COMPARECENCIA HISTÓRICA EN EL SENaDo

EEUU quiere atar en corto a Amazon, Apple, FB y Google: "Son demasiado poderosas"

Las grandes tecnológicas 'yankies' defienden en Washington los modelos de negocio que les han llevado a una situación que los legisladores ven que atenta contra la competencia

Foto: Tim Cooke. (Reuters)
Tim Cooke. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura9'

¿Cómo de lícito es que una empresa tire de talonario y firme un cheque con varios ceros para comprar una pequeña o mediana empresa que el día de mañana puede ser un rival y quedarse con su servicio? ¿Hasta qué punto es razonable atar en corto a un gigante del comercio electrónico que ha conseguido convencer a milones y millones de personas para que compren allí y qué libertad debería tener para fijar comisiones a los que quieran vender allí sus productos, sabiendo cuánto y qué venden? ¿Cómo de entendible es que la empresa que ha creado el buscador más efectivo del mundo y esencial para gran parte de la población prime algunos otros de sus servicios en los resultados y no sus alternativas o muestre la información que más le interese? ¿Cuánto es justo cobrar a un desarrollador por vender suscripciones en un 'marketplace' para millones de sus dispositivos, siendo esa plataforma la única puerta de entrada a ese mercado?

Estas preguntas no se las hace el común de los usuarios cuando compra en Amazon, busca en Google, descarga una app en su iPhone o vincula su Instagram con Facebook. Pero los líderes de estas empresas este miércoles han tenido contestar a estos asuntos en una histórica comparecencia vivida en el Senado de Estados Unidos, que ha convocado a los líderes de sus principales empresas tecnológicas con el fin de que contesten a ciertas dudas que generan sus negocios por supuestas prácticas monopolísticas.

Solo el asunto de la sesión hacia que esta distase mucho de ser un masaje. Pero lo cierto que es que distó de ser un encuentro a cara de perro, como lo fue en su día la comparecencia de Mark Zuckerberg por el escándalo de 'Cambrigde Analitica'. Por varias razones. La primera es que el covid-19 ha impuesto que la comparecencia de este miércoles se haya realizado telemáticamente, por videoconferencia, en una época en la que los eventos presenciales están en mínimos históricos. El otro motivo es que se han concentrado las intervenciones de Sundar Pichai, CEO de Google; Tim Cook, su homólogo Apple; Jeff Bezzos, fundador de Apple; y Mark Zuckerberg, cocreador y máximo responsable de Facebook; en una sola fecha, en lugar de cuatro diferentes.

Esto ha obligado a repartir el tiempo y eso implica que hay menos posibilidad de profundizar en cada caso, que a pesar de tener un común denominador (el de la competencia), cada uno tiene su naturaleza. El encuentro se enmarca en una investigación que se inició el pasado año y que cuenta, según sus responsables, con más de un millón de documentos probatorios de estas prácticas. Un volumen de informes que según señalan algunos medios no se alcanzaba desde que en su día Microsoft tuviese que atravesar este trámite. Lo que se derive de estas comparecencias se reflejará en las conclusiones de esta comisión que podría ser la base para abrir investigaciones en profundidad el día de mañana. "Son demasiado poderosas y saldrán más poderosas de la pandemia", dijo el portavoz de la comisión antes de abrir el turno de preguntas.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Lo que se ha visto este miércoles es básicamente la defensa de empresas tecnológicas, con sus intereses particulares, de los negocios y las estrategias que les ha llevado a esa posición de liderazgo y poder. Y en el otro lado un bando político que debe decidir si ha llegado el momento de optar por una regulación mayor, que dependiendo que forme tome podría obligar a cambiar notablemente el funcionamiento de parte de estas compañías. Pero esto solo es el punto de partida de algo que si se llega a desarrollar en el plano legislativo, tendría papeletas de acabar en los tribunales y tener que pasar muchos años hasta ver el desenlace.

Aunque la sesión no tenía un guion predefinido, puesto que había una batería de preguntas importantes, los discursos de cada uno de los directivos, liberados en las últimas horas antes de este evento ya daban bastantes pistas de por que derroteros iban a ir los argumentos.

Apple defiende su App Store

A Apple le han preguntado por un tema por el que también tendrá que dar explicaciones a este lado del Atlántico. La comisión del 30 por ciento que cobra por las suscripciones (a partir del segundo año 15%) y las descargas digitales a través de su App Store, un debate recurrente pero que se elevó hasta este punto después de una denuncia de Spotify. El problema se agrava porque no dejan incluir a las apps enlaces o botones de compra propios. La empresa y hoy también lo ha hecho Cook ha venido manteniendo la misma postura: son un "guardián" y la única opción para adquirir apps en sus dispositivos pero no recaen en prácticas monopolísticas, ya que ese 30% de comisión, solo recae en un 15% de los desarrollos que se distribuyen en su plataforma. Dijo que las Condiciones además "se imponen por igual" a todos los desarrolladores, a los que se les brinda la posibilidad de utilizar múltiples "lenguajes de programación". Además, vino a insinuar que se está haciendo un problema de donde no hay ya que aseguró que el 99% de los clientes se han mostrado "satisfechos" en sus encuestas.

"De las 1.7 millones de apps que albergamos, solo 70 han sido desarrolladas por nosotros", afirma Cook, que cree que no existe conflicto de intereses en la gran mayoría de casos. Sostienen también, lo hizo público con un informe publicado hace unos días, que la comisión está en línea con el mercado y no es ni mucho menos la mayor. Como ya adelantó en el discurso difundido, Cook destacó que el gremio de los móviles es un sector altamente competitivo y destacó alternativas como las de Huawei, Samsung y LG. También dijo que ninguno de sus productos" no maneja una cuota dominante en ninguno de los mercados". Algo que no les impide ser una máquina de generar dinero, gracias al ecosistema cerrado que constituye gran parte de su catálogo.

Amazon y el discurso del trabajo

Jeff Bezzos, fundador de Amazon y ahora dueño del Washington Post, también mencionó en su intervención a algunos competidores. Pero llamó la atención la parte personal que incluyó en el discurso, con referencias a sus padres y los valores que le inculcaron. El empresario, que pasaba por primera vez por un trámite así, se defendió de las acusaciones de posición dominante, asegurando que Wallmart era una empresa el "doble de grande" que ellos y que tenían servicios, como la entrega en la acera, que ellos eran incapaces de igualar, al igual que sus sistemas de devolución. Esa es la respuesta de Bezzos a la crítica de que Prime, que envían gratuítamente en el día gracias a una engrasada maquinaria de logística y paquetería, está ahogando al resto de la competencia.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Bezos también hizo referencia al tema laboral. Amazon suele utilizar recurrentemente como argumento de comunicación y suelen ser habituales los comunicados anunciando los puestos de trabajo que se crean. La queja suele venir, sin embargo, por las condiciones de los empleados, un asunto que ha sido especialmente sensible en los diferentes mercados europeos. "Nuestros empleados ganan un mínimo de 15 dólares por hora, más del doble del salario mínimo federal, que hemos pedido aumentar", dijo, además de sumarse el tanto de haber sido la empresa que "más empleos" ha generado en años en EEUU.

La omnipresencia de Google

El componente patrio también fue utilizado por Sundar Pichai, CEO de Google, quien vino a decir que sus grandes inversiones ayudaban a mantener la competitividad tecnológica del país. “Cada curso, estamos entre los mayores inversores mundiales en materia investigación y desarrollo". Aseguró que de 2009 a 2019 la partida de I+D hasta los 26.000 millones anuales, desde los 2.800 iniciales.

La situación de Google es delicada, con varias voces planteándose que se debería trocear, de la misma manera que se ha planteado con Facebook y en su día se hizo con Microsoft. Maneja los dos buscadores más utilizados del mundo, Google y Youtube, y todos sus servicios están conectados de cierta manera, sirviendo a su servicio publicitario. Para imaginarse el peso de algunos de sus productos, solo hace falta recordar el alboroto que se armó cuando anunció que Chrome dejaría de soportar las 'cookies'. Pichai tuvo que responder a preguntas de los senadores que venían a sostener que tanto en Android, su buscador como en su navegador primaba anuncios que le "beneficiaban más".

Foto: Reuters
Foto: Reuters

"Toda nuestra orientación es ofrecer la información más relevante al usuario", dijo Pichai, que defendió que existen más alternativas que nunca poniendo de ejemplo Twitter, Alexa o Snapchat. También hubo referencias a Amazon o eBay, donde dijo que se "realizaban el mayor número de consultas".

Mark Zuckerberg tuvo que dar explicaciones acerca de sus intenciones a la hora de comprar Instagram y WhatsApp. El creador de Facebook ha defendido que estas adquisiciones -que en su día le quitaron de en medio a dos posibles rivales- se han traducido en mejoras notables y que no ha desembocado en una posición dominante. Dijo que cuando Google compró YouTube o ellos compraron la app de mensajería no desaparecieron las alternativas, en una clara referencia a Telegram, Vimeo, WeChat... Cabe decir que esta intervención no le llega en el peor momento, que el nuevo enemigo en internet de EEUU no es otro que 'Tik Tok', de origen chino.

Zuckerberg, en una imagen de archivo. (Reuters)
Zuckerberg, en una imagen de archivo. (Reuters)

En el caso de la red social de fotografía asegura que se ha conseguido "estabilizar" la infraestructura técnica, así como potenciar su faceta comercial. En el caso de la app de mensajería, ha hecho referencia al cifrado de extremo a extremo, las videollamadas y otros desarrollos "hechos gracias a la tecnología de su compañía". Probablemente Zuckerberg viviese el momento más surrealista de la jornada cuando el congresista Jim Sensenbrenner le preguntó por el veto a Trump en su plataforma. "Creo que te refieres a Twitter", contestó el directivo, a una pregunta que habrá dejado perplejo a más de uno.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios