"SIN ALUMINIO, NO HAY ALZHEIMER"

Demuestran la vinculación entre la exposición al aluminio y el alzhéimer

La predisposición genética para aumentar la proteína beta amiloide en el tejido cerebral también predisponen a los individuos a acumular y retener aluminio

Foto: Uno de cada tres mayores de 85 años padece Alzheimer. (iStock)
Uno de cada tres mayores de 85 años padece Alzheimer. (iStock)

Un nuevo estudio, llevado a cabo por investigadores del Reino Unido ha vuelto a vincular la exposición al aluminio con un mayor riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.

En el estudio, publicado en la revista científica 'Journal of Alzheimer's Disease', los investigadores encontraron cantidades significativas de aluminio en el tejido cerebral de los donantes con Alzheimer hereditario, donde también se localizaron niveles elevados de proteína beta amiloide.

"Este es el segundo estudio que confirma una acumulación cerebral significativamente alta en la enfermedad de Alzheimer familiar, pero es el primero en demostrar una asociación inequívoca entre la ubicación del aluminio y la proteína beta amiloide en la enfermedad. Y es que, hemos visto que el aluminio y la proteína beta amiloide están íntimamente relacionados en esta neuropatología", explica Christopher Exley, investigador principal y profesor de Química Bioinorgánica en la Universidad de Keely (Reino Unido), a SciTechDaily.

Proteína beta amiloide

La relación entre aluminio y proteína beta amiloide se ha sugerido durante más de 40 años. En un estudio anterior, el tejido cerebral de donantes diagnosticados con Alzheimer hereditario mostró acumulaciones significativas de aluminio; pero, en esta ocasión, para entender mejor esta relación, los investigadores midieron la cantidad de aluminio en el tejido cerebral de donantes colombianos con Alzheimer hereditario, que compartían una mutación específica, y se comparó con el tejido cerebral de personas sin esta enfermedad.

"Dentro de la vida normal de los seres humanos, no habría ningún caso de Alzheimer si no hubiera aluminio en el tejido cerebral"

Los investigadores pudieron observar que el contenido de aluminio del tejido cerebral de los donantes con la mutación genética era muy alto. Además, estudios de imágenes identificaron depósitos de aluminio en todos los tejidos cerebrales estudiados, los cuales se ubicaron predominantemente, junto a la proteína beta amiloide, en placas seniles y, ocasionalmente, en la vasculatura cerebral.

Así, los resultados sugieren que las predisposiciones genéticas conocidas para aumentar la proteína beta amiloide en el tejido cerebral también predisponen a los individuos a acumular y retener el aluminio en el tejido cerebral. "Esta investigación confirma mi determinación de que, dentro de la vida normal de los seres humanos, no habría ningún caso de Alzheimer si no hubiera aluminio en el tejido cerebral. Sin aluminio, no hay Alzheimer", concluye Exley.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios