la principal empresa de movilidad en áfrica

El jovencísimo estonio que viene a quedarse con el sector del patinete eléctrico en Madrid

Taxify, reconvertido en Bolt, empezará a operar en Madrid a partir de este martes y tendrá presencia en todo el centro y los barrios limítrofes con la M-30

Foto: El fundador de Taxify, Marcus Villig. (EC)
El fundador de Taxify, Marcus Villig. (EC)

Cuando tienes 25 años y ya has conseguido entrar en la lista Forbes como el fundador más joven de una compañía de mil millones de dólares en Europa, y tu empresa es el gran quebradero de cabeza de Uber en 30 países y la mayor de movilidad en todo África, hay pocas fronteras que te queden por atravesar. A Markus Villig, fundador de Taxify- aunque acaba de renombrar su empresa como Bolt- le faltaba la nuestra y este martes acaba de cruzarla.

Taxify (Bolt) entra en España con 750 patinetes eléctricos autorizados en Madrid y con presencia en todos los barrios de la capital menos los más alejados de la M-30. Un mercado en el que ya ha conseguido superar, al menos en cantidad de vehículos, a su archienemigo Uber, que tiene autorizados 566 patinetes. En febrero, Carmena abrió la veda del sector dando luz verde a 18 compañías a lanzar gasta 8.600 vehículos y Villig se llevó un buen trozo del pastel, solo superado por otras cuatro compañías (Flash, SJV Consulting, Koko y Bird).

Bolt entra en Madrid este martes con 700 vehículos. (EC)
Bolt entra en Madrid este martes con 700 vehículos. (EC)

Este joven estonio, que fundó su empresa con 19 años junto a su hermano, ex-Skype, entra así en negocio español de la movilidad compartida sin aclarar aún si diversificará con otro tipo de vehículos. En septiembre del año pasado, Bolt lanzó sus servicio de patinete eléctrico en París, donde ya otrecía también coches compartidos, con la diferencia de ser la única aplicación que permitía coger un coche o un patinete indistintamente.

Paul Álvarez, director de operaciones de Bolt en España, explica a El Confidencial que la intención es expandirse. "La experiencia de nuestra compañía en París nos ha demostrado que es crucial tener una buena relación de trabajo con el gobierno local", asegura. "En Madrid, no solo queremos operar en el centro de la ciudad, sino que apuntamos a expandir nuestro servicio a todas las áreas que tienen opciones limitadas de transporte urbano y difícil conexión", explica Álvarez.

Una tarifa de 15 céntimos el minuto

Según explican desde Bolt, el precio será más o menos idéntico al del resto de plataformas que operan en Madrid. Así, el viaje será de 15 céntimos por minuto, con una tarifa mínima de 1 euro (es decir, un viaje promedio de 10 minutos le costaría al usuario 2.50 euros).

Para desbloquear un patinete, los usuarios tendrán que descargar la app, registrarse y escanear el código QR que aparece en el vehículo. Para finalizar el viaje, los pasajeros pueden aparcar el patinete en cualquier sitio en la calle, respetando, eso sí, las zonas permitidas por la nueva Ordenanza Municipal. De madrugada la empresa recoge los patinetes y los vuelve a redistribuir por barrios y vuelta a empezar. A partir de este martes podremos ver ya los patinetes en circulación en Madrid.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios