INVESTIGACIÓN EN SUECIA

Antecedentes y bajo coeficiente intelectual, frenos en la lucha contra la esquizofrenia

La esquizofrenia resistente al tratamiento (TRS) se diagnostica cuando el paciente no ha respondido positivamente a, al menos, dos tratamientos farmacológicos

Foto: La esquizofrenia incluye habla y comportamiento anormales, alucinaciones y desorientación. Foto:iStock
La esquizofrenia incluye habla y comportamiento anormales, alucinaciones y desorientación. Foto:iStock

Aquellas personas con antecedentes familiares de esquizofrenia y hombres con un menor coeficiente intelectual son más propensos a sufrir esquizofrenia resistente al tratamiento (TRS), según un estudio de investigadores del Instituto Karolinska en Suecia.

El estudio, publicado en la revista científica ‘Molecular Psychiatry’ y citado por Medical Xpress, sostiene que este descubrimiento es de vital importancia para desarrollar nuevos tratamientos para estas dos tipologías de pacientes.

Según esta investigación, más del 30 por ciento de las personas diagnosticadas de esquizofrenia no responden a los medicamentos antipsicóticos actuales. Este grupo sufre de lo que se llama esquizofrenia resistente al tratamiento (TRS), una enfermedad que se asocia con un mayor riesgo de suicidio y mayores daños a la salud. Una persona puede ser diagnosticada de TRS si no logra responder positivamente tras al menos dos rondas de diferentes medicamentos antipsicóticos.

24.000 analizados

En el estudio, los investigadores analizaron a más de 24.000 adultos suecos (4.800 con TRS) durante un promedio de 8,5 años y, estudiaron sus registros de pacientes, los medicamentos prescritos durante varias generaciones y vincularon los datos.

"Este hallazgo podría ser importante de cara a los esfuerzos para diseñar nuevos tratamientos farmacológicos"

Los hallazgos demostraron que aquellos que tenían varios parientes con esquizofrenia y aquellos que eran varones con un coeficiente intelectual bajo a los 18 años de edad tenían un riesgo significativamente mayor de tener esquizofrenia resistente al tratamiento.

Los investigadores también fueron capaces de replicar varios factores conocidos ya asociados con TRS, como el sexo masculino, el aumento de los tratamientos especializados, más intentos de suicidio y disminución del logro educativo.

Sin vínculos genéticos

"Nuestro hallazgo de un coeficiente intelectual más bajo en TRS es especialmente interesante dado que podría ser importante de cara a los esfuerzos para diseñar nuevos tratamientos farmacológicos", ha señalado Kaarina Kowalec, investigadora del Departamento de Epidemiología Médica y Bioestadística del Instituto Karolinska.

"Es llamativo que los factores genéticos asociados con la esquizofrenia no se asociaron con la esquizofrenia resistente al tratamiento"

Los investigadores también examinaron si existían vínculos genéticos entre el TRS y cuatro trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la depresión y el autismo, pero, para su sorpresa, no se encontraron asociaciones genéticas.

"Es bastante llamativo que los factores genéticos asociados con la esquizofrenia no se asociaron con la esquizofrenia resistente al tratamiento", ha indicado Kowalec. "Esto indica que los riesgos ambientales compartidos pueden desempeñar un papel en la respuesta al tratamiento, dado que los antecedentes familiares de esquizofrenia se asociaron con TRS. Sin embargo, todavía necesitamos estudios genéticos más grandes de la resistencia al tratamiento en la esquizofrenia y también considerar factores genéticos adicionales".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios