anosmia

La pérdida de olfato y gusto podría ser otro síntoma frecuente del coronavirus Covid-19

El director del Instituto de Virología del Hospital de Bonn ofrece algunos datos extraídos de su evaluación de cerca de un centenar de pacientes infectados

Foto: La anosmia es la pérdida del sentido del olfato
La anosmia es la pérdida del sentido del olfato
Autor
Tiempo de lectura4 min

Casi todas las personas del mundo saben, a día de hoy, cuáles son los síntomas del coronavirus Covid-19 o, al menos, los que se conocen hasta ahora. Los tres que han sido clave a la hora de decidir si se hacían o no los test de diagnóstico han sido la fiebre, la tos seca y las dificultades para respirar, si bien este último es un síntoma más grave y en pacientes leves incluso pueden darse muchos otros síntomas, también leves. En algunos pacientes se han confirmado síntomas como congestión nasal, dolor de garganta o incluso diarrea, siempre apareciendo de manera gradual y sin llegar a ser graves. El director del Instituto de Virología del Hospital Universitario de Bonn, Hendrik Streeck, después de haber entrevistado y recogido muestras de una gran cantidad de pacientes contagiados por el coronavirus en el distrito de Heinsberg, ha señalado en una entrevista con el 'Frankfurter Allgemeine' que la pérdida de olfato y gusto es bastante común entre los infectados, llegando incluso a alcanzar los dos tercios de los pacientes evaluados por su equipo.

[Última hora del coronavirus]

"Casi todas las personas que hemos entrevistado, unos dos tercios, describieron pérdida de olfato (anosmia) y sabor durante varios días, llegando tan lejos que incluso una madre no era capaz de oler el pañal de su hijo. Otros pacientes no eran capaces de oler el champú, y la comida empezaba a tener un sabor muy suave", ha explicado el doctor, que sostiene que todavía no se puede decir con claridad "cuándo aparecen estos síntomas", si bien todo apunta a que es "hacia el final de la infección".

Los datos que maneja Streeck se extraen de su propia evaluación de los pacientes, por lo que hay que tener en cuenta que el médico entrevistó y obtuvo muestras de cerca de un centenar de infectados. "El paciente común muestra solo síntomas leves. Un estudio realizado en la ciudad china de Shenzhen mostró que el 91% de los infectados solo mostraban síntomas de leves a moderados, con tos seca e irritable y posiblemente fiebre. En nuestro caso también hay una pérdida del olfato y del gusto, y hemos visto que la diarrea ha sido más común de lo que se pensaba hasta ahora, afectando a un 30% de los infectados", indica el doctor.

Investigación del nuevo coronavirus en China (EFE)
Investigación del nuevo coronavirus en China (EFE)

El problema del virus que provoca el Covid-19, para este doctor es el mismo que para el resto de los epidemiólogos: "Es menos peligroso que el SARS, por ejemplo, pero es mucho más infeccioso porque el virus va saltando de garganta en garganta, por así decirlo", explica. "Pero esto también es una ventaja: dado que el SARS se replica en los pulmones no es tan infeccioso pero es, definitivamente, más peligrosos. El SARS-CoV-2 es menos probable que llegue a los pulmones, pero si lo hace provoca casos severos", señala. Es el mismo punto en el que se encuentran muchos epidemiólogos: este nuevo virus no tiene mucha mortalidad pero sí muchísima capacidad de transmisión, que da lugar a muchos casos en poco tiempo. Muchos casos multiplicados por relativamente poca mortalidad, siguen dando lugar a demasiadas muertes: cerca de 4.000 hasta el momento, cuando ni SARS ni MERS llegaron a superar el millar.

¿Por qué la baja tasa de mortalidad alemana?

Entre otros temas, Streeck fue preguntado acerca de algo que asombra fuera de las fronteras alemanas: el hecho de que mientras en otros países la mortalidad es relativamente alta (debido a la tasa de contagios), en Alemania se mantiene una tasa de letalidad muy baja, del 0,2%. No es que Alemania esté contando "casos de menos", como se ha dicho, sino que allí la estrategia se centró, en parte, en la detección temprana del virus. Hendrik Streeck asegura "no estar sorprendido en absoluto" por los datos de su país. "En Italia solo se hacían pruebas en los casos sintomáticos muy difíciles", explica.

Según el estudio mencionado anteriormente realizado en la ciduad de Shenzhen, los niños también se infectan con este patógeno, con la misma frecuencia que los adultos, pero desarrollan síntomas leves o nulos. "Si uno sigue este estudio y asume que el 91% de los casos solo experimenta síntomas leves o moderados, los italianos se concentraron únicamente en el otro 9%".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios