FUE UN LAGO HACE MILES DE AÑOS

El solitario cráter de Marte en el que la NASA cree que puede encontrar vida

La NASA llevará a cabo una nueva misión en 2020 en la que tratará de descubrir una serie de vestigios en minerales que les permitan determinan si hubo o no vida en Marte

Foto: El cráter Jezero, en una de las fotografías realizadas por la NASA. (CC/NASA)
El cráter Jezero, en una de las fotografías realizadas por la NASA. (CC/NASA)

La NASA está convencida de que puede encontrar algún vestigio de vida en Marte. Después de descubrir en julio de 2018 la presencia de un lago subglacial en el planeta rojo, las teorías de los expertos comenzaban a encajar: buena parte de los cráteres de su superficie albergaron agua en algún momento, lo que dio lugar al segundo planteamiento: ¿hubo o hay vida? Jezero puede tener las respuestas a todas las dudas que hay al respecto.

Las investigaciones llevadas a cabo por los expertos a lo largo del último año han servido para descubrir que existen importantes cantidades de hielo en Marte, especialmente en su casquete polar norte. Y, además, se han encontrado algunas salmueras líquidas a pocos metros bajo el suelo y vapor en su atmósfera, lo que significa que una vez tuvo que haber agua líquida en la superficie, sin duda una de las claves para la existencia de vida en el planeta.

[Harvard diseña un material para hacer habitable Marte]

Pero, entonces, ¿existe alguna posibilidad de descubrir si en algún momento pudo existir algún organismo viviente en Marte? La respuesta es sí. La NASA ha llegado a la conclusión de que una de las opciones más viables al respecto puede estar en la búsqueda de minerales que sean capaces de albergar restos de vida a pesar del paso de cientos o miles de años, siguiendo procesos similares a lo que se han llevado en la Tierra. Y sí, se han hallado.

Según un artículo publicado en Geophysical Letters, se ha descubierto en una parte muy concreta de Marte sílice hidratada. ¿Qué importancia tiene eso? Mucha, pues en nuestro planeta se sabe que este mineral formado básicamente por dióxido de silicio consigue preservar vida fósil a pesar del paso de los años. Por tanto, la pregunta se hace sola: ¿es posible que esto también ocurra en el planeta rojo? Eso es lo que ahora se va a investigar.

Y es que esta sílice hidratada ha sido encontrada en los afloramientos rocosos que rodean al cráter Jezero, un lugar que hace miles de años fue un lago, donde también se encontraron carbonatos que pueden contener trazas de vida. Los expertos consideran que esta depresión de 49 kilómetros de ancho tuvo agua hace mucho tiempo y que es el sitio más favorable de Marte para albergar potencialmente vida. Al menos, el mejor del que los seres humanos tenemos noticias al respecto.

El cráter Jezero, a la derecha, sobre la superficie marciana. (CC/NASA)
El cráter Jezero, a la derecha, sobre la superficie marciana. (CC/NASA)

Es por esa razón por la que la NASA lanzará en 2020 una nueva misión en dirección al planeta rojo, en la que un rover -que aún no tiene nombre- será lanzado sobre este punto exacto. La intención es que investigue si este antiguo lago albergó vida en algún momento, pues los expertos están convencidos de que cuando Marte fue un planeta más cálido que en la actualidad pudo contener vida microbiana similar a las bacterias que nosotros conocemos.

No será hasta el próximo año cuando la nueva misión de la NASA trate de desentrañar si Jezero contiene restos de vida. Uno de los lugares más inexplorados de Marte podría tener la clave que el ser humano lleva buscando desde hace cientos de años: una pista que nos podría servir para certificar que hay vida más allá de nuestro planeta y, quién sabe, para entender qué condiciones serían necesarias para algún día poder vivir en el planeta rojo.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios