LA VENTA DE SEGUIDORES ESTÁ A LA ORDEN DEL DÍA

Así conseguí 2.000 nuevos 'followers' en menos de 24 horas

Ya os lo hemos contado en otras ocasiones: los seguidores de Twitter no siempre son lo que parecen. Esta es la demostración empírica del hecho

Foto: Así conseguí 2.000 nuevos 'followers' en menos de 24 horas
Autor
Tiempo de lectura4 min

Poco después del nacimiento de las últimas redes sociales, la compra de seguidores se ha convertido en una práctica al alza tanto para personajes públicos como para profesionales que quieren aparentar una mayor relevancia online. Con unos precios indudablemente asequibles, conseguir seguidores en Twitter y Facebook o reproducciones en un vídeo de YouTube es ahora una tarea sorprendentemente común.

Pero, ¿es tan fácil comprar seguidores? ¿No será un timo? ¿Me estaré exponiendo a que cancelen mi cuenta? Estas son algunas de las preguntas que me he hecho durante varios meses, hasta que el pasado lunes decidí hacer el experimento por mí mismo.

La cosa era sencilla: mi relación de seguidores/seguidos registra un notable saldo a mi favor, pero decido darle un empujón. Antes de empezar, a las 15:25h del lunes, inmortalizo el número de seguidores con el que voy a empezar.

El siguiente paso es decidirme por una plataforma que venda seguidores. De entrada, me encuentro con muchas que, para conseguirlos, me piden mi contraseña de Twitter. Lo más probable es que se pongan a seguir cuentas desde mi perfil de manera masiva y automatizándolo para retirar el following a los que no me correspondan con el suyo. Prefiero ir a lo seguro, por lo que me decido por una plataforma que no pide contraseña.

Una vez dentro, veo las diferentes ofertas disponibles para Twitter:

La más popular, dicen, es la de 2.000 seguidores por 35 dólares (unos 26,4 euros), y aseguran un plazo de entrega aproximado de siete días. Introduzco mis datos y a las 15:29h realizo la compra, con su correspondiente email de confirmación.

Esa misma noche, a las 21:57h, recibo el correo que me confirma el inicio de las operaciones. Además, la plataforma me aconseja que desactive las notificaciones de Twitter si, básicamente, no quiero volverme loco con tanta actividad repentina:

No ha pasado ni media hora, a las 22:25h, cuando decido echar un ojo a mi perfil y comprobar que, efectivamente, hay cientos de usuarios que, de manera compulsiva, han empezado a seguirme. En ese cortísimo espacio de tiempo ya he ganado más de 500 followers

Sin embargo, una duda me tiene ligeramente preocupado: ¿Y si Twitter detecta estos movimientos y me borra la cuenta? ¿No habría sido mejor hacerlo desde una cuenta nueva? A la mañana siguiente, fruto del canguelo, decido dirigir un escueto mensaje público a la cuenta de Twitter en España:

Entre tanto, me surge otra duda: ¿Qué tal serán mis followers? Cuando nacieron los servicios de venta de followers, cazar a los falsos era relativamente sencillo: solían tener un huevo como foto (señal de que no habían seleccionado foto de perfil), no tenían biografía, nadie les seguía y ni siquiera habían publicado nada.

Ahora, sin embargo, vemos que estas plataformas se lo trabajan algo más: las cuentas tienen nombres y nicks con apariencia real, foto de perfil y descripción. En cuanto a los tweets, algunos tienen y otros no:

Durante el día, el chorreo de seguidores es constante e incesante. Mientras consigo dos followers auténticos, otros 2.000 falsos apabullan mis notificaciones. A las 20:34h, menos de 24 horas después de que empezase la campaña, la lluvia de seguidores termina. Compruebo mi perfil y veo que no solo he obtenido 2.000 followers, sino que además, la plataforma -por error o por regalo- me ha dado otros 200:

Así, no he tardado ni un día entero en conseguir 2.000 seguidores nuevos por apenas 26,4 euros. Y todo ello en un tiempo record que ni se acerca a los 6-8 días a los que se comprometía la plataforma. Un trabajo muy bueno, sin duda.

¿Hay una forma (rápida) de librarse de ellos?

Si has comprado followers y -por el motivo que sea- te arrepientes, seguramente te preguntes si hay una manera rápida de hacerlos desaparecer de tu lista de seguidores. La respuesta es sencilla: no. Y es que hay multitud de herramientas para dejar de seguir a usuarios de manera masiva... pero ninguna para bloquearlos (única forma de que desaparezcan de la lista de followers).

Si a pesar de ello quieres que estos falsos seguidores desaparezcan, tendrás que bloquearlos uno a uno. Es precisamente el método al que recurrí: tan efectivo... como lento y terriblemente tedioso.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios