LOS ASPECTOS MÁS LLAMATIVOS DEL CONCURSO

Desmontando '¡Boom!': todo lo que siempre quisiste saber del concurso de Antena 3

Repasamos los aspectos más llamativos del programa que ha logrado destronar la hegemonía de 'Pasapalabra' en las tardes televisivas españolas de la mano de Los Lobos

Foto: Secretos y curiosidades de '¡Boom!'. (Antena 3)
Secretos y curiosidades de '¡Boom!'. (Antena 3)

Cuando '¡Boom!' aterrizó en Antena 3 el 9 de septiembre de 2014 pocos podían pronosticar en lo que se acabaría convirtiendo casi cinco años después. El concurso presentado por Juanra Bonet no solo ha logrado destronar al veterano 'Pasapalabra' en Telecinco con un liderazgo ininterrumpido de 8 meses, sino que, de la mano de Los Lobos, se sitúa a diario como uno de los espacios más vistos de la televisión en España pese a emitirse en la franja de tarde (de menor consumo que el 'prime time').

[El curioso (y comentado) caso de Erundino de 'Los Lobos en '¡Boom!']

El enfrentamiento entre dos grupos, una mecánica ágil y sencilla, una ejecución vistosa, unas grandes dosis de tensión y un presentador en estado de gracia parten como las recetas del éxito de '¡Boom!' en las tardes de Antena 3, pero cuatro años y medio después de su lanzamiento todavía sobrevuelan algunas incógnitas en la mente del espectador en torno al formato 'revelación' de los últimos meses. ¿Cómo se fabrican las bombas? ¿De qué está compuesto el líquido de las explosiones? ¿Por qué se cambió la bomba final?

Juanra Bonet, presentador de '¡Boom!'. (Atresmedia)
Juanra Bonet, presentador de '¡Boom!'. (Atresmedia)

Así se hacen las bombas

Francisco Martínez, copropietario de la empresa MatFiser responsable de la fabricación de las bombas de '¡Boom!', nos revela que "por norma general, los decorados o los elementos de los concursos no precisan de materiales con altas prestaciones (resistencia mecánica, intemperie, etc.), ya que se limitan a cumplir una función meramente decorativa y estética, optando entonces por materiales más económicos".

[El 'Dream Team' de 'Saber y ganar' que podría echar a Los Lobos de '¡Boom!']

No fue este el caso del concurso de Antena 3, ya que aquí las bombas se presentan como parte esencial en el desarrollo del programa: "Están fabricadas con fibra de vidrio y resina de poliéster (composite), el mismo material con el que se fabrican la mayoría de embarcaciones. Y recuerdo que fue un encargo que nos entró con mucha urgencia y con un plazo de ejecución bastante ajustado", revela el empresario.

La empresa fabricó un total de 15 esferas: 2 unidades de diámetro 80 (1 en color oro y 1 en color plata); otras 2 unidades de diámetro 70 (color negro); y, por último, 11 unidades de diámetro 60 (color negro). Dada la buena calidad de los materiales, estas bombas continúan siendo las utilizadas por la productora, sin haber necesitado ningún recambio: "Lo más complicado en la fabricación de las bombas fueron las distintas ventanas móviles de apertura superior. Nuestro cliente nos facilitó los correspondientes planos, con las medidas y posiciones de dichas ventanas, así el resultado es casi exacto al de la versión original israelí", comenta Martínez.

La bomba negra de '¡Boom!'. (MatFiser/EL CONFI TV)
La bomba negra de '¡Boom!'. (MatFiser/EL CONFI TV)

El líquido de las bombas y su mecanismo

Pere Prat, responsable de Ingeniería Técnica de la productora Gestmusic, explica a 'La Información' que el pringoso líquido que se esconde en el interior de las bombas es "un tipo de polímero absorbente de la humedad, similar al que se encuentra en los pañales. A este polímero se le añade agua y colorante alimenticio para dar la sensación de humedad y color, pues originalmente es completamente blanco".

Es por este colorante que la mezcla sí mancha a los concursantes, aunque se lava fácilmente con agua y jabón, como aclara el experto, que también señala que "el producto que sale de la bomba es muy resbaladizo".

En algunas versiones es una sustancia mucho más pringosa que puede incluir desde puré de patatas hasta guacamole

Otro de los aspectos llamativos del programa es la rapidez con la que se recargan las bombas y cómo es el mecanismo para su explosión, unas incógnitas que también despeja Prat: "La mezcla se cambia rápidamente después de cada explosión, desde la parte inferior del escenario. La información relativa a los cables que cortan los concursantes se manda, vía radio, al ordenador que contiene las respuestas y este se encarga de activar, o no, las electroválvulas que controlan el aire comprimido que en última instancia sale disparado de la bomba junto a la mezcla".

Curiosamente este líquido no es el mismo en todas las versiones internacionales del programa, ya que en algunas es una sustancia mucho más pringosa que puede incluir desde puré de patatas hasta guacamole, dando como resultado un líquido que empapa realmente a los concursantes (e incluso al público de las primera filas, con impermeables en algunos países).

Imagen del pringue de versión americana de '¡Boom!'. (FOX)
Imagen del pringue de versión americana de '¡Boom!'. (FOX)

Cambios en la mecánica española

Si echamos la vista atrás, poco o nada tiene que ver el '¡Boom!' de la actualidad con el que viera la luz en 2014, ya que el programa ha experimentado un drástico cambio en su mecánica con el fin de "imprimir una mayor velocidad al juego y más emoción para los concursantes, así como que el pasar a la fase final esté más relacionado con los conocimientos de los integrantes de cada equipo", informaba Antena 3 en una nota de prensa tres meses después del estreno.

Y es que en los inicios del concurso era un único miembro del equipo el que se enfrentaba a las cuatro bombas para acumular dinero, siendo este relevado cada vez que fallaba su respuesta hasta que el grupo se quedase sin concursantes, en cuyo caso era el otro equipo el que pasaba a la segunda ronda. En esta segunda fase los dos representantes de cada equipo (si los dos tenían miembros en activo todavía) se alternaban cortando los cables de una bomba, quedando eliminado el primero que fallase.

La bomba final era anteriormente una única pregunta con 10 respuestas (cables) posibles

El equipo vencedor se enfrentaba a la bomba dorada final, en la cual los jugadores restantes debían hacer frente a una pregunta con 10 respuestas posibles en dos minutos de tiempo. De acertar, se llevarían el bote acumulado.

Desde el cambio en la mecánica ahora todo el equipo compite unido desde el inicio, con la introducción de las 15 minibombas finales como elemento más importante y diferenciador con el cual se genera un clímax final mucho más impactante para el espectador, así como un reto todavía más complicado para los concursantes.

La versión americana de '¡Boom!'. (FOX)
La versión americana de '¡Boom!'. (FOX)

Diferente a la versión USA

Tradicionalmente lo que funciona en la televisión americana se extiende como la pólvora por el resto de países del mundo. Sin embargo, en el caso concreto de '¡Boom!', pocas son las similitudes entre los dos concursos. Concebido como un 'game show' de prime time para el público estadounidense, en 'Boom!' es un único equipo el que se enfrenta a las bombas del programa.

No solo este aspecto lo convierte en un concurso completamente diferente, sino que además su mecánica también dista mucho de la que conocen los espectadores españoles: cada miembro del equipo integrado por tres concursantes va enfrentándose a las seis bombas iniciales (de 5.000, 10.000, 15.000, 20.000, 25.000 y 30.000 euros respectivamente), alternándose mientras sigan con vida en función a los conocimientos sobre el tema que el programa les facilita antes de conocer las preguntas.

La cantidad acumulada tras estas seis bombas, de diferentes mecánicas, constituye el premio del equipo. Es en este punto en el que los participantes deben tomar una decisión: enfrentarse a la bomba final sobre la que solo conocen la temática de la pregunta para pelear por el bote acumulado, y en caso de perder llevarse solo la mitad de su suma, o retirarse con lo ganado.

Los Lobos recogiendo su Récord Guinness. (Antena 3)
Los Lobos recogiendo su Récord Guinness. (Antena 3)

Récord Guinness y el abandono de Pinto

El pasado 10 de octubre Los Lobos se convertían en los concursantes que más tiempo han permanecido ininterrumpidamente en un programa de televisión en el mundo. Así lo certificaba el Récord Guinness entregado a José Pinto, Erundino Alonso, Manuel Zapata y Valentín Ferrero, quienes además de lograr el récord de permanencia también batían el de dinero acumulado al superar los 1,6 millones de euros.

Solo un par de meses después de esta gesta, José Pinto, uno de los miembros más carismáticos del equipo, sorprendía a sus compañeros con la drástica decisión de abandonar el programa de Antena 3. En su lugar llegaba al juego Alberto Sanfrutos, otro de los participantes con los que los concursantes entablaron amistad tras participar en 'Saber y ganar'.

[Muere José Pinto ('¡Boom!'), exmiembro de Los Lobos por un infarto]

Pinto explicaba posteriormente que su decisión respondía a motivos personales, ya que se veía obligado a retomar su vida laboral como ganadero y criador de vacas, una actividad que retomó y compaginó con la labor de imagen de Caja Rural de Salamanca. Tristemente, poco más de dos meses después de su retirada televisiva, el popular salmantino perdía la vida a causa de un infarto.

Los Lobos recogiendo parte de su premio en '¡Boom!'. (Antena 3)
Los Lobos recogiendo parte de su premio en '¡Boom!'. (Antena 3)

La excepción histórica

Los Lobos han supuesto todo un revulsivo para '¡Boom!'. Desde su llegada el concurso no ha hecho más que crecer y fidelizar al público, unos espectadores que han conectado con la sabiduría y el buen hacer de este particular grupo de concursantes.

Es por ello que, como recompensa por su dedicación al programa y para evitar su marcha, como ya ocurriera con Las Extremis (equipo que se vio obligado a abandonar tras 116 entregas por causas laborales), la cadena tomó una decisión histórica: abonar parte del dinero acumulado por los participantes tras 326 emisiones.

Tras 16 meses, ¡Boom!' adelantó a Los Lobos una parte sustanciosa del premio que ya llevaban acumulado. El formato de Gestmusic cambió, por tanto, las reglas establecidas y, por primera vez tras cuatro años de emisiones, dio a los ganadores un importante anticipo de su premio acumulado, en torno al 50% de los casi 1,6 millones de euros que por aquel entonces atesoraba el equipo. 175.000 euros a cada uno.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios