Iker Jiménez, a corazón abierto, se desahoga como nunca antes: "Me duele en el alma"
  1. Televisión
  2. Programas TV
REDES SOCIALES

Iker Jiménez, a corazón abierto, se desahoga como nunca antes: "Me duele en el alma"

El presentador de 'Cuarto milenio' ha lanzado una extensa reflexión sobre su trabajo y las teorías conspiranoicas sobre el coronavirus tras sufrir una pérdida cercana por el virus

Foto: Iker Jiménez. (Cuatro)
Iker Jiménez. (Cuatro)

"Estimados amigos que creen en la 'Plandemia'. Como ven he intentado dialogar y argumentar con muchos de ustedes. Compruebo a mi pesar que no hay posible diálogo. Lo siento mucho". Con estas palabras arranca Iker Jiménez un largo texto en sus redes sociales, unas palabras con las que el rostro de Cuatro tira la toalla contra aquellos que no creen en la pandemia por coronavirus, y lo hace precisamente tras perder a un conocido víctima del virus.

"Siempre he sido defensor de una mente abierta y crítica con todo. En este asunto he tenido pruebas fuera de toda duda. Lo he explicado muchas veces. No soy un traidor, no estoy a favor de Soros, Bildelberg ni la Masonería. Pero eso solo puede entenderlo el que ha visto mis programas y mi forma de ser durante 15 años. Tocando asuntos intocables en el ruedo de la tele", continúa el presentador compartiendo con sus seguidores, tratando de hacerse entender.

Iker Jiménez: "Soy consciente de que lo que diga o haga siempre puede ser calificado de orquestado, manipulado"

Ya que, como él mismo recuerda, ha sufrido "amenazas, descalificaciones, ataques estos meses. De todo tipo de tendencias políticas. Sin duda, y para mi sorpresa, los más incisivos han sido los favorables a la 'Trama de la Plandemia". "He intentado escuchar y atender argumentos pero compruebo que están enraizadas toda una serie de ideas que no van a dejar de estar. Así debe ser. Siento mucha lástima porque solo pretendo ayudar. Lo saben bien mis amigos y compañeros que están a favor de esas teorías. Y siguen siendo mis amigos", asegura Jiménez.

Iker Jiménez. (Cuatro)
Iker Jiménez. (Cuatro)

"Señores, piensen libremente lo que les plazca. Queda en mi conciencia, como desde el minuto uno del inicio de esta pandemia, mi intento de hacer entender. No ha servido con muchos. Lo siento porque algunos eran seguidores. Y me duele en el alma. He investigado a fondo y muchas de las cosas que se argumentan en algunos libros y redes sociales son un ejemplo de manipulación brutal. Pero alguna gente las cree. No hay posible solución", prosigue exponiendo el comunicador, notablemente tocado y, sobre todo, agotado.

El texto continúa con autocrítica, y con dardo a quienes le censuran: "Algo he debido hacer mal yo durante muchos años. Lo primero para que no se me crea. Para que se piense que soy traidor. Lo segundo para no saber como hacer entender que esto no es broma y que por desgracia la pandemia es real y bastante incontrolable. Está en juego nuestro futuro a corto plazo. El de nuestros hijos. Yo solo puedo informar de lo que sé. No soy judío, no soy masón, no pertenezco a ninguna sociedad secreta u oculta".

Foto: Antonio Maestre. (Telecinco)

"Soy consciente de que he estado en los medios porque he sido "el del misterio" y seguro que no he sufrido determinadas presiones. He tocado Alcasser, pederastia de las élites, Marxismo cultural, Síndrome Tóxico, Kalergi, Bohemian Group, Bildelberg todo lo que se considera intocable. Ahí están los programas. Y mis comentarios. Y mis ideas. Algo he debido hacer mal para que me consideren pagado, traidor, esparcidor del miedo", concluye sobre este asunto.

Iker Jiménez se reconoce como "alguien que ha tenido muchos problemas por precisamente pensar y difundir ideas que no son políticamente correctas", pero en este caso "desde el minuto uno tuve las evidencias. Y ayer las corroboré", desvela. "He perdido amigos y seres queridos. Esto no es una broma. Yo solo puedo informar de lo que sé. Y seguiré haciéndolo. A pesar de las amenazas, los insultos o las campañas. Va en mi conciencia. Les deseo a todos Salud. Respeto sus ideas aunque no las comparta".

Iker Jiménez. (Cuatro)
Iker Jiménez. (Cuatro)

Jiménez se refiere así a un ser querido, sobre el cual escribía otro comentario al margen: "Vamos 'alarmar' e 'inventar'. Anteayer murió por covid-19 un conocido. 50 años. Sin patologías previas. Ahora me llamarán alarmista. Como en febrero. Bucle. Me da igual. Como me dio igual antes cuando el discurso era que no pasaba nada. Por favor, sean cautos. No es broma".

"Soy un periodista que pretende ser libre en un mundo muy complicado. El misterio me ha dado esa perspectiva. Soy consciente de que lo que diga o haga siempre puede ser calificado de orquestado, manipulado. Me da mucha lástima. Porque creo en la luz y en las sombras. No he sido tibio al denunciar a los demonios que por ahí pululan. Pero no soy creído. Lo he intentado todo. He dado voz y he dialogado. Ya no puedo convencer, ni debo, a nadie de nada. Les deseo salud y suerte. Aunque ya no estén conmigo. Un abrazo a todos. Ánimo", concluye el periodista.

Iker Jiménez
El redactor recomienda