¿Habrá que acostumbrarse al coronavirus?

El nuevo escenario tras los contagios locales: "Puede haber transmisión en todos los sitios"

Los expertos creen que hay que mantener la estrategia de contención, pero consideran que estamos en un punto de inflexión y no descartan que haya que pasar a nuevos escenarios de “normalización”

Foto: (Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Los primeros casos de enfermos de Covid-19 en España que se han contagiado sin salir del país plantean una nueva situación que podría dar un vuelco a las estrategias contra la enfermedad. El paciente de Sevilla, que comenzó a tener síntomas a mitad de mes y se encuentra ingresado en el Hospital Virgen del Rocío desde el 19 de febrero, y los dos mencionados esta misma mañana y que han sido detectados en Madrid evidencian que el virus ha circulado en el país, en mayor o menor medida, sin ser detectado.

Los expertos creen que aún se puede contener la epidemia, pero que hay que prepararse para la posibilidad de tener que convivir con la enfermedad, al igual que hacemos con otras infecciones, como la gripe, y esperan que los casos se puedan multiplicar en los próximos días. “Existe un riesgo importante de que [el caso de Sevilla] lo haya transmitido en la comunidad”, ha reconocido en rueda de prensa Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, aunque se ha mostrado prudente a la hora de sacar conclusiones, porque aún no se han confirmado más positivos relacionados con ese mismo enfermo.

“El paciente ha adquirido la infección en España, sin relación directa con Italia, y por tanto está habiendo transmisión comunitaria. No sabemos con qué frecuencia ni en qué grado, pero hay que tomar medidas para diagnosticar a los posibles contactos que haya tenido y, eventualmente, llevar a cabo otras acciones para evitar la transmisión”, explica en declaraciones a Teknautas Jesús Rodríguez Baño, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen Macarena de Sevilla.

Este experto, que también es presidente de la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, cree que aún existen diferencias con la situación de Italia, donde se sabe que el coronavirus se diseminó durante muchos días sin ser advertido. “No sabemos si lo que ocurrió en Italia fue el caso de un hipertransmisor”, explica en referencia a los enfermos que tienen una capacidad de contagiar su enfermedad muy superior a la media.

Turistas, en Milán. (Foto: EFE)
Turistas, en Milán. (Foto: EFE)

“Veremos si aquí aparecen más casos secundarios o no, pero la situación nos dice que si ha habido un caso, puede haber más, y por tanto hay que realizar una búsqueda activa de posibles contactos que presenten síntomas”, comenta. Por el momento, los familiares del paciente de Sevilla han podido marcharse a casa aunque tienen que estar localizados.

“En Italia tardaron dos o tres días en tener una información certera hasta que comprobaron que tenían más de 200 casos. Eso es lo que tenemos que hacer aquí, ampliar la búsqueda para detectar si se trata de una transmisión puntual o, lo que es más probable, hay más casos, de momento es imposible cuantificarlo”, asegura. Para ello, “probablemente vamos a tener que aumentar la capacidad actual de realizar diagnósticos”.

Por eso, ya se plantea la opción de descentralizar las pruebas, que ya no dependerán del Centro Nacional de Microbiología, en Majadahonda, sino de los distintos servicios regionales de salud e incluso de hospitales importantes, que están equipados para poder hacer los test. Juan Ayllón, virólogo y director del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos, considera que esto sería inevitable en cuanto se llegue a la necesidad de tener que realizar un gran volumen de pruebas En su opinión, “es el comienzo de un nuevo escenario, pero todavía no es como el italiano”, aunque “esto va a evolucionar muchísimo en las próximas horas”.

El director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, José María de Torres, y la portavoz del Grupo Asesor de Seguimiento Alerta por el nuevo Coronavirus, Inmaculada Salcedo. (Foto: EFE)
El director general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, José María de Torres, y la portavoz del Grupo Asesor de Seguimiento Alerta por el nuevo Coronavirus, Inmaculada Salcedo. (Foto: EFE)

Al igual que en Italia, encontrar al 'paciente cero' que haya podido contagiar al de Sevilla “es muy difícil”, señala Rodríguez Baño. “Se puede intentar, ver si aparecen vínculos a través de sucesivos contactos con las zonas de transmisión, pero es que ahora mismo puede estar habiendo transmisión en todos los sitios”.

La posibilidad de cambiar de estrategia

Por eso cree que “estamos claramente en un punto de inflexión”, pero no ahora, sino desde que se confirmó el brote italiano. “Si en Italia ha habido transmisión, como es obvio, ¿cuánta gente ha viajado allí desde el resto de países de Europa o cuántos italianos han pasado por otros sitios en los últimos 15 o 20 días?”, se pregunta.

“Es bastante probable que en muchas zonas ya haya transmisión y quizás en algún momento, a lo mejor, lo que hay que hacer es normalizar la situación. Es decir, plantearnos si estamos en una situación en la que es posible detener la transmisión de forma localizada o hay que decantarse por otro tipo de estrategias menos agresivas y más de contingencia de casos, con medidas más generales como las que se emplean habitualmente contra la gripe”, opina.

“Esa decisión es de alto riesgo”, reconoce, “pero hay muchos expertos que están abogando porque ya habría que planteársela. No soy quién para decir si hay que hacer eso, pero debe estar sobre la mesa”, añade. “Entiendo que es una medida muy complicada de tomar y que puede ser muy criticada 'a posteriori', pero si esto llega a ser incontrolable, habría que planteársela”.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

En cualquier caso, “hay un mensaje un poco contradictorio, le decimos a la gente que no se preocupe y a la vez se suspende el Carnaval de Venecia”. Por eso, “en algún momento habrá que normalizar la situación”. Rodríguez Baño considera que a la hora de tomar decisiones, habrá opiniones discrepantes, pero que al final se tomarán las más adecuadas en función de las evidencias.

Por su parte, Fernando Simón considera que “estamos en un escenario de contención, no tenemos transmisión comunitaria descontrolada ni entrada masiva de casos importados”, ha explicado en rueda de prensa. “Puede que nunca pasemos de este nivel o que en unas horas nos veamos forzados a hacerlo”, añadió. El segundo escenario sería el de “mitigación” y aún se contempla un tercero, según ha detallado. Ayllón considera que la estrategia de contención aún es válida. “El panorama sigue siendo el mismo, pero hay que tener preparados a los servicios sanitarios”, afirma. A pesar de la nueva situación, “no tiene por qué haber grandes medidas de contención, pero todavía podemos retrasar que el virus se expanda sin control”.

(Foto:Reuters)
(Foto:Reuters)

En cualquier caso, esto es compatible con medidas más excepcionales en casos puntuales. “El hotel de las mil personas de Tenerife es un asunto peculiar, no son mil personas que viven en un pueblo, sino gente de 20 nacionalidades distintas que en cuanto salgan de ahí les puedes perder la pista y pueden provocar un montón de pequeños brotes. Puede parecer una medida drástica, pero hay que ponerlo en contexto”, comenta.

No obstante, si llega un momento en el que se disparan los casos, como ocurrió con la gripe A en 2009, “no vas a tener medio país en cuarentena custodiado por el otro medio. Cuando las medidas se vuelvan más lesivas que dejar que el problema siga su curso, pasaremos a otra pantalla, tendremos otro escenario, que podemos abordar con la experiencia de otras situaciones”.

¿Qué ocurrirá si se llega a un nuevo escenario?

Ante ese hipotético nuevo escenario, “habría que explicarle a la población que esta enfermedad es muy transmisible, pero poniéndola en su sitio en cuanto al riesgo que supone, porque la gran mayoría de los casos son leves”, apunta Rodríguez Baño, aunque, “por desgracia, tendremos que asumir que algunas personas van a tener una situación más seria y haremos lo imposible por evitar las complicaciones”.

Al igual que ocurre con la gripe, si el coronavirus circulase sin control entre la población, “intentaríamos evitar la mortalidad que causa, tomaríamos las medidas habituales para evitar la transmisión de este tipo de virus en la población general y atenderíamos a los pacientes”, comenta.

En cuanto a las personas que tengan síntomas o alguna relación con los casos, “habría que plantearse que puedan ser atendidas en sus domicilios, ya que pueden transmitir la infección a otras personas en los centros de salud”, opina el responsable de Infecciones del Hospital Macarena. “Es un aspecto clave, a la gente no podemos decirle que se quede en su casa y llame al 112 si no va a tener una respuesta adecuada".

Aficionados, con mascarillas, en el partido de Champions entre Real Madrid y Manchester City. (Foto: Reuters)
Aficionados, con mascarillas, en el partido de Champions entre Real Madrid y Manchester City. (Foto: Reuters)

"Tenemos que tener dispositivos adecuados para poder atender esa demanda. En algunos casos, una evaluación por teléfono puede ser suficiente, porque no habrá que hacer nada. En otros, se puede tomar una muestra a domicilio o decirle al paciente que acuda a su centro de salud o a un hospital. Pero para todo eso hay que crear la red asistencial que permita hacerlo de manera ágil y dé una respuesta razonable. Lo más importante es informar a la población o tendremos a un millón de personas llamando a la vez”, comenta.

“Hay que intentar que no se nos colapsen las Urgencias, la inmensa mayoría de los casos se van a poder curar en casa sin problemas”, coincide el virólogo de la Universidad de Burgos. “Son cosas que hay que pensar a medida que vamos pasando de pantalla. La ventaja es que llevamos sabiendo un mes que esto podía pasar”, comenta.

“El panorama cambia muy rápido, pero en esencia se mantiene igual, hay que tener capacidad y cintura para reaccionar según va cambiando la situación, acotando el daño e intentando insuflar un poco de normalidad”, resume. “Que la gente se mueva normalmente como hace en la temporada de gripe, a ver si nos va a dar miedo ir a Madrid porque haya unos cuantos casos”.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios