nada más lejos de la realidad para ella, que rompía sus ilusiones dándole calabazas.

Tanto Mar como Roberto se las prometían muy felices a su llegada al restaurante de 'First Dates', sin embargo, nada más verse, la soltera se dio cuenta de que no tenía nada que hacer con él. Desde su primera mirada dio por perdida la velada, motivo por el cual no dudó en pasarse toda la noche defenestrando por completo al joven, tirando por tierra todas y cada una de sus afirmaciones. Eso sí, no se atrevía a hacerlo a la cara, solo en la intimidad del confesionario del programa.

Programas TV First dates Cuatro
El redactor recomienda