¿Dónde están los perros? La loca historia de los podencos perdidos en el volcán de La Palma
  1. Tecnología
  2. Ciencia
De rescate innovador a misterio sin resolver

¿Dónde están los perros? La loca historia de los podencos perdidos en el volcán de La Palma

Lo que empezó siendo una operación sin precedentes en medio del golpe sufrido en La Palma ha acabado en una desaparición que ha provocado la indignación de los animalistas

Foto: Foto: YouTube.
Foto: YouTube.

Cuatro perros (al principio se creyó que solo era un gato) atrapados entre las coladas de un volcán, que han sobrevivido contra todo pronóstico y esperan, exhaustos y sin dueño aparente, a un rescate imposible presionado por cientos de animalistas. Leyendo solo esto es difícil no imaginar que, de ser cierto, se trata de una noticia redonda. Por eso, cuando se descubrió esta historia en la realidad de La Palma, todos los medios se lanzaron a hablar de estos animales. Cobertura diaria, entrevistas, ayudas altruistas de empresas, opciones de rescates nunca vistas, recogida de dinero, campañas en redes... No faltó detalle. Lo que no se imaginaba nadie, al menos que se sepa, es que el guion aún guardaba un final insospechado y un misterio sin resolver.

Lo que empezó como un drama animal dentro de la tragedia que vive la isla de La Palma desde hace más de un mes, y continuó como un rayo de esperanza, un rescate heroico que podía levantar el ánimo isleño, ha acabado este jueves como algo todavía más extraño o surrealista y que ha generado un terremoto internacional en el incendio de internet. Los podencos han desaparecido y, supuestamente, han sido rescatados por un grupo autodenominado 'Equipo A' que habría entrado a una zona prohibida y peligrosa, saltándose todas las normativas, los consejos de los expertos, y las coladas, para hacerse con los perros y dejar un cartel y un videomontaje de la operación. Ni siquiera el jefe de la Dirección General de Derechos Animales, Sergio García Torres, lo ha aclarado en su 'post' publicado en Facebook para intentar poner luz en lo sucedido. Por si a esta historia rocambolesca no le bastara con el aliciente de un rescate en dron que no se había hecho nunca en la historia.

Foto: La misteriosa pancarta que anuncia el rescate de los perros (YouTube)

¿De dónde salen los perros?

Ahora que ya sabemos lo último acontecido, vamos a por el principio. Todo comienza el pasado 7 de octubre. Ese día, tras más de dos semanas de erupción en La Palma, una asociación de animales canaria llamada Leales.org da la voz de alarma: ha encontrado lo que parecía ser un gato vivo en una especie de estanque vacío en una zona totalmente aislada por la lava de La Palma. Lo encuentran de casualidad, mirando un vídeo grabado por uno de los tantos drones que sobrevuelan las coladas de Cumbre Vieja y lo geolocalizan en la zona de El Paraiso, lindando con Todoque. El aviso tarda poco o nada en volverse viral. La llamada de auxilio acaba por descubrir que no es un gato lo encontrado, que son tres o cuatro perros, la mayoría podencos, y que su vida pende de un hilo ante la pasividad de las autoridades.

Leales y otras asociaciones lanzan pronto las campañas en redes sociales, los grupos animalistas presionan, y los medios ya se hacen eco. El mismo 8 de octubre, ya el Huffpost escribe el primer artículo sobre este asunto, y lo relaciona con un drama aún mayor: La Palma, y en general las islas Canarias, tienen un problema con el abandono de los animales y en especial con los perros, que para más inri son parte fundamental de su nombre y están en su bandera regional. Pero eso solo es el principio. En los siguientes días la presión sube, llega a las televisiones y el día 13 las investigaciones animalistas descubren que son perros los atrapados, al menos 4 en dos estanques. 4 podencos, usados habitualmente para la caza. Todo eso mientras las peleas con las autoridades continúan.

Los mensajes al Cabildo a otras autoridades son constantes, los bomberos de La Palma dan explicaciones sobre por qué no rescatan a los animales, asegurando que no tienen medios para hacerlo, y las investigaciones 'online', recordando 'A los gatos, ni tocarlos: Un asesino en Internet', ponen constantemente en duda las versiones oficiales. Fotos hechas por drones colaboradores del Cabildo se critican el día 11 y la situación cambia de plano. Los perros ya se han hecho notar y tienen el apoyo de medios y redes, ahora toca que los rescaten.

Cámaras y acción

La presencia de los perros ya es un punto informativo más dentro del drama de La Palma, y mientras los terremotos continúan y las coladas amenazan nuevos núcleos poblacionales, como el barrio de La Laguna, la información sobre la situación de los animales no cesa. Ya han conseguido que, según el Cabildo aunque muchas asociaciones y activistas no se lo terminan de creer ni siquiera ahora pues no hay apenas vídeos que lo demuestren, dos compañías les alimenten y mantengan una vigilancia constante de los podencos: Volcanic Life y Ticom Soluciones. Lo hacen, aseguran las empresas, de forma altruista y gastando su propio dinero. Pero ya no basta con eso, la lava puede acabar sepultando estas casas y hay que ir a por ellos.

La movilización por internet continua comandada por Leales, una asociación con la El Confidencial ha contactado pero que no ha recibido respuesta al cierre de este artículo. Tanto es así que encuentran una posible solución de entre hasta 5 ofertas de diferentes empresas y crean un 'crowdfunding' especial en Gofundme. Aerocámaras, una empresa de drones gallega, cree que puede rescatar a los animales con unos drones modificados y una red.

Como el que pesca con una sacadera en la orilla, calculan que con un cebo puesto en el centro de la red, pueden atraer a cada animal y en ese momento el dron saldría volando y lo atraparía. Nunca se ha hecho ni en España ni fuera, pero la ocasión merece la pena, y su iniciativa es aplaudida por todo el planeta a la espera de la aprobación de los técnicos.

La recogida de dinero alcanza los cerca de 15.000 euros y Aerocamaras, a través de su CEO, Jaime Pereira, es entrevistada en todo tipo de programas y noticiarios de toda España. Su nombre incluso sale de nuestro país y llega a cabeceras como Gizmodo, CNN o The Washington Post. Algo novedoso y rompedor que está a punto de hacer algo heroico junto al volcán. Su viaje, que iba a ser sufragado por el dinero recogido por Leales, finalmente se hace sin tener que pagar nada gracias a la ayuda de Iberia y Península, que no solo permiten el viaje, sino que ayudan a llevar todo el material necesario.

La presión popular también acelera la burocracia, y para el día 19, solo 5 días después de lanzar la iniciativa, ya tienen los permisos para probar su rescate y son recibidos entre cámaras y aplausos en la isla. Pero quedaba un último giro.

El equipo 'A' y las conspiranoias

Con todo ya instalado y con un primer vuelo en marcha, Aeronaves descubre este miércoles algo raro: los animales no están. Vuelven a probar, incluso usan cámaras térmicas, pero nada. Ninguno de los perros aparece en las rondas de reconocimiento. Y de repente todo cambia otra vez. Los perros que habían aguantado en la zona durante, se creía, más de 2 semanas, se han esfumado, en principio, sin dejar rastro. El CEO de Aeronaves lo comunica a los medios y el circo vuelve a estallar. La noticia corre como la pólvora por las redes y empiezan las campañas: #Dondeestanlospodencos o #PerrosLaPalma son algunos de los utilizados para hablar de lo ocurrido.

Pero, ¿desde cuándo no están? En las últimas horas de este miércoles y las primeras del jueves, todo se acelera. La empresa que estaba encargada de la alimentación, Volcanic Life, se confiesa en un duro comunicado: "Me gustaría aclarar que nuestra única preocupación ha sido la de alimentar a los animales durante 11 días hasta el pasado lunes (74 vuelos). Como bien dicen apenas hemos publicado videos de las operaciones, ya que no era nuestra prioridad (los videos y la información se trasladaban al puesto de mando de la emergencia), lo que queríamos y estábamos completamente centrados en esta acción (no darnos publicidad ni generar morbo como se está haciendo). La información que podemos dar es que desde el pasado lunes no hemos visto a ninguno de los perros en la zona. Para aquellas personas que solo critican nuestra labor y dicen que no damos información, me gustaría aclarar que hemos estado alimentando a estos perros desde el primer momento (nosotros fuimos quien los encontramos dentro de la Kipuka) de manera altruista y desinteresada, invirtiendo dinero y muchas muchas horas de trabajo".

Frente a estos comentarios, Aerocamaras, que ante las llamadas de este medio ha enviado la declaración ofrecida a los medios y los vídeos con las últimas pruebas que demuestran la presencia de personas en la zona de los estanques, destapa que la relación con el resto de empresas encargadas de los perros ha sido escasa y se ciñe a sus descubrimientos. Poco tiempo después, se destapa el vídeo del Equipo A en el que se muestran fotos de los hasta 6 perros (todos podencos menos uno) junto a la canción de la serie homónima, y una pancarta: 'Fuerza La Palma, los perros están bien'. El misterio está servido.

Durante las últimas horas, varios medios, hablando de fuentes cercanas a los rescatadores, aseguran que esto lo habrían llevado a cabo en la noche del pasado domingo, e incluso se habla de que podrían haberlo hecho sus propios dueños, según el medio Club de Caza. Un giro insospechado por el que unas pocas personas habrían atravesado coladas a más de 100 grados, en puntos cercanos al volcán, para poder llevarse a los animales contra las recomendaciones y las medidas de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y todo lo orquestado desde hace días. Pero su explicación se aleja de la versión del jefe de la Dirección General de Derechos Animales que asegura que los rescatadores son personas anónimas y cercanas al movimiento de protección animal.

En internet, las teorías no cesan e incluso llegan a relacionar al Cabildo con todo esto mientras los medios que se han hecho eco del rescate, como el palmero Palmerus.es dejan caer ciertos ataques al Pevolca y a las compañías que organizaban el rescate con drones. Lo único cierto es que los perros no están, que hay huellas en la ceniza, y que la pancarta, según los vídeos de los drones, existe.

Rescate Mascotas Bomberos Canarias
El redactor recomienda