"Falta de comunicación"

La fuente del coronavirus sigue siendo una incógnita: el pangolín no causó la epidemia

Aunque el animal sigue siendo uno de los principales sospechosos, la equivalencia entre los genomas se sitúa en torno al 90%, porcentaje insuficiente para dar por cerrado el caso

Foto: Un hombre sostiene un pangolín. (Reuters)
Un hombre sostiene un pangolín. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Mientras el número de contagios confirmados por el coronavirus Covid-19 continúa multiplicándose, la incógnita sobre su origen está cada vez más abierta. Los mismos científicos que el pasado 7 de febrero anunciaron que el "huésped intermediario" responsable de transmitir el virus de los murciélagos a las personas era el pangolín —un mamífero parecido al armadillo cuya carne está considerada un manjar en China— se han retractado.

[Última hora del coronavirus]

Tal y como adelanta la revista 'Nature', los propios investigadores han vuelto a examinar los datos los datos que en un primer momento difundió la Universidad Agrícula del Sur de China en Guangzhou utilizando análisis genéticos y han llegado a la conclusión de que, aunque el animal sigue siendo uno de los principales sospechosos, la equivalencia entre los genomas se sitúa en torno al 90%, porcentaje insuficiente para dar por cerrado el caso.

El estudio original, publicado en la revista 'BioRxiv', aseguraba que la compatibilidad genética de los pangolines malayos con el virus que circulaba en las personas era de un 99%, pero "el resultado en realidad no se refería a todo el genoma". El error fue causado por una "falta de comunicación vergonzosa entre el grupo de bioinformática y el grupo de laboratorio del estudio", explica en la citada publicación científica Xiao Lihua, uno de los parasitólogos coautores del proyecto.

Se busca "huésped intermediario"

Al igual que otros coronavirus como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) o el síndrome agudo respiratorio grave (SARS), todo apunta a que el Covid-19 habría surgido por virus de animales que mutan y acaban transmitiéndose a otros seres vivos. Teniendo en cuenta los antecedentes, el vector más probable del nuevo brote puede ser el murciélago, si bien el virus humano tiene una similitud cercana al 90%, por lo que los expertos creen que ha tenido que haber cambios sustanciales a través de un "huésped intermediario".

Una primera investigación llevada a cabo por científicos chinos sugería que este papel podría corresponderder a las serpientes. Después de localizar el germen del coronavirus, consiguieron estudiarlo para tratar de determinar de dónde procedía y los motivos de su virulencia. Tras compararlo con otros conocidos, hallaron que se trataba de una recombinación de ARN que podría proceder de las serpientes, según explica el estudio publicado en el 'Journal of Medical Virology'.

Estas y otras especies exóticas se comercializaban vivas en el mercado Wuhan donde se cree que la infección pudo transmitirse a las personas. La asistencia al 'South China Seafood City' —que comercializaba desde cachorros de lobos hasta escorpiones hasta su cierre el pasado mes de diciembre— fue el único elemento en común que detectaron los médicos entre los primeros afectados por la cepa.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios