SEGUNDA PEOR CIFRA EN 42 AÑOS

El hielo marino del Ártico está bajo mínimos (y eso son malas noticias para el planeta)

La extensión de océano Ártico ha quedado este verano en 3,74 millones de kilómetros cuadrado, la peor cifra desde 2012

Foto: Ártico (CC/ArcticRoute)
Ártico (CC/ArcticRoute)

El hielo marino que cubre el océano Ártico ha alcanzado este verano su segunda extensión más reducida en los 42 años de registros que se realizan a través de satélites.

Según señalan los científicos, la extensión de mar ártico ha quedado este verano en 3,74 millones de kilómetros cuadrados, lo que supone su cifra más baja desde 2012, cuando el hilo de la zona se redujo a 3,41 millones de kilómetros cuadrados.

2012 destacó por algunas tormentas tardías que ayudaron a romper el hielo difuso llegando a su mínimo de septiembre. 2020 no tuvo eso, pero hubo algunas condiciones muy cálidas, especialmente en el lado siberiano del océano, que hicieron que se derritiera gran parte del principio de la temporada.

Descenso década a década

En comparación con los datos el año 2012, este año hay más hielo en el mar de Beaufort, pero menos en las regiones de Laptev y en el este de Groenlandia.

"Siempre vamos a tener un bajo nivel de hielo marino; nunca va a volver a ser como era en los años 80 o 90"

Es normal que el hielo marino del Ártico se expanda durante el invierno cada año y se derrita de nuevo en verano, pero los mínimos de septiembre, teniendo en cuenta cierta variabilidad, se están haciendo cada vez más reducidos a medida que el norte polar se calienta.

Existe una tendencia descendente cada septiembre, el mes que tradicionalmente tiene menos hielo, desde que los satélites comenzaron a monitorizar el hielo en 1979. Se calcula que este descenso es del 13 por ciento cada década.

Deshielo del mar ártico. Foto: EFE
Deshielo del mar ártico. Foto: EFE

Y el futuro no es halagüeño. Los modelos informáticos proyectan que el hielo marino de verano estará regularmente por debajo de un millón de kilómetros cuadrados a finales de este siglo.

Esas son muy malas noticias para el planeta, ya que el hielo marino ayuda a enfriar el Ártico y el resto de la Tierra. En su ausencia, más luz solar será absorbida por las aguas superficiales del océano, lo que provocará un mayor calentamiento global y una mayor pérdida de hielo.

La Antártida, mucho mejor

"Siempre vamos a tener un bajo nivel de hielo marino; nunca va a volver a ser como era en los años 80 o 90", explica Julienne Stroeve, del Centro de Observación y Modelización Polar del University College de Londres ( Reino Unido) en declaraciones a BBC.

Al mismo tiempo, en la Antártida, la extensión del hielo marino está ahora muy por encima de la media y dentro del rango de las diez extensiones de hielo más grandes registradas, lo que subraya su alta variabilidad de un año a otro. El máximo anual de hielo marino antártico suele ocurrir a finales de septiembre o principios de octubre.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios