Muertos "con" o "de" Covid-19

No, Alemania no "está contando de menos" a sus muertos por coronavirus

Tiene una tasa de letalidad del 0,2%. Según algunas teorías, estaría contabilizando solo los muertos "de" coronavirus, no aquellos con Covid-19 pero que mueren de otras enfermedades

Foto: German chancellor angela merkel holds a news conference about the coronavirus outbreak disease (covid-19) in berlin
German chancellor angela merkel holds a news conference about the coronavirus outbreak disease (covid-19) in berlin

Mientras Italia supera ya los 2.158 muertos por coronavirus (una altísima tasa de letalidad del 7,7%) y España reporta 342 fallecidos del total de 9.942 contagiados, Alemania se mantiene en una tasa de letalidad del 0,2%, es decir, 17 muertes de 7.272 contagios. ¿Cuál es la clave del milagro alemán?

Ante unos números tan bajos y en un contexto de miedo a la pandemia, algunas voces han empezado a acusar a Alemania de "contar de menos a sus muertos". ¿Cómo? Según estas teorías, Alemania estaría contabilizando solo los fallecidos "de" coronavirus, no aquellos muertos "con" coronavirus pero que, debido a su edad o patologías previas, fallecieran más por éstas que por acción del nuevo Covid-19.

Para aclarar el método de contabilizar a las víctimas del coronavirus que está aplicando Alemania, El Confidencial se ha puesto en contacto con el Instituto Robert Koch, uno de los principales del país y eje neurálgico de la respuesta germana a la epidemia de coronavirus.

Aunque admiten que "la pregunta de si alguien murió de o con el virus no siempre se puede responder con claridad", aclaran tajantemente la cuestión: "En Alemania se informa de cada muerte en la que se haya detectado el virus". Es decir, aunque fuera un paciente ya ingresado con otra dolencia, si más tarde se le diagnostica como positivo de Covid-19 y finalmente fallece, se cuenta como víctima del coronavirus.

Estas directrices siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre la comunicación de datos estadísticos en enfermedades de este tipo.

¿Por qué cambia tanto la mortalidad de un país a otro?

Entonces, ¿hay alguna trampa? ¿Por qué Alemania tiene apenas una tasa de letalidad del 0,2%, mientras que Italia es de un 7,7%? La respuesta viene por varios factores.

"Es difícil evaluar si la proporción de muertes es inferior al promedio en Alemania o superior al promedio en algunos otros países", advierten desde el Instituto Robert Koch. La curva de la epidemia de Alemania está varios días por detrás de la de Italia, cuyo brote estalló a finales de febrero. Además, apuntan, "dentro de China, también hubo grandes diferencias entre la provincia de Hubei particularmente afectada y las otras provincias de China". En el foco epidémico europeo, el epicentro sería Italia, particularmente Lombardía.

La diferencia de la mortalidad depende del foco de la epidemia. La altísima tasa de mortalidad media de Italia se debe sobre todo a las muertes por coronavirus en Lombardía, donde estalló el brote y donde el sistema de salud está más sobresaturado. En un sistema sobresaturado, donde se tienen que tomar decisiones difíciles sobre a quién atender y quién tiene más posibilidades de sobrevivir, la tasa de mortalidad, especialmente entre ancianos, es mayor. Alemania todavía está lejos de ese punto.

Además, está la estrategia Alemana de multiplicar los test de diagnóstico: es decir, el número de positivos que han detectado (7.272 infectados) se acerca probablemente más al número real que los detectados por otros países, como Italia o la propia España, cuya estrategia es sólo analizar a las personas que presenten síntomas mayores que leves o que hayan estado en contacto directo con alguien contagiado.

La mortalidad general de la enfermedad es, según apuntan las estimaciones científicas, más baja que la registrada en función de los casos positivos diagnosticados y los muertos, ya que muchos casos asintomáticos o con síntomas muy leves pasan desapercibidos en las estadísticas, como podría ser el caso de España. Es decir: si en España solo se diagnostica una pequeña parte de los contagios reales, mientras que los muertos se contabilizan todos los que hay, sale un porcentaje (la tasa de letalidad) más alto que si se hubieran diagnosticado todos los contagios.

Además, de la asociada con problemas pulmonares fruto del tabaquismo, otra razón es la distribución demográfica: Italia es el país con mayor proporción de población anciana de la UE con un 29,4% mayores de 65 años.

En Italia, el 90% de las muertes han sido de pacientes de 70 años o más. En Corea del Sur, otro país que tiene una tasa de letalidad de Covid-19 muy baja (0,6%), las infecciones se registraron en grupos de edad mucho más jóvenes. De hecho, sólo el 20% de los casos positivos diagnosticados han sido en mayores de 60 años. La mayoría de los afectados están en la veintena (un 30% del total de los 8.320 casos).

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios