HACE 28.500 AÑOS

Ya domesticábamos perros en la Edad de Hielo

Desde una perspectiva antropológica, el momento de la domesticación es importante para entender la cognición, el comportamiento y la ecología de los primeros Homo sapiens

Foto: Restos dentales de un cánido. Foto: Peter Ungar
Restos dentales de un cánido. Foto: Peter Ungar
Autor
Tiempo de lectura2 min

Un examen de dientes de hace 28.500 años en la República Checa apunta a que dos grupos de cánidos, similares al perro y al lobo, con diferentes dietas, pudieron ser domesticados por nuestros ancestros en la Edad de Hielo.

En un estudio, publicado en la revista científica 'Journal of Archaeolgical Science' y codirigido por Peter Ungar, profesor de Antropología en la Universidad de Arkansas (Estados Unidos), los investigadores analizaron la textura de microdesgaste dental de una muestra de fósiles en el yacimiento de restos de Předmostí, que contiene cánidos (mamíferos de la familia de los perros) similares a lobos y perros. Allí descubrieron que habia patrones distintivos para cada morfotipo cánido.

Los dientes de los primeros perros (o protoperros) tenían cicatrices de desgaste más grandes, lo que indica una dieta que incluía alimentos duros y quebradizos. A su vez, los ancestros de los lobos tenían cicatrices más pequeñas, lo que parece sugerir que consumieron más carne, probablemente de mamut, como se demostró en una investigación anterior.

A partir de los dientes

Esta mayor durafagia, comportamiento alimenticio animal que sugiere el consumo de objetos duros, entre los cánidos similares a los perros significa que, probablemente, consumieron huesos y otros restos de alimentos menos deseables dentro de las áreas de asentamiento humano, según señala Ungar en declaraciones recogidas por Phys.org. Proporciona pruebas que demuestran que había dos tipos de cánidos en el yacimiento, cada uno con una dieta distinta, y también parece demostrar la domesticación en etapas tempranas.

Los primeros perros domesticados consumieron huesos y otros restos de alimentos menos deseables en las áreas de asentamiento humano

"Nuestro objetivo principal era probar si estos dos morfotipos expresan diferencias notables en el comportamiento, basadas en patrones de desgaste", afirma Ungar. "El microdesgaste dental es una señal de comportamiento que puede aparecer generaciones antes de que se establezcan cambios morfológicos en una población, y muestra lo adecuado del uso del registro arqueológico para distinguir a los protoperros de los lobos".

La domesticación del perro es el primer ejemplo de cría de animales y el único tipo de domesticación que ocurrió mucho antes de la evidencia definitiva más temprana de la agricultura. Sin embargo, existe un fuerte debate científico sobre el momento y las circunstancias de la domesticación inicial de perros, con estimaciones que varían entre 15.000 y 40.000 años atrás, en la Edad de Hielo, cuando las personas tenían una forma de vida de cazadores-recolectores. También hay debate sobre por qué los lobos fueron domesticados por primera vez para convertirse en perros.

Desde una perspectiva antropológica, el momento del proceso de domesticación es importante para entender la cognición temprana, el comportamiento y la ecología de los primeros Homo sapiens.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios