ACTIVA EL SISTEMA INMUNITARIO

Luces parpadeantes de baja frecuencia para acabar con el Alzheimer

Se consigue reducir la inflamación cerebral y se limpian las placas de beta amiloide, una de las principales causas de la enfermedad

Foto: Luz parpadeante de 40 hercios sobre un humano. Foto: Instituto de Tecnología de Georgia
Luz parpadeante de 40 hercios sobre un humano. Foto: Instituto de Tecnología de Georgia

La exposición a luces parpadeantes de baja frecuencia puede ayudar a desarrollar nuevos tratamientos contra el Alzheimer, según señala un estudio del Instituto de Tecnología de Georgia (Estados Unidos).

Según este estudio, la exposición a luz parpadeante a 40 hercios hace que el cerebro libere una oleada de citocinas, proteínas que regulan la actividad celular, que activan la microglia, un conjunto de células relacionadas con el sistema inmunitario, que reduce la inflamación cerebral y limpia de placas de beta amiloide, una de las principales causas del Alzheimer, el cerebro.

La luz parpadeante como terapia para el Alzheimer todavía sigue pareciendo surrealista para muchos investigadores, sobre todo cuando se tiene en cuenta los miles de millones que se han gastado en pruebas de medicamentos para paliar la enfermedad. Esta técnica fue descubierta a través de la observación de que los pacientes con Alzheimer iban perdiendo ondas gamma cerebrales, un tipo de onda cerebral suave y constante que actúa en la actividad coordinada de las neuronas. Su frecuencia más común es justo alrededor de 40 Hz.

Oleada de citocinas

En el estudio actual, las citocinas crecientes sugirieron una conexión con la actividad microglial. La estimulación de 40 Hz no necesitó de mucho tiempo para desencadenar la oleada de citocinas. "Encontramos un aumento de las citocinas después de una hora de estimulación", señala a Neuroscience News Kristie Garza, primera autora del estudio y perteneciente al Instituto de Tecnología de Georgia. "Vimos señales de fosfoproteínas después de unos 15 minutos de parpadeo".

"Diferentes tipos de estimulación podrían convertirse en herramientas para una variedad de contextos, como el Parkinson o la esquizofrenia"

"Tal vez unos 15 minutos fueron suficiente para iniciar procesos dentro de las células y se necesitaron unos 45 minutos más para que las células secretaran citocinas. Es demasiado pronto para saberlo", añade.También se hicieron pruebas con luces parpadeantes a tres diferentes frecuencias y todas ellas tuvieron algún efecto sobre las citocinas. Lo más sorprendente, no obstante, se dio con la frecuencia de 20 Hz.

"A 20 Hz, los niveles de citocinas estaban muy por debajo. Eso también podría ser útil. Puede haber circunstancias en las que quieras suprimir las citocinas", afirma Annabelle Singer, otra de las investigadoras. "Estamos pensando qué diferentes tipos de estimulación podrían convertirse en herramientas útiles para una variedad de contextos, como el Parkinson o la esquizofrenia. Muchos trastornos neurológicos están asociados con la respuesta inmunitaria".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios