Es noticia
Menú
El lugar más solitario del mundo puede guardar el secreto para 'curar' el planeta
  1. Tecnología
  2. Ciencia
SE TRATA DE CUATRO CIÉNEGAS, EN MÉXICO

El lugar más solitario del mundo puede guardar el secreto para 'curar' el planeta

Se trata de un increíble paraje en el norte de México, donde los expertos aseguran que van a poder encontrar la clave para minimizar la contaminación del planeta

Foto: El lugar más solitario del mundo puede guardar el secreto para 'curar' el planeta. (CC/Flickr)
El lugar más solitario del mundo puede guardar el secreto para 'curar' el planeta. (CC/Flickr)

Quien acuda a Cuatro Ciénegas, en Coahuila (México), con simples ojos de turista posiblemente solo se encuentre con algo que no le llame excesivamente la atención: simplemente una serie de lagunas en plena zona desértica, cuya principal belleza puede radicar en el color del agua en mitad de un yermo páramo. Pero los expertos saben que este apartado lugar puede ser considerado como el único que guarde el secreto y la cura para nuestro planeta.

Cuatro Ciénegas es un conjunto de unas 200 pozas cuyo principal valor reside en la biodiversidad con que cuenta. Hasta la fecha, se han encontrado unas 3.000 especies diferentes de bacterias —además de otra importante serie de peces o insectos considerados únicos— que destacan por vivir en uno de los entornos más duros de nuestro planeta: de hecho, los expertos afirman que este ecosistema es casi un calco de aquel que hizo que floreciese la vida en la Tierra.

Foto: Micrografía de la cámara de 1.024 sensores del NIST. Foto: V. VERMA/NIST

Estos microorganismos son capaces de sobrevivir en condiciones extremas, pues se encuentran en ambientes con muy pocos nutrientes y con alto contenido en minerales, emulando las condiciones de las primeras bacterias que nacieron en la Tierra. Poder comprender cómo sobreviven nos puede permitir entender cómo consiguieron evolucionar sus antecesores en el periodo Precámbico... e, incluso, nos puede ayudar a encontrar una solución para nuestro planeta.

Y que estas bacterias pueden ser el punto de inflexión para ayudar a acabar con la contaminación de nuestro planeta, especialmente por sus capacidades para transformar los elementos que les rodean en nutrientes básicos para sobrevivir. No en vano, ya fueron capaces de llevar a cabo una serie de cambios en la estructura del planeta que les permitieron evolucionar para convertirse en los organismos vivos que podemos encontrar en cualquier parte de nuestro mundo.

"Cuatro Ciénegas es el lugar con mayor diversidad del planeta. Hace años, lograron transformaron el planeta y ahora lo pueden curar porque tienen un potencial biotecnológico gigantesco. Han vivido a partir de metales pesados, han estado reciclando los elementos que nos dieron la vida. Y, por supuesto, pueden limpiar las minas o el mar para capturar CO2 en sus cuerpos", explica Valeria Souza, investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM, a la BBC.

Pero ¿por qué se quedaron en Cuatro Ciénegas? Hace millones de años, esta zona estaba plagada de agua, momento en el que se produjo una rotura de las placas tectónicas que originó el océano Atlántico. Esa fractura provocó que esta altiplanicie se elevara y parte de ese agua quedara atrapada bajo la superficie. A lo largo de los años, la Tierra fue cambiando hasta lo que conocemos hoy, con la aparición incluso del oxígeno, las plantas o los animales. Pero aquel agua antigua quedó aislada.

Miles de años después, el agua que quedó atrapada bajo tierra volvió a salir a la superficie, completamente inalterada desde que se sumergiera. Y, ahora, miles de microorganismos siguen viviendo allí, en un líquido con características similares a las que había en el planeta hace cientos de milenios. Entender cómo logran vivir y los procesos que llevan a cabo para ello es fundamental: no solo para entender de dónde venimos, sino para saber cómo 'curar' el planeta Tierra.

Quien acuda a Cuatro Ciénegas, en Coahuila (México), con simples ojos de turista posiblemente solo se encuentre con algo que no le llame excesivamente la atención: simplemente una serie de lagunas en plena zona desértica, cuya principal belleza puede radicar en el color del agua en mitad de un yermo páramo. Pero los expertos saben que este apartado lugar puede ser considerado como el único que guarde el secreto y la cura para nuestro planeta.

México Ecosistema
El redactor recomienda