ESTUDIA RADIACIÓN Y ROTACIÓN

¿Hay vida en otros planetas? Idean un nuevo sistema para descubrirlo

Según los investigadores, si se puede predecir qué planetas son más propensos a albergar vida, se puede ayudar a los científicos a saber dónde buscar

Foto: Recreación de una estrella enana roja. Foto: Northwestern University
Recreación de una estrella enana roja. Foto: Northwestern University

Un grupo de investigadores de la Universidad Northwestern (Estados Unidos) han ideado una nueva herramienta para ver qué condiciones hacen que un planeta sea habitable, combinado el modelado climático en 3D con la química atmosférica. Esta nueva herramienta podría ayudar a los astrónomos en la búsqueda de planetas que puedan albergar vida.

Los investigadores centraron su estudio en los planetas que orbitan alrededor de las estrellas enanas rojas, que comprenden aproximadamente el 70% de la población galáctica total. Con esta herramienta, los investigadores han redefinido las condiciones que hacen que un planeta sea habitable, teniendo en cuenta la radiación de la estrella y la tasa de rotación del planeta.

Descubrieron que los planetas que orbitan estrellas activas, aquellas que emiten mucha radiación ultravioleta (UV), pierden mucha agua por la evaporación, mientras que los planetas que giran alrededor de estrellas inactivas o silenciosas tienen más probabilidades de mantener agua líquida que sustente la vida.

El problema de la radiación

Los investigadores también observaron que los planetas con capas delgadas de ozono, que tienen temperaturas superficiales capaces de albergar vida, reciben niveles peligrosos de radiación ultravioleta, algo que los hace peligrosos para la vida superficial compleja.

Los investigadores se han centrado en exoplanetas, aquellos que se encuentran fuera de nuestro Sistema Solar

"Durante la mayor parte de la historia humana, la cuestión de si la vida existía o no en otro lugar ha pertenecido sólo al ámbito filosófico", ha señalado a EurekAlert Howard Chen, primer autor del estudio. "Es sólo en los últimos años que hemos tenido las herramientas de modelado y la tecnología de observación para abordar esta pregunta".

Para tener la posibilidad de albergar una vida compleja, los planetas necesitan ser capaces de mantener agua líquida. Si un planeta está demasiado cerca de su estrella, entonces el agua se evapora por completo y si un planeta está demasiado lejos de su estrella, entonces el agua se congelará, y el efecto invernadero será incapaz de mantener la superficie lo suficientemente caliente para la vida.

Averiguar la zona Goldilocks

Delimitar correctamente cuál es el área correcta de habitabilidad de un planeta, llamada zona Goldilocks, ha sido una de las grandes preocupaciones de los investigadores, ya que no es fácil calcular qué tan cerca es demasiado cerca y qué tan lejos es demasiado lejos para que un planeta pueda albergar el agua líquida y, consecuentemente, la posibilidad de ser habitable.

Si un planeta está muy cerca o muy lejos de su estrella, no hay posibilidades de vida

Los investigadores de la Universidad Northwestern se han centrado en exoplanetas, que están fuera del Sistema Solar, para identificar las zonas habitables dentro de los planetas que se encuentran dentro de los sistemas de estrellas enanas rojas.

Acoplando un modelado climático 3D con fotoquímica y química atmosférica, los científicos han construido una imagen más completa de cómo la radiación ultravioleta de una estrella interactúa con los gases, incluyendo vapor de agua y ozono, en la atmósfera del planeta.

En sus simulaciones, encontraron que la radiación de una estrella juega un factor decisivo en si un planeta es habitable o no. Específicamente, descubrieron que los planetas que orbitan las estrellas activas son vulnerables a perder cantidades significativas de agua debido a la evaporación.

El equipo también encontró que muchos planetas que se suponían habitables no podían albergar vida a causa de sus finas capas de ozono, ya que permite que pase demasiada radiación ultravioleta, algo que sería peligroso para la vida en la superficie.

¿Estamos solos?

"Ha sido difícil adaptar estos modelos porque fueron diseñados originalmente para condiciones basadas en la Tierra", ha indicado Daniel Horton, otro de los miembros del equipo de investigación. "Ha sido un reto modificar las condiciones del entorno y lograr ejecutar los modelos con éxito".

Horton y Chen creen que esta información ayudará a los astrónomos observacionales en la búsqueda de vida en otros lugares. Los instrumentos, como el Telescopio Espacial Hubble y el Telescopio Espacial James Webb, tienen la capacidad de detectar vapor de agua y ozono en exoplanetas. Sólo necesitan saber dónde buscar.

"¿Estamos solos?", es una de las preguntas más grandes sin respuesta", ha indicado Chen. "Si podemos predecir qué planetas son más propensos a albergar vida, entonces podríamos estar mucho más cerca de responderla".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios