EL ARCO TRANSVERSAL, RESPONSABLE

¿Cómo consigue nuestro cuerpo caminar y correr erguido? Un estudio da con la clave

Una parte del arco del pie humano, ignorado durante mucho tiempo en la investigación, es clave para conocer nuestra evolución y descubrir cómo caminamos

Foto: El arco transversal del pie tiene una gran incidencia en la rigidez. Foto: Pixabay
El arco transversal del pie tiene una gran incidencia en la rigidez. Foto: Pixabay

Una parte del arco del pie humano, ignorada durante mucho tiempo en la investigación, es clave para conocer nuestra evolución y descubrir cómo caminamos y corremos, según señala un equipo de investigadores dirigido por la Universidad de Yale (Estados Unidos).

Un análisis de pies humanos y fósiles ha dado nuevas pistas de cómo nuestros pies consiguieron su rigidez, permitiéndonos caminar y correr erguidos. Cuando los humanos caminan y corren, la parte delantera de nuestro pie empuja repetidamente el suelo con una fuerza que excede varias veces el peso de nuestro cuerpo. A pesar de la presencia de esas terribles fuerzas, el pie humano mantiene su forma sin doblarse severamente. Esta rigidez en los pies, exclusiva de los humanos entre los primates, ya que ellos tienen los pies más planos y flexibles y pueden doblarse más que los nuestros, fue importante para la evolución del bipedismo.

Hasta la fecha se pensaba que el arco longitudinal, que va desde el talón hasta el antepié y está reforzado por tejidos elásticos, era el responsable de esa rigidez. No obstante, los investigadores de Yale han estado estudiando el arco transversal, que atraviesa de lado a lado el ancho del mediopié, que se pensaba que estaba involucrado en el apoyo del pie.

¿Qué nos diferencia de los primates?

Según nos cuenta New Scientist, a través de una serie de experimentos, utilizando imitaciones mecánicas del pie, pies humanos de cadáveres y muestras fósiles de ancestros y parientes humanos (homínidos) extintos hace mucho tiempo, han demostrado que el arco transversal es la principal fuente de rigidez del pie.

"Esto nos explica cómo nuestros antepasados fueron capaces de caminar durante millones de años antes de la evolución del arco longitudinal"

El hallazgo, publicado en la revista científica 'Nature', arroja luz sobre cómo los humanos antiguos podrían haber caminado erguidos a pesar de tener pies planos que carecían de arco longitudinal. Al observar fósiles de Homo naledi (un pariente homínido lejano), que podía caminar sobre dos patas, los investigadores encontraron que tenía un pie similar al humano, pero un arco longitudinal plano, aunque su arco transversal era similar a la de los humanos modernos, posiblemente para compensarlo.

Este descubrimiento revoluciona la teoría de la evolución. Según Daniel Lieberman, paleoantropólogo de la Universidad de Harvard y una de las eminencias en la materia, "ayuda a explicar por qué y cómo las personas con pies planos son capaces de caminar bien, y cómo nuestros antepasados fueron capaces de caminar durante millones de años antes de que el arco longitudinal evolucionara".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios