WASP-76B, A 390 AÑOS LUZ DE LA TIERRA

Descubren un planeta en el que llueve hierro

Sus elevadas temperaturas, entre 2.400 y 1.500 grados, hace que se vaporice el hierro y pueda caer en forma de precipitación

Foto: Ilustración del ultra caluroso exoplaneta WASP-76b Foto:  ESO M. Kornmesser Handout via REUTERS
Ilustración del ultra caluroso exoplaneta WASP-76b Foto: ESO M. Kornmesser Handout via REUTERS

En la constelación de Piscis, a 390 años luz de la Tierra, se encuentra un planeta con una temperatura infernal. Conocido como WASP-76b, se trata de un gigante gaseoso en donde las temperaturas son superiores a los 2.400 grados, lo que provoca que se vaporice el hierro y pueda caer en forma de precipitación.

Un equipo internacional con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha publicado su trabajo en la revista 'Nature', explica el proceso en WASP-76b. Este extraño fenómeno tiene lugar porque el planeta donde "llueve hierro" sólo muestra una cara, su lado de día, a su estrella madre; su lado nocturno, más fresco (1.500 grados), permanece en la oscuridad.

En su lado diurno, recibe miles de veces más radiación de su estrella madre que la Tierra del Sol. "Hace tanto calor que las moléculas se separan en átomos y metales como el hierro se evaporan a la atmósfera". Pero en la parte nocturna, la temperatura se enfría lo suficiente para que el vapor de hierro se condense de nuevo en líquido abrasador que luego llueve hacia el interior del planeta, "Se podría decir que este planeta se vuelve lluvioso por la noche, excepto que llueve hierro", señala el astrofísico David Ehrenreich, de la Universidad de Ginebra (Suiza), en declaraciones recogidas por Science Alert.

Diferencias de temperatura extremas

WASP-76b, cuyo descubrimiento fue anunciado en 2016, es un tipo de planeta conocido como Júpiter caliente, con menor masa que este, tiene un tamaño de 1,8 veces el del planeta gigante de nuestro Sistema Solar, gracias a su estado gaseoso. Orbita a unos 5 millones de kilómetros de su estrella, que es a la vez más grande y más caliente que nuestro Sol: 1,5 veces la masa del Sol, 1,8 veces el tamaño, y con una temperatura de alrededor de 6.000 grados (el Sol es 5.500).

"Se podría decir que este planeta se vuelve lluvioso por la noche, excepto que llueve hierro"

Los datos del instrumento, ESPRESSO, instalado en el interferómetro del Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral en Chile sugieren que, en planetas como WASP-76b, la diferencia de temperatura extrema entre los dos lados debería generar fuertes vientos. Esto, y la rotación del planeta, debería empujar vapor de hierro alrededor del planeta, y los átomos del lado diurno deberían recombinarse en moléculas en el lado nocturno, lo que haría posible la lluvia de hierro.

"Las observaciones muestran que el vapor de hierro es abundante en la atmósfera del lado caliente del día de WASP-76b", señala astrofísica María Rosa Zapatero Osorio, del Centro de Astrobiología de España. "Una fracción de este hierro se inyecta en el lado nocturno debido a la rotación del planeta y a los vientos atmosféricos. Allí, el hierro se encuentra con ambientes mucho más fríos, se condensa y cae como lluvia".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios