Hallan fósiles de un combate a muerte entre animales de hace 200 millones de años
  1. Tecnología
  2. Ciencia
UN CALAMAR GIGANTE Y UN PEZ

Hallan fósiles de un combate a muerte entre animales de hace 200 millones de años

Un calamar jurásico, denominado Clarkeiteuthis montefiorei, sostiene entre sus mandíbulas a un pez similar al arenque (Dorsetichthys bechei)

Foto: Hallan fósiles de un combate a muerte entre animales de hace 200 millones de años
Hallan fósiles de un combate a muerte entre animales de hace 200 millones de años

Investigadores británicos y estadounidenses han descubierto el ejemplo más antiguo conocido de una criatura similar a un calamar que atacaba a su presa, en un fósil que data de hace casi 200 millones de años.

Se trata de un nuevo análisis de un fósil encontrado en la costa sur de Inglaterra en el siglo XIX y los científicos han acreditado que se trata de una criatura similar al calamar jurásico denominada Clarkeiteuthis montefiorei que sostiene entre sus mandíbulas a un pez similar al arenque (Dorsetichthys bechei). Los expertos afirman que la posición de los brazos, alrededor del cuerpo del pez, sugiere que esto no es una peculiaridad fortuita de la fosilización, sino que registra un evento paleobiológico real.

Foto: El calamar gigante medía 4 metros de longitud y pesaba 110 kilos (Foto: NIWA)

Los investigadores, además, han datado este hecho, que calculan que se produjo en el período Sinemuriense (hace entre 190 y 199 millones de años), anterior a cualquier muestra similar registrada previamente en más de 10 millones de años. "Esto es un fósil de lo más inusual, si no extraordinario, ya que los eventos de depredación sólo se encuentran muy ocasionalmente en el registro geológico. Señala un ataque particularmente violento que, en última instancia, parece haber causado la muerte, y la posterior preservación, de ambos animales", explica Malcolm Hart, profesor emérito de la Universidad de Plymouth (Reino Unido) y autor principal del estudio, en declaraciones recogidas por Phys.org.

Dos hipótesis

En su análisis, los investigadores sostienen que los restos fosilizados indican un incidente brutal en el que los huesos de la cabeza del pez fueron aparentemente aplastados por su atacante. Respecto a cómo los dos animales llegaron a ser preservados juntos por la eternidad, los científicos manejan dos hipótesis.

La primera sugiere que el pez era demasiado grande para su atacante o se quedó atascado en sus mandíbulas, lo que hizo que la pareja, ya muerta, se asentara en el fondo marino donde quedaron preservados. Alternativamente, el Clarkeiteuthis llevó a su presa al fondo marino para evitar la posibilidad de ser atacado por otro depredador. Sin embargo, al hacerlo entró en aguas bajas en oxígeno y se asfixió.

Animales Prehistoria Paleontología
El redactor recomienda