EL SISTEMA NERVIOSO SIMPÁTICO, IMPLICADO

La ciencia confirma por qué nos salen canas (y sí, el estrés tiene que ver)

Hasta la fecha no se había podido desentrañar cuál era el proceso fisiológico que provocaba que el pelo se encaneciera

Foto: Las canas son productos del estrés. Así lo confirma un reciente estudio
Las canas son productos del estrés. Así lo confirma un reciente estudio

La aparición y desarrollo de las canas en el pelo, puede acelerarse por el estrés agudo persistente o el trauma severo. Así lo mantiene un estudio de un equipo internacional de investigación que acaba de publicar la revista 'Nature'.

"Durante mucho tiempo se ha dicho que el estrés hace que el cabello se vuelva blanco, pero hasta ahora no había una base científica para esta creencia", afirma a Time Thiago Mattar Cunha, del Centro de Investigación sobre Enfermedades Inflamatorias (CRID) de la Universidad de Sao Paulo (Brasil).

Cunha, junto a Ya-Chieh Hsu, profesora de Biología Regenerativa en la Universidad de Harvard (Estados Unidos) y su equipo han realizado una investigación en la que han demostrado la vinculación entre los períodos de estrés y la aparición de las canas.

Probado en ratones

Históricamente, se ha hablado de la relación entre ambos estados, valga recordar el episodio histórico de María Antonieta, reina de Francia, que vio que su pelo se volvió completamente gris mientras que esperaba a ser guillotinada, o ejemplos de presidentes o entrenadores de fútbol a los que las canas han invadido desde que tomaran posesión de sus cargos. No obstante, hasta la fecha no se había podido desentrañar cuál era el proceso fisiológico que provocaba que el pelo se viera plagado de canas, aunque se había conjeturado que tenía relación con un ataque al sistema inmunitario o al efecto de determinadas hormonas, como el cortisol.

"Durante mucho tiempo se ha dicho que el estrés hace que el cabello se vuelva blanco, pero hasta ahora no había una base científica"

En un estudio realizado con ratones, los investigadores han comprobado que el estrés sobreactiva determinados nervios del sistema nervioso autónomo que, a su vez, provocan un daño permanente a las células madre que se encargan de regenerar el pigmento del cabello. Y eso conduce a un encanecimiento acelerado y prematuro del pelo. El proceso, según esta investigación, comienza en el sistema nervioso simpático, que orquesta todos los procesos críticos del cuerpo en los que no tenemos que pensar: nuestra frecuencia cardíaca, nuestra respiración, la digestión de alimentos y la lucha contra los gérmenes.

También es responsable de la respuesta de lucha o huida; es decir el sistema de comportamiento de piloto automático que nos ayuda a reconocer y responder a las amenazas antes de que realmente tengamos tiempo para pensar y procesarlas. Ante una amenaza, el sistema nervioso simpático libera adrenalina y cortisol para que el corazón lata más rápido, aumenta de la presión arterial, acelera la respiración y dilata las pupilas, preparando a nuestro cuerpo a reaccionar.

Mata células madre

El sistema nervioso simpático está íntimamente ligado a nuestra respuesta al estrés, por lo que en ese sentido no es del todo sorprendente que pueda tener algo que ver con el encanecimiento del cabello. El sistema nervioso simpático, así, es capaz, a través de la secreción de dosis de noradrenalina elevada, de provocar la pérdida de las células madre que regeneran el pigmento del pelo y, de esa manera, hacer que la cana que sale no desaparezca (tintes aparte).

"Cuando el nivel de noradrenalina es elevado, debido a cualquier factor de estrés, se pueden perder algunas células madre, pero la mayoría se quedan, por eso el pelo sigue teniendo color. Se requieren muchas rondas de exposición a estrés para que al final se agoten todas las células madre", destaca Hsu.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios