Encuentran en México uno de los mayores cementerios de mamut de todos los tiempos
  1. Tecnología
  2. Ciencia
RESTOS DE MÁS DE 60 ANIMALES Y 15 HUMANOS

Encuentran en México uno de los mayores cementerios de mamut de todos los tiempos

Durante la construcción de un nuevo aeropuerto, aparecieron bajo el suelo una serie de huesos de mamut: lo que no podían saber es que se trataba de un descubrimiento único

placeholder Foto: Imagen de parte de los huesos encontrados en la excavación. (FOTO: INAH)
Imagen de parte de los huesos encontrados en la excavación. (FOTO: INAH)

Casi por casualidad, un equipo de investigadores ha encontrado uno de los mayores cementerios de mamut conocido hasta la fecha. Todo comenzó en octubre de 2019, cuando dio inicio la construcción del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, a unos 73 kilómetros al norte de Ciudad de México. Los obreros estaban realizando los primeros trabajos para despejar el terreno y cuál fue su sorpresa cuando comenzaron a desenterrar una serie de largos huesos de los que no se tenía conocimiento hasta el momento.

Cuando los expertos llegaron hasta la zona, comenzaron las excavaciones para descubrir de qué se trataba y pronto tuvieron una respuesta: eran huesos de mamut. Por ello, comenzaron a trabajar en la zona para desenterrar cualquier tipo de evidencia sobre este gigantesco animal que pisó la tierra hace miles de años, momento en el que se dieron cuenta de que estaban frente a algo insólito: no había ni uno, ni dos huesos; ni tan siquiera uno o dos animales; sino que hasta en tres puntos diferentes junto al aeropuerto fueron capaces de encontrar 60 mamuts enterrados en esa zona.

Foto: El mercado de Guangzhou, en China. (EFE)

Según explica Francisco Sánchez Navarro, coordinador de Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), los huesos de mamut datarían de unos 30.000 años. Pero, ¿qué hacían allí? En aquel tiempo, correspondiente al último periodo glacial, este área se correspondía con la orilla del lago Xaltocan, por lo que estos impresionantes animales acudían a esta zona de manera habitual para refrescarse. Lo que no sabían es que también era una trampa natural, aprovechada por los seres humanos para cazarlos, con lo que poder alimentarse de su carne y utilizar sus pieles y su marfil.

Los expertos consideran que no se trataría de un cementerio al uso, sino de una zona utilizada por la especie humana para cazar mamuts. Porque, al tratarse de una zona rica en agua, es muy posible que existiesen terrenos embarrados en los que estos pesados animales se quedasen atrapados, facilitando así las labores de caza. Por esa razón, podrían haber aparecido tantos animales juntos, hallados en tres partes bien diferenciadas junto a la zona donde se construirá el nuevo aeropuerto.

Según las primeras pruebas, estos sesenta animales se tratarían de mamuts colombinos, una especie que vivió en toda América del Norte durante la época del Pleistoceno, es decir, desde hace 2,6 millones de años hasta hace unos 11.700 años. A pesar de la búsqueda, en esta zona no se encontraron restos del famoso mamut lanudo, aunque no se descarta que en algún enterramiento cercano pudieran aparecer en próximas fechas, si bien es cierto que este tipo de animal es más común en latitudes más al norte dentro del continente.

Pero según confirmó el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México a través de un comunicado, junto a este cementerio de mamut también encontró el enterramiento de 15 humanos de tiempos prehispánicos. En este caso, se considera que vivieron entre el año 950 y 700 a. C., y los expertos creen que se trataban de granjeros por el tipo de utensilios que aparecieron junto a ellos, tales como ollas, cuencos o figuras de arcilla. La fertilidad de estas tierras explicaría la presencia de granjas en esta precisa zona.

placeholder (FOTO: INAH)
(FOTO: INAH)

Más mamuts

Curiosamente, a poco menos de 10 kilómetros de este punto se encontraron en noviembre de 2019 otras dos grandes zonas llenas de huesos de mamut, que databan aproximadamente de hace 15.000 años. En este caso, existía la duda de si estos animales acudían a estos pozos de manera voluntaria para refrescarse o era el ser humano quien los llevaba hasta allí a modo de emboscada, donde sería más fácil atraparlo. Las pruebas halladas en el caso del aeropuerto, podrían indicar que ambas localizaciones representaban zonas de caza humana.

Ahora, un equipo de 30 arqueólogos y tres conservacionistas se encargarán de estudiar los restos de estos mamuts encontrados, con los que pueden encontrar una serie de valiosas pistas sobre la vida en el Pleistoceno. Gracias a estos restos, podrían conocerse detalles como qué comieron, si tenían algún tipo de problema de salud o, incluso, saber cuánto tiempo eran capaces de vivir. Será en los próximos meses cuando estén disponibles los resultados, un análisis de unos de los animales más espectaculares que nunca antes han pisado la Tierra.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
México Animales Historia Caza
El redactor recomienda