PIERDEN CAPACIDAD DE APRENDIZAJE

Los pesticidas afectan al cerebro de las crías de abejas

También pueden sentir los efectos de los alimentos contaminados traídos de vuelta a la colonia

Foto: Las abejas adultas no son las únicas afectadas. Foto: EFE Ronald Wittek
Las abejas adultas no son las únicas afectadas. Foto: EFE Ronald Wittek

Científicos británicos han examinado cómo los abejorros se ven afectados por los pesticidas escaneando cerebros de abejas y poniendo a prueba sus habilidades de aprendizaje.

Los pesticidas, junto con las crisis climáticas y la disminución del hábitat, están provocando la reducción dramática de abejorros en el mundo, en torno a un 30 por ciento en Europa y América desde el siglo pasado. Pero hasta la fecha no se habían realizado investigaciones sobre cómo afectaban específicamente los pesticidas a este insecto cuando estaba en fase de crecimiento, solo se habían analizado abejas adultas.

Investigadores del Imperial College de Londres (Reino Unido) utilizaron tecnología de escaneo de micro tomografía axial computarizada para revelar qué partes específicas de los cerebros de abejorros crecieron anormalmente cuando se exponen a pesticidas durante su fase larval.

Afectan al desarrollo

La mayoría de los estudios previos habían probado los efectos de la exposición a pesticidas en las abejas adultas porque estas recogen directamente néctar y polen contaminados con pesticidas. Sin embargo, este estudio muestra que las crías de abeja también pueden sentir los efectos de los alimentos contaminados traídos de vuelta a la colonia, afectando en su desempeño en la realización de tareas cuando crecen.

"Cuando cualquier toxina entra en la colonia, estas tienen el potencial de causar problemas con el desarrollo de las abejas bebé dentro de ella"

"Las colonias de abejas actúan como superorganismos, por lo que cuando cualquier toxina entra en la colonia, estas tienen el potencial de causar problemas con el desarrollo de las crías de abeja dentro de ella", señala Richard Gill, del Departamento de Ciencias de la Vida del Imperial College de Londres, a CNN News. "Cuando las crías de abeja o jóvenes son alimentadas con alimentos contaminados con pesticidas, sus cerebros crecen menos, lo que les lleva, al desarrollarse, a poseer cerebros más pequeños y funcionalmente deteriorados; un efecto que parece ser permanente e irreversible".

Escáner cerebral de una abeja. Foto: Imperial Collegue de Londres.
Escáner cerebral de una abeja. Foto: Imperial Collegue de Londres.

Los investigadores, que publican su trabajo en la revista científica 'Proceedings of the Royal Society B', lograron demostrar que aquellas abejas alimentadas con pesticidas, al desarrollarse mostraban una capacidad de aprendizaje significativamente deteriorada en comparación con las que no lo eran. Los investigadores probaron esto con diversas pruebas de asociación entre un olor y una recompensa alimenticia. Igualmente, las abejas bebés alimentadas con insecticidas tenían un volumen menor de una parte importante del cerebro de los insectos, conocida como cuerpo del hongo, que está muy relacionada con la capacidad de aprendizaje de las abejas.

"La exposición directa de las abejas a los pesticidas a través de residuos en las flores no debe ser la única consideración a la hora de determinar el daño potencial a la colonia. La cantidad de residuos de plaguicidas presentes en las colonias después de la exposición parece ser una medida importante para evaluar el impacto en la salud de una colonia en el futuro", añade Dylan Smith, otro de los investigadores

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios