22.000 VECES MÁS GRANDE QUE LA TIERRA

Descubren una burbuja masiva alrededor de Urano

Se denomina plasmoide y es habitual en los planetas, aunque es la primera vez que se descubre en un planeta frío

Foto: La gélida atmósfera de Urano
La gélida atmósfera de Urano

Científicos de la NASA, tomando datos de hace 30 años de la nave espacial Voyager 2, han encontrado la firma de una burbuja masiva de gas que podría haber robado parte de la atmósfera gaseosa de Urano.

Los investigadores, que estaban trabajando en el desarrollo de una nueva propuesta de misión para Urano y Neptuno, observaron, en las lecturas del magnetómetro de la Voyager 2, una señal magnética peculiar. Al parecer se trata de un plasmoide (una estructura o bolsa de plasma repleta de partículas cargadas) que se canaliza lejos de Urano a causa de su campo magnético.

Perder este tipo de plasmoides puede transformar dramáticamente un mundo durante un largo período de tiempo, y estudiarlos puede proporcionar una visión de cómo los planetas viven y mueren, según sostienen los astrónomos."Esperábamos que Urano probablemente tendría plasmoides; sin embargo, no sabíamos exactamente cómo se verían", sostiene Gina DiBraccio, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, que añade que estos plasmoides se parecen bastante a los vistos en Saturno o Júpiter, pero robando relativamente más masa: este plasmoide formó un cilindro aproximadamente 22.000 veces más grande que la Tierra.

Clave para ver cómo se forman los planetas

Lo que llama la atención es que es la primera vez que se ve una burbuja magnética en un planeta frío como Urano (en la Tierra también se producen, pero con muchísima menor intensidad). Esto demuestra que no solo la atmósfera de Urano también se escapa, sino también las peculiares dinámicas del campo magnético de este frío planeta.

"Esperábamos que Urano probablemente tendría plasmoides; sin embargo, no sabíamos exactamente cómo se verían"

Es difícil determinar la importancia relativa de este proceso en la atmósfera global de Urano de cara a su atmósfera global. Los investigadores calculan que las eyecciones de plasmoides podrían representar que entre el 15 y el 55% de la atmósfera del planeta se escapa al espacio, aunque la falta de más datos condiciona un análisis más profundo. Por ello, los investigadores demandan una nueva misión para recabar datos de Urano y de Neptuno.

"La naturaleza de la circulación magnetosférica y los procesos de pérdida de masa siguen siendo temas sobresalientes y esenciales tanto en Urano como en Neptuno. Con el fin de determinar definitivamente las contribuciones relativas de la rotación planetaria y la fuerza del viento solar en la conducción de la dinámica global del plasma, serán necesarias nuevas mediciones in situ. Hasta entonces, las enigmáticas magnetosferas gigantes de hielo esperan una mayor exploración", exponen los autores en declaraciones recogidas por Popular Science.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios