En el aire puede aguantar hasta tres horas

Tres días en el plástico y 1 en cartón: ¿cuánto aguanta el coronavirus en las superficies?

Un nuevo estudio demuestra que el virus tiene unos periodos de estabilidad sobre distintas superficies muy similares a su antepasado el SARS, pero hay algunas diferencias

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Autor
Tiempo de lectura5 min

Es una de las grandes dudas que aún tenemos sobre el virus. Cuando salimos a comprar o a trabajar, o cuando nos traen algo a casa durante estos días, normalmente pensamos si el virus puede seguir en esas superficies, o cómo debemos tratar la ropa o los objetos con que salimos. Como ocurre con todo lo que tiene que ver con este coronavirus, al ser algo tan nuevo no podemos dar datos exactos, pero ya hay estudios que dan mucha información al respecto. El último incluso lo compara con su antepasado, el SARS, y da tiempos exactos tras haber probado en laboratorios dicho virus.

La investigación ha sido realizada por los científicos de los Institutos Nacionales de Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Princeton, y ha sido publicada en 'The New England Journal of Medicine'. En ella, han probado la estabilidad del virus SARS-CoV-2 y la del SARS-CoV-1 en hasta cinco superficies (aire, plástico, acero inoxidable, cobre y cartón), y para ello han utilizado aerosoles que funcionan como recreaciones de los estornudos o la tos humana.

Los resultados no dan respuesta a todas nuestras dudas sobre las superficies, ya que la investigación no habla de los posibles cambios en caso de mayor temperatura o humedad, por ejemplo, ni se han analizado todos los materiales posibles, pero sí dan datos muy interesantes para que nos hagamos una idea del aguante de este contagioso virus. Además, lo compara con su antepasado, que ya generó un gran problema en China pero no causó ni la mitad de problemas que este fuera de sus fronteras.

En concreto, en las pruebas hechas por los laboratorios, el SARS-CoV-2, el actual, aguantó hasta tres horas en el aire, dando una idea de cómo de estable es en el ambiente tras un estornudo o un ataque de tos. Eso sí, baja considerablemente su carga vírica por litro de aire que haya en el ambiente. Un resultado muy similar al del SARS que descubrimos en 2003. Además, se ha demostrado que el virus es mucho más estable en el plástico y el acero inoxidable que en el cobre y cartón, siguiendo los patrones que indicaban los expertos.

Foto: 'The New England Journal of Medicine'.
Foto: 'The New England Journal of Medicine'.

Si hablamos de horas, el virus aguantó hasta 72 horas desde su aplicación en acero y plástico, aunque la carga del virus se redujo considerablemente después de 72 horas en plástico y después de 48 horas en acero inoxidable. En cobre, no se encontraron restos de SARS-CoV-2 después de cuatro horas, aguantando la mitad de tiempo aquí que el SARS primigenio. Sobre cartón, no se midió el SARS-CoV-2 viable después de 24 horas.

Tres días en el plástico y 1 en cartón: ¿cuánto aguanta el coronavirus en las superficies?

Por último, los investigadores señalan que estos son los tiempos máximos en los que han encontrado restos del virus que sean viables para el contagio, pero dejan claro que su degradación se nota mucho a las pocas horas de impregnar una superficie. En el aire, la durabilidad media es de aproximadamente una hora, mientras que en el acero es de cinco horas, y de seis en el plástico.

¿Qué pasa con el resto de superficies?

Aunque no hay estudios para todas las superficies y materiales con los que solemos convivir, sí que hay algunas investigaciones similares a la explicada anteriormente, aunque sean menos profundas. Por ejemplo, un análisis de unos investigadores chinos descubrió que el virus puede durar días en una superficie, aumentando el riesgo de transmisión si las personas la tocan y luego se frotan la cara. Este tiempo de permanencia depende de factores como la temperatura y el tipo de superficie.

Por ejemplo, con una temperatura en torno a los 37 grados, siempre según estos investigadores, puede sobrevivir durante dos o tres días en vidrio, tela, metal, plástico o papel. Además, el mismo estudio, hecho sobre contagios en la provincia de Hunan (China), hablaba de que la separación real entre personas debía ser de unos cuatro metros, contradiciendo el consejo de las autoridades sanitarias de todo el mundo de que las personas deben permanecer separadas a una "distancia segura" de uno a dos metros.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

De momento, no hay más investigaciones al respecto, aunque lo que sí podemos tomar es el ejemplo del SARS, que ya se demostró que en papel puede aguantar hasta cinco días, en madera cuatro, en vidrio otros cuatro y en las batas médicas desechables hasta dos. Son datos que se deben coger con pinzas pero sirven para tomar precauciones en cuanto a todo lo que nos rodea.

Virus casi iguales

Visto esto, queda otra duda en el ambiente: si el SARS de 2003 y el actual son tan parecidos, ¿por qué uno ha llegado tan lejos y el otro no? Bueno, los investigadores estadounidenses señalan, aunque no profundizan en ello, que el motivo puede ser la capacidad de contagiar sin haber tenido síntomas. Ya hay varios estudios que señalan esta diferencia fundamental como clave para el cambio de situación y estos expertos también se agarran a esta teoría.

"La investigación indica que las diferencias en las características epidemiológicas de estos virus probablemente surgen de otros factores, incluidas las altas cargas virales en el tracto respiratorio superior y la posibilidad de que las personas infectadas con SARS-CoV-2 eliminen y transmitan el virus mientras están asintomáticos", apuntan los autores.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios