AVISO A LOS ALARMISTAS

El 5G supondrá "poco o ningún riesgo" para la salud, según los expertos

El calentamiento de los tejidos es el principal efecto nocivo potencial de la exposición a los campos de radiofrecuencia del 5G

Foto: Una activista climática protesta contra el 5G. Foto: REUTERS Francois Lenoir
Una activista climática protesta contra el 5G. Foto: REUTERS Francois Lenoir

Hay temor por las redes inalámbricas de quinta generación (5G) y algunos lanzan mensajes catastrofistas sobre cómo afectarán al ser humano, pero un equipo de investigadores ha concluido que hay "poco o ningún riesgo" de efectos adversos para la salud relacionados con la exposición a la radiofrecuencia de los sistemas 5G.

"Aunque reconocemos las lagunas en la literatura científica, particularmente para las exposiciones a frecuencias de ondas milimétricas, juzgamos que la probabilidad de peligros para la salud aún desconocidos a niveles de exposición dentro de los límites actuales es muy baja, si es que existe", señalan los investigadores en una declaración del Comité sobre el Hombre y la Radiación (COMAR) del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos. Este comité es una organización sin ánimo de lucro compuesta por médicos, biólogos, epidemiólogos, ingenieros y científicos físicos expertos en cuestiones de salud y seguridad relacionadas con los campos electromagnéticos.

El objetivo de este estudio es el de contrarrestar el aumento de mensajes alarmistas sobre los misteriosos efectos en la salud de la tecnología 5G. "La desinformación, junto con webs de activistas que expresan consecuencias aún más ominosas del 5G, que van desde la inducción de cáncer hasta ser responsables de la actual pandemia de coronavirus, ha creado una ansiedad pública sustancial e innecesaria", explica a SciTechDaily Jerrold T. Bushberg, de la Davis School of Medicine de la Universidad de California y Vicepresidente de COMAR.

Menos contacto... para los no usuarios

La tecnología 5G se está expandiendo por todo el mundo para satisfacer la demanda creciente de conectividad inalámbrica. El 5G puede transmitir cantidades mayores de datos a velocidades mucho más altas, en comparación con los anteriores sistemas de 2G a 4G. Esto se debe en parte a que 5G utiliza el mayor ancho de banda disponible en frecuencias más altas, como la llamada banda de ondas milimétricas, que, según el informe, "producirá una presencia más ubicua de la misma en el ambiente".

Debido a que las ondas milimétricas no penetran a través de la vegetación y los materiales de construcción, como sí lo hacen las señales de baja frecuencia, se necesitarán muchos transmisores de "células pequeñas" de baja potencia para proporcionar una cobertura efectiva en interiores. Algunos sistemas 5G tendrán antenas "conformadora de haces" que transmitirán señales a los usuarios individuales a medida que se desplazan, lo que significa que aquellos que no las utilicen tendrán menos exposición.

"La desinformación y las acusaciones de que provoca cáncer o es responsable de la pandemia de coronavirus, han creado una ansiedad pública sustancial e innecesaria respecto al 5G"

El calentamiento de los tejidos es el principal efecto nocivo potencial de la exposición a los campos de radiofrecuencia. No obstante, la mayoría de los países han adoptado límites de exposición similares a los recomendados por las normas recientes, que tratan de evitar los efectos nocivos estableciendo límites de exposición muy por debajo del umbral en el que se esperaría que se produjese cualquier efecto adverso para la salud humana.

En relación a esto, los investigadores señalan que a diferencia de los campos de baja frecuencia, las ondas milimétricas no penetran más allá de la capa exterior de la piel, por lo que no producen calentamiento de los tejidos más profundos. Igualmente, es poco probable que la introducción de 5G modifique los niveles generales de exposición a la radiofrecuencia.

Como sucede actualmente, la mayor parte de la exposición se deberá principalmente al enlace de comunicación del propio teléfono u otros dispositivo, no a la transmisión desde las estaciones base. Finalmente, en casi todos los lugares de acceso público, las exposiciones a radiofrecuencia de las estaciones base celulares, incluidas las estaciones 5G, seguirán siendo pequeñas

No hay asociación

"Mientras las exposiciones permanezcan por debajo de las pautas establecidas, los resultados de la investigación hasta la fecha no apoyan la determinación de que los efectos adversos para la salud están asociados con las exposiciones a radiofrecuencia, incluyendo las de los sistemas 5G", concluye la declaración de la COMAR. La comisión reconoce las limitaciones de las pruebas actuales sobre los posibles efectos en la salud y la seguridad de la exposición a los 5G e identifica las áreas clave en las que se debe seguir investigando, incluidos los estudios de alta calidad sobre los efectos biológicos de las ondas milimétricas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios