Cuidado con los sorteos en redes sociales

Más de 500€ por un perfil de Instagram: El negocio tras las cuentas falsas de Netflix

Varios perfiles 'fakes' de Netflix aparecieron en la red social regalando supuestas suscripciones gratuitas. El objetivo, ganar muchos seguidores y venderlas al mejor postor.

Foto:  Una de las cuentas falsas de Netflix
Una de las cuentas falsas de Netflix

Regalamos 1 año de Netflix a los primeros 1000 seguidores - SIGUENOS - Pantallazo y etiquétanos en tu historia - En 24/48 horas te hablamos por direct”. Seguro que tú también has visto estos días este mensaje pegado en el perfil de una supuesta cuenta de Netflix, o en varias. Miles de seguidores, cinco fotos y 'stories' en los que anuncian como van repartiendo las claves a los ganadores. Una trampa que tenía, y tiene, un objetivo claro: conseguir usuarios y en un tiempo determinado cerrar y vender la página con todos los ‘followers’.

La propia oficina española de la compañía, la Policía y hasta la Guardia Civil se han visto obligados a aclarar en sus canales de Twitter la falsedad de estos perfiles debido a su viralización, mientras que Instagram intentaba atajar el problema borrando las cuentas más populares (una de ellas llegó a tener más de 80.000 seguidores antes de su clausura). Pero solo hace falta teclear la palabra Netflix en el buscador de la plataforma para descubrir que aún tienen mucho trabajo por hacer. Es muy fácil encontrar más de 8 perfiles activos similares, como @netflix_gratis., que, cómo ha podido saber Teknautas, han sido creados con el mismo objetivo que los eliminados, conseguir seguidores para venderlos al mejor postor.

Puede parecer algo lioso y extraño pero lo cierto es que el negocio, lejos de ser una compleja artimaña, es algo muy sencillo y rápido: creas una cuenta en la red, anuncias que regalas un año de Netflix, pizzas de Domino’s o canciones de Spotify y en horas ya tienes miles de seguidores ansiosos por ganar algo gratuito. Tras conseguirlos, la vacías, cambias todo su aspecto y la vendes en páginas de compraventa. Instagram vive un momento de ‘boom’ absoluto y un perfil con muchos seguidores puede ser clave para diferentes marcas que luchan a cara de perro por posicionarse en este mercado con más de 500 millones de usuarios activos.

Cuenta Spotify Premium para los primeros 10.000 seguidores. (Mas informacion en la biografia) Menciona a tus amigos.

Una publicación compartida de Spotify España™ (@spotifypremium.es) el

La página Milanuncios, por ejemplo, está llena de perfiles que se venden al mejor postor. Uno de ellos es el de Carlos (nombre ficticio). Aunque algo diferente al lo sucedido con los ‘fakes’ de Netflix, él también, tras ganar miles de seguidores, busca dar una salida rentable a su producto. Según cuenta, en conversación con Teknautas, abrió su perfil para anunciar viajes baratos pero ahora no tiene tiempo para gestionarlo y por eso ha decidido venderlo. Pide por él, con 10.000 seguidores en su haber, 550 euros, y no negocia por debajo de ese precio. “La cuenta siempre la he llevado yo y si quieres cambiarla de temática solo tienes que borrar las publicaciones y cambiar su aspecto. Eso sí, no te aseguro que al cambiarlo no pierdas seguidores”, comenta Carlos.

Su caso es uno más de los que puedes encontrar en esa misma página, y está entre los más caros. Justo debajo, aparece otro vendedor que te ofrece un espacio dedicado a publicar memes, con 123.000 seguidores, por unos 80 euros, negociables. Para darte más confianza, en el propio anuncio este chico ya comenta que no es la única cuenta que gestiona. Al contrario que Carlos, Iván Martínez, así se llama el usuario en la plataforma, no tiene miedo a publicar su nick de Instagram y una captura de pantalla del perfil. Estas son algunas de sus publicaciones:

SEGUID A 👉🏻 @CCANTERO3112 👈🏻 PARA VIDEOS Y FOTOS DE RISA A DIARIO 💘 🤓@CCANTERO3112🤓 😍@CCANTERO3112😍 😇@CCANTERO3112😇 💚@CCANTERO3112🔥

Una publicación compartida de 🔝C H I S T E K I N G X D🔝 (@chistekingxd) el

Aunque es un negocio prohibido expresamente por la red social, lo cierto es que está muy aceptado y que, como se ve en las ofertas, mueve a bastante gente. No solo hay vendedores entre los anunciantes sino que puedes encontrar compradores que buscan hacerse con perfiles con características muy concretas y no dudan en pagar bien. Según confesó el colaborador de Teknautas José Mendiola, en 2015, a él le ofrecieron 6000 dólares por comprarle su cuenta con alrededor de 8000 seguidores.

Un negocio prohibido pero aceptado

Desde el nacimiento de las redes sociales se habla de la compra de seguidores y otros acuerdos de este tipo. Lejos de ser algo acotado a Instagram, tanto Twitter como Facebook o Youtube han tenido que afrontar problemas similares de usuarios que comercian con cuentas a pesar de ir contra los principios de las plataformas. Se han hecho incluso estudios como el de Fake Followers Check que en 2012 aseguraba que solo el 30% de los seguidores de los personajes más influyentes de Twitter eran reales. La lucha contras los ‘huevos’ de esa red social fue tan dura que acabó con los desarrolladores optando por borrarlos.

En Youtube, un caso bastante conocido fue el de MrGranBomba, el ‘youtuber’ que tras la polémica que tuvo por su vídeo del ‘caranchoa’ decidió cerrar su canal. A los dos días de repente en la página del joven con más de 500.000 seguidores apareció el logo de Hawckers sin que nadie asegurara o desminitiese la compra por parte de la marca de gafas del canal del joven, como contaba Verne. De haberse confirmado la transacción ambas partes se habrían enfrentado a una denuncia por parte de Youtube pues la plataforma de Google prohíbe expresamente este tipo de gestiones sin autorización previa.

Instagram, por su parte, deja clara su postura respecto a la comercialización en el punto 3 de sus condiciones: “Eres responsable de las actividades que se realicen a través de tu cuenta y te comprometes a no vender, transferir, otorgar licencias o ceder tu perfil, seguidores, nombre de usuario ni los derechos de tu cuenta”.

Está escrito, pero la experiencia demuestra que en la práctica se respeta bastante poco. En internet puedes incluso encontrar plataformas dedicadas específicamente a la compraventa de estos canales. Páginas como tuitbox.com o FameSwap donde hacerte con todo tipo de cuentas. Por no hablar de los ya citados mercados que existen en webs convencionales como Milanuncios o Ebay en los que la gente trafica con sus Instagram sin problemas.

Todavía ninguno de los ‘fakes’ de Netflix ha vendido su perfil pero habrá que estar atento, lo mismo el culebrón da para una cuarta temporada de ‘Narcos’.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios