De los planes turcos a las cuentas copiadas

Netflix a 1,50€: por qué no debes fiarte de las 'ofertas' que llenan Telegram y Forocoches

Los servicios de 'streaming' se multiplican y generalizan, y ya son cientos los usuarios que intentan hacer negocio con los límites de estas webs y de sus cuotas

Foto: (Foto: Stock Catalog/Flickr​)
(Foto: Stock Catalog/Flickr​)

Las plataformas de 'streaming' —y en especial Netflix— se han convertido en algo básico en nuestro día a día. Nos hemos acostumbrado a convivir con ellas y también a pagar por sus contenidos. Por eso, que su precio suba, como anunció la compañía este lunes, incluso para sus clientes más fieles, no deja indiferente a nadie. Los más de ocho millones de usuarios que tiene Netflix en España han visto cómo sus pagos iban subiendo de forma constante en los últimos años y muchos han optado por buscar alternativas, pero hay que tener mucho cuidado con lo que puedes llegar a encontrar en internet.

Con la proliferación de estos servicios y la atomización del sector, muchos usuarios han encontrado una oportunidad de negocio en vender cuentas de todas estas plataformas (además de Netflix, se mueven muchas cuentas de Spotify, de HBO, de DAZN y miles de juegos de PS4) a precios muy por debajo de los oficiales. ¿De cuánto estamos hablando? Pues de que puedes encontrar, fácilmente, un usuario que te venda una cuenta de Netflix Prémium con 4K, hasta cuatro dispositivos y totalmente personalizada por 1,50 euros al mes, frente a los 16 que cobra ahora mismo la plataforma. Un chollazo, ¿no? Bueno, un descuento así tiene que esconder algo.

Estos 'reventas' de 'streaming' empezaron siendo algo aislado, usuarios que optaban por sacarse un dinero haciendo negocio en foros y pequeños espacios de la red, pero ahora mismo han dejado lo del 'hobby' a un lado y han profesionalizado su actividad. Es fácil encontrar 'tenderos' de este tipo en Forocoches, uno de los lugares por los que empezaron a aparecer en nuestro país, pero también tienen cuentas en eBay, en Twitter, perfiles de Instagram donde van anunciando sus productos y, sobre todo, en Telegram, el espacio favorito de estos usuarios y que cuenta con grupos con más de 8.000 seguidores. Canales con imagen de marca y que intentan parecer lo más serios posible para ganarse la confianza de los usuarios.

Uno de los citados canales de Telegram.
Uno de los citados canales de Telegram.

Cada uno tiene su propia imagen y sus formas de ofrecer los productos, pero todos coinciden en varios puntos: venden cuentas a precios ridículos, funcionan con 'apps' como Bizum o PayPal para realizar los pagos, no contestan ante las preguntas sobre su negocio (desde Teknautas nos hemos puesto en contacto con varios de ellos y han declinado dar cualquier detalle sobre cómo funcionan) y te prometen que todo es absolutamente legal. ¿Lo es? Pues todo depende del origen de la cuenta y cómo hayamos accedido a ella.

¿De dónde sacan estas cuentas?

Vale, ya hemos visto cómo proliferan estos 'ultramarinos' del 'streaming' y cómo han ido puliendo su imagen para parecer algo mucho más serio, pero ¿de dónde sacan su materia prima? Pues hay varias vías. Todas son ilegales, aunque ellos mismos solo hablen de garantías de por vida, servicio técnico y asistencia, pues Netflix prohíbe este tipo de negocios, al igual que lo hacen el resto de plataformas de este tipo, pero hay vías que se ocultan mejor que otras, o al menos son menos peligrosas.

Hace justo un año se volvió viral una opción para conseguir una cuenta de Netflix por solo dos euros al mes a través de Netflix Turquía. Esa es una de las posibilidades más emuladas por todo tipo de usuarios e incluso publicamos un artículo contando cómo podías utilizar el mismo método para ahorrar en otros servicios aprovechando las VPN. Obviamente, los revendedores de cuentas también conocen esta vía y la utilizan, pues pueden aprovechar un método más o menos legal y encima sacarle rédito cobrándote más de lo que ellos pagan por su registro. Pero hay más.

Otra posibilidad más o menos legal es que lo que compres sea una parte de una cuenta, como si el dueño la compartiera con distintos amigos. Tanto ha proliferado esto que en foros como Forocoches se ha generalizado el término 'familia turca' para crear cuentas compartidas de Netflix tirando de una cuenta comprada en ese país. Con servicios como Spotify esto es aún más complicado, ya que se está empezando a exigir que los miembros de la 'familia' vivan bajo el mismo techo.

Entrando en terrenos más peligrosos, también está una opción tramposa que se detecta muy fácilmente: la de la venta de cuentas de prueba. Los revendedores sacan miles de cuentas gratuitas de Netflix y las revenden durante el mes de prueba. Ellos te garantizan el uso de la cuenta durante los 30 días y luego te dan acceso a una nueva, así hasta que tú digas basta, o lo que es más posible, el vendedor desaparezca.

Por último, tenemos las opciones más peligrosas. Como se explica en este artículo de Xataka, muchas de las cuentas que acaban vendiendo estos usuarios son o robadas directamente (ya sea un robo completo o el aprovechamiento de un acceso que el dueño de la cuenta no percibe) o conseguidas con tarjetas robadas. El beneficio para los revendedores es total, pero pueden acabar metiéndote en un buen lío.

¿Qué pasa si te fías y compras?

Si después de leer todo esto sigues con ganas de probar el supuesto chollazo, debes saber a qué te puedes enfrentar. La mayoría de los pagos son pequeños, por lo que a no ser que vayas con todo y te gastes los 40 euros que algunos te piden por la cuenta de un año, el dinero no es lo que más te debería preocupar, al menos en un primer momento. Eso sí, sé consciente de que el chollo puede desaparecer en cualquier momento y que esas garantías y servicio técnico que anuncian no existen, es todo para ganarse tu confianza.

Muchos de estos revendedores no dan demasiados datos suyos, pero sí te van a pedir los tuyos. De momento, para pagar suelen usar plataformas como PayPal o Bizum por las que se necesitan ya algunos datos personales para operar. Además, para las cuentas pueden pedirte que les des tus datos personales, por lo que ya estás poniendo en juego más información delicada. Y lo que es peor, podrías meterte en un problema tanto con Netflix como, en el caso de cuentas robadas, con el dueño de ese espacio.

*(Foto apertura: Stock Catalog/Flickr)

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios