El clima hizo a los mastodontes unos grandes migrantes (y provocó su extinción)
  1. Tecnología
  2. Ciencia
DURANTE 800.000 AÑOS

El clima hizo a los mastodontes unos grandes migrantes (y provocó su extinción)

Viajaron cientos de kilómetros por el continente americano huyendo de los climas helados y buscando los más cálidos

Foto: El clima hizo a los mastodontes unos grandes migrantes (y provocó su extinción)
El clima hizo a los mastodontes unos grandes migrantes (y provocó su extinción)

Los mastodontes americanos, un animal prehistórico similar al mamut, emigraron constantemente por el continente americano durante 800.000 años a causa del cambio climático, antes de extinguirse hace 11.000 años, según un nuevo estudio.

El clima fue un gran motivador para el mastodonte americano. A causa de los fuertes cambios de temperaturas durante los períodos glaciares (muy frías) e interglaciares (más cálidas), estos animales prehistóricos estuvieron desplazándose miles de kilómetros de una parte a otra del continente americano durante 800.000 años.

"Los datos genéticos muestran una fuerte señal de migración, moviéndose de un lado a otro a través del continente, impulsada enteramente por el clima", explica a CNN el coautor del estudio Hendrik Poinar, genetista evolutivo y director del Centro de ADN Antiguo de la Universidad McMaster (Canadá).

Menor variedad genética

Una parte de la población de mastodontes se desplazó hacia el norte durante los tiempos cálidos para buscar arbustos y ramas de árboles, diferenciándose de los mamuts lanudos (sus parientes animales), que prosperaban en ambientes más fríos y helados. Una vez que cambió de nuevo el clima, volvieron a desplazarse

"Es difícil pensar que el clima no jugó un papel importante cuando estos animales claramente tuvieron respuestas tan drásticas"

Los investigadores estudiaron los fósiles de 33 mastodontes diferentes y pudieron reconstruir el ADN de sus dientes, colmillos y huesos. El ADN reveló cinco grupos distintos de mastodontes. Dos provenían del este de Beringia, una región que una vez unió Rusia con los EE.UU., y esos grupos fueron el resultado de las migraciones a esta zona durante los períodos cálidos interglaciales.

Los grupos que migraron hacia el norte del Ártico durante estos períodos cálidos eran menos diversos genéticamente, lo que significa que eran muy similares entre sí. Esto los hizo más vulnerables a la extinción, según revelan los científicos.

Unos colmillos de mastodonte. Foto: EFE
Unos colmillos de mastodonte. Foto: EFE

Los mastodontes se extinguieron hace unos 11.000 años, más o menos al mismo tiempo que desaparecieron otros grandes animales terrestres, como los mamuts lanudos, los megaterios y los dientes de sable.

Pero entender por qué estos grandes animales terrestres se extinguieron es más difícil. Los científicos creen que la culpa es de una combinación de varios factores: competencia por la comida, cambio climático y caza excesiva de los primeros humanos.

Aplicación a animales actuales

El estudio, publicado en la revista científica 'Nature Communications', "ilustra aún más que la extinción de los mastodontes y otros grandes animales fue probablemente mucho más matizada de lo que mucha gente piensa", señalan los autores. "Es difícil pensar que el clima no jugó un papel importante cuando estos animales claramente tuvieron respuestas tan drásticas".

"Estudiamos esto para ver si podemos encontrar pistas sobre cómo las especies existentes pueden responder a eventos como el calentamiento antropogénico que estamos experimentando ahora"

Pero el estudio también proporciona pistas para los animales que actualmente están experimentando y reaccionando al cambio climático, como los alces y los castores.

Foto: El misterioso círculo de huesos de mamut que da nuevas pistas sobre la edad de hielo

"Una gran parte de la razón por la que estudiamos estas especies extintas es para ver si podemos encontrar pistas sobre cómo las especies existentes pueden responder a eventos como el calentamiento antropogénico que estamos experimentando ahora", añade Emil Karpinksi, autor principal del estudio y miembro del departamento de Biología de la Universidad McMaster.

A medida que el clima se calienta, estas poblaciones actuales han expandido sus rangos hacia el norte cientos de kilómetros cada siglo, El peligro es que sus poblaciones del sur se pierdan.

Si estas poblaciones del norte en expansión son genéticamente similares entre sí, como los mastodontes del norte, esto podría tener consecuencias a largo plazo para su conservación.

"Eso es siempre una señal de peligro para las especies de vertebrados", afirman los investigadores. "Si se pierde la diversidad genética, se está perdiendo la capacidad de responder a nuevas condiciones".

Animales Cambio climático ADN Hielo Frío Inmigración Emigración Clima Prehistoria
El redactor recomienda