Comer gratis a cambio de tres fotos: la polémica 'app' de la ganadora de Gran Hermano
  1. Tecnología
EL "BENEFICIO" DE VER DISFRUTAR A INFLUENCERS

Comer gratis a cambio de tres fotos: la polémica 'app' de la ganadora de Gran Hermano

La plataforma promociona distintos servicios a cambio de darles visibilidad en redes sociales. Según se dijo, era para beneficios de todos, pero la frase tenía truco

Foto: Susana Molina, en 'La isla de las tentaciones'. (Telecinco)
Susana Molina, en 'La isla de las tentaciones'. (Telecinco)

Subir tres 'stories' –fotografías que se borran a las 24 horas de publicarse– sobre un restaurante a cambio de comer gratis. Es, básicamente, en lo que consiste Viveapp, la aplicación que Susana Molina, ganadora de Gran Hermano 14 y exconcursante La Isla de las Tentaciones, acaba de lanzar con su pareja, Guillermo Valle, CEO de la empresa. Una plataforma que, se dijo, era para "beneficios de todos", pero la frase tenía un poco de truco, por decirlo de alguna manera.

En realidad, quienes salen beneficiado son solo unos pocos, los propios influencers, quienes disfrutan gratis de las experiencias a cambio de dar visibilidad a las empresas. El otro lado del provecho, el del resto de los mortales, es más cuestionable: el "beneficio" de verles descubrir los sitios a los que van gratis. Muchos esperaban que iban a poder hacer lo propio en esta plataforma y se han llevado la sorpresa al intentar registrarse. La 'app' les ha denegado el acceso y ha llegado la avalancha de quejas.

Foto: Foto: Pexels.

“Vaya absurdez. Si creáis algo que sea de utilidad para la gente que os sigue, que vivís 'by the face' gracias a ellos”, comentaba una usuaria en el post en el que Molina anunciaba la Viveapp. “Sacas una aplicación para que os den las cosas gratis y luego hacer publicidad y nos tenemos que creer lo que promocionáis”, decía otra seguidora mientras que muchos la tachaban de clasista. “Es que encima nos lo restregáis más por la cara”.

Por ahora, Viveapp solo está disponible en Madrid, donde BiBo –del chef Dani García– ha sido el primer establecimiento en entrar a la plataforma, donde ya hay otros 12 servicios y 127 influencers que van desde 20.000 seguidores al millón, según aseguran desde la empresa. Eso sí, solo la puede usar quien disponga de un iPhone. El recibimiento en la tienda de Apple tampoco van mucho mejor: tiene una nota media de 2,3 (sobre 5) y más de 60 comentarios que van en la misma dirección que los anteriores.

“Pretenden vender que el beneficiado eres tú, persona pobre y sin 'engagement', que vas a poder ver por Instagram esos maravillosos planes con descuento mientras el influencer se llena los bolsillos a tu costa. Tened un mínimo de ética, no todo vale”, dice una reseña. La situación parece sacada de aquel capítulo de South Park en el que toda la ciudad escribía una crítica en Yelp –una plataforma de reseñas de restauración– para comer por la cara y, claro, al final nadie pagaba en unos restaurantes que querían mantener su reputación online a toda costa.

placeholder Viveapp por dentro.(Viveapp)
Viveapp por dentro.(Viveapp)

El principal problema, tal y como ha reconocido públicamente la empresa, ha sido cómo vendieron la 'app'. “¿Te imaginas tener todos los planes de tu ciudad a solo un clic?”, decía en el vídeo promocional la propia Molina, que aparecía en un balneario, boxeando o en una fiesta. En un primer momento, Molina se escudó en que había dicho que era "para todos" porque "el objetivo final es recomendar planes y experiencias super top, de ahí la importancia del filtrado". "Aunque no sea accesible para todo el mundo, los planes sí lo son", remató. La mecha ya había prendido en las redes sociales.

"No vendas que estás haciendo un favor"

Desde hace algún tiempo, han surgido una serie de cuentas que ponen de relieve las polémicas en este mundillo. La persona detrás de la cuenta "Hazme una foto así" (181.000 seguidores) es una de ellas y, cuando vio lo que ocurría, se intentó registrar. En conversación con Teknautas, la responsable de este perfil explica que "es lícito que como influencer quieras agilizar el proceso del intercambio publicitario con las empresas, pero no vendas que estás haciendo un favor a tus seguidores".

Si bien al principio, según denunciaban algunos críticos, quitaron la posibilidad de comentar en algunos de los posts, al final Viveapp ha acabado entrando al trapo para defender su posición. También han publicado un post aclaratorio sobre lo que ha ocurrido, aunque hay unas frases un tanto confusas: "No se trata de vivir experiencias gratis y hacerles el favor de la publicidad, son empresas que buscan esa publicidad y ofrecen sus experiencias a cambio".

En cualquier caso, tampoco se trata de una 'app' pionera. "La idea ya existía y ponía en contacto a empresas de servicios con influencers para hacer intercambios por publicidad, automatizando el proceso a través de una app y eliminando al intermediario, como la agencia o el representante", cuenta la persona que hay tras 'Hazme una foto así'. Se refiere a Flyt!, un sistema muy similar que nació hace un par de años, pero con la diferencia de que gestiona colaboraciones pagadas. "Creo que quizá la idea en este caso era lanzar algo parecido pero explotando los contactos y la visibilidad que le otorga su posición de influencer", dice sobre Molina.

En el caso de la ganadora de Gran Hermano, Susana tiene un millón de seguidores en Instagram, donde promociona un poco de todo en Instagram. Por ejemplo, en las 24 horas anteriores a la publicación de este artículo ha publicitado una videoconsola, una marca de ron, un concierto de reggaeton, un restaurante, una empresa de alquiler vacacional e, incluso, la empresa con la que está haciendo una mudanza.

El modelo de negocio consiste en que las compañías pagan una serie de tarifas mensuales –hay varios planes– para estar presentes en la plataforma y recibir "un plan de marketing de influencers con un mínimo de colaboraciones mensuales". "Cada empresa establece las condiciones de su colaboración y los influencers pueden solicitarla desde la app", indica el fundador, Guillermo Valle, en declaraciones a este periódico, donde enfatiza que "las colaboraciones no pagadas no tenían ningún tipo de control".

La gran duda es cuál es el criterio para admitir a alguien en Viveapp. O, dicho de otro modo, ¿dónde está la línea que separa al que puede ir a cenar gratis en un restaurante de moda a cambio de unas 'stories' y al que no? Valle explica que el perfil se analiza en base a datos como el número de seguidores y perfil de cada cuenta antes de aprobarse, aunque la última parte "es la aprobación por parte de las empresas colaboradoras", ya que depende de lo que busquen.

¿Quién es influencer?

"Una cosa es ser influencer y otra distinta es ser influyente", matiza Emiliano Pérez Ansaldi, especialista en marketing y comercio digital desde hace más de dos décadas. La diferencia radica en que "el influencer tiene muchos seguidores, pero el influyente está relacionado con el mercado que quiere promocionar", algo que no acaban de entender muchas marcas. "Creen que por el simple hecho de que una persona tenga muchos seguidores le va a repercutir de manera provechosa, cuando puede pasar todo lo contrario", incide antes de poner un ejemplo reciente: la polémica promoción de criptomonedas que hizo la semana pasada el futbolista Andrés Iniesta.

La parte económica suele ser clave para lanzarse a hacer promociones de este tipo, ya que "es mucho más barato invitar a comer a un restaurante a un influencer que hacer una campaña en Google Ads o Instagram, pero lo primero no te garantiza llegar a tu público y lo segundo sí". "Hay que tener en cuenta si la persona a la que pagas aporta algo o no, más allá de la visibilidad. Muchas veces funciona mejor un microinfluencer que tenga unos cientos de seguidores que uno que tenga millones, `prqie la clave es que esté ligada al mercado objetivo que quiere promocionar.

Foto: Foto: Pixabay

Sea como fuere, los tiempos están cambiando para el mundo influencer. Según el 'Estudio de redes sociales 2020', de IAB Spain, los usuarios españoles de redes sociales que siguen a 'influencers' ha bajado del 68% al 59% entre 2019 y 2020. Las causas apuntarían, según el informe, a la disminución de la credibilidad ante la evidencia de que sus publicaciones son promocionales. "En cierta manera, también intentamos ayudar a mejorar la imagen del sector, afectada por el abuso y la mala praxis de algunos de sus integrantes", asegura por su parte el fundador de Viveapp.

Pérez Ansaldi considera que no es tanto una caída sino "una mayor madurez, porque ya no se contratan a tantos influencers al peso, sino que se juega con los nichos, como microinfluencers o personas comunes". "El mercado está más desperdigado y ya no hay cuatro o cinco que se lo llevan todo", comenta. Y es que la explosión del fenómeno influencer ha hecho que, al mismo tiempo, hayan ido cayendo los precios que cobran por determinadas promociones. "El riesgo existe y es cada vez mayor", reconoce el creador de la app. Tan sencillo como que, a más oferta, menos pastel para cada uno. Y, claro, más competición para conseguirlo. ¿Hasta dónde?

Influencers La isla de las tentaciones Gran Hermano
El redactor recomienda