CINCO ASPECTOS A CUIDAR

Trucos para arreglar lo que no te gusta de Google Chrome y no cambiar de navegador

Cambiar a tema oscuro, funciones experimentales o escoger el número de extensiones correcto te ayudará a tener una mejor experiencia con este navegador

Foto: Foto: EC
Foto: EC

Es el navegador más extendido del mundo. El más utilizado. Pero por eso no significa que Chrome sea perfecto. Es más, siempre está haciendo frente a las quejas de no pocos de los recursos que consume. Pero hay otros detalles que pueden hacer que este programa de Google no funcione tan bien como esperas o que simplemente no te entren por el ojo. Las opciones que te quedan ahí son básicamente dos. La primera, más drástica, es irte a otro navegador. Pero eso quizás conlleve perder extensiones o marcadores. Incluso hay quien no tiene opción, porque la plataforma que utiliza por ejemplo en su trabajo funciona a las mil maravillas aquí y no le apetece volver a Microsoft Edge o Firefox.

La otra opción, mucho menos drástica, es hacer una limpia y darle chapa y pintura para hacer la experiencia más liviana. Así que aquí van cinco consejos que te permitirán arreglar lo que no te gusta de Chrome y no.

Modo oscuro de Chrome (o cualquier otro)

Foto: Google.
Foto: Google.

Personalmente me he aficionado al modo oscuro. No porque trabaje en la penumbra, sino porque con las horas que paso delante del ordenador, sencilla y llanamente, se me cansa la vista menos. Aunque no existe un modo oscuro por defecto, si que tienes la posibilidad de cambiar los temas de Chrome. Es tan sencillo como acceder a la Google Chrome Web Store, sí la misma de las extensiones, y pinchar en temas. También puedes acceder directamente entrando en Configuración > Aspecto > Temas.

Hace unas semanas Google colgó un tema que bautizó como 'Just Black'. Ese es el que necesitas si buscas un modo oscuro. Tienes muchos otros, fondos con palmeras, ambientados en paisajes, patrones, mosaicos... eso sí, mide que no tenga animaciones y transiciones que a la larga puedan suponer una carga 'extra' al navegador. Desactivarlo es tan fácil como reemplazarlo por otro.

Haz una limpia: notificaciones push

Te encuentras un reportaje o un artículo que te gusta en una web y decides que es una idea genial suscribirte para que te salten esas notificaciones tan cuquis de escritorio que asoman por la esquina inferior izquierda de la pantalla. Sin embargo, cuando repites el proceso día sí y día también es probable que acabes con un torrente de estos avisos que acaben resultando una molestia mayúscula. Incluso es probable que hayas aceptado sin querer suscribirte a estas alertas.

Para eliminarlas acude a Configuración > Privacidad y Seguridad > Configuración de Contenido y busca el apartado 'Notificaciones'. Ahí podrás ajustar si quieres que te pregunte siempre pero también revocar permisos, así como bloquear las notificaciones de escritorio de las webs. Si ves que esto no funciona es que igual te han colado algún tipo de 'malware' dentro de Chrome. En ese apartado dedicado a la privacidad, tienes una opción de 'Limpiar ordenador' que hará un análisis y te permitirá cazar esos programas maliciosos que siguen enviando estos avisos. El análisis se hace en todo el ordenador, si quieres solo uno que se ciña al navegador, tienes diferentes extensiones que te permiten.

Dale más brío

Foto: Efe
Foto: Efe

Hay muchas que veces que acumulamos datos innecesarios y archivos que, al final, acaban ralentizado el funcionamiento de Chrome. La solución está en las extensiones Para limpiar lo que sobra y darle un poco más de brio, hay una herramienta que nos vendrá francamente bien. Chrome Cleaner Pro. El nombre es bastante claro. Se trata de una ayudita para limpiar la caché, 'cookies' o listados de archivos descargados, entre otras cosas. Nada más instalarlo accedes a una pantalla donde marcar lo que quieres eliminar e iniciar el proceso. El tiempo de espera depende de lo que hayas acumulado.

Otra de las cosas que convendría tener activados es el sistema de predicción para que las webs carguen más rápido o la aceleración por hardware cuando esta esté disponible. No son la panacea, pero es una ayudita extra que nos ayudará en picos de trabajo.

Funciones ocultas

Foto: Google.
Foto: Google.

El menú de configuración de Google no tiene todo lo que Chrome realmente tiene. Hay una serie de funciones 'experimentales' que el navegador oculta pero ya te deja ir catando. Algunas de estas no dan ningún problema y otras sí, así que si te percatas que desde que activaste alguna los fallos son recurrentes, lo mejor es que la desactives. Sin embargo, como decimos, muchas de ellas, a pesar de estar en fase de pruebas, ya funcionan a las mil maravillas.

Para acceder a estas funciones tienen que introducir 'chrome://flags' (en cuanto pongas la f, ya te lo estará sugiriendo la barra de búsqueda). Ahí accederás a funciones de lo más variadas. Muchas están pensadas para desarrolladores y probablemente no te sirvan de excesiva ayuda, pero otras sí. Desde poder activar el 'pop-up' ofreciéndote una traducción cuando entres en una página, cambiar el estilo de las notificaciones de escritorio... Pero hay una que nos ha llamado la atención: 'Smooth Scrolling'. Introduce una pequeña variación cuando estás haciendo 'scroll' que lo hace más agradable cuando estás navegando. Un 'must' si pasas muchas horas consultando webs.

Extensiones sí...

Foto: Google.
Foto: Google.

Las extensiones es la mejor forma de llegar a donde Google no llega o cosas de Chrome que no nos gustan. Aquí van un par de sugerencias de las que personalmente utilizo, más haya de algunas para Amazon o Gmail. La primera de ellas es 'Windows Merge'. A lo largo del día, acabo abriendo varias ventanas sin darme cuenta. Con esta extensión las junto todas en la misma ventana, distribuyendo en pestañas.

La otra que utilizo es Typio. Si no te gusta que tus datos estén almacenados en el 'autocompletar' o te tienes que enfrentar a un formulario enorme. Con esta extensión activada se te hace un copia temporal en el ordenador.

...pero cuidado con ellas

Las extensiones es un elemento imprescindible, pero es probable que acabemos acumulando decenas de ellas, que al final solo hayamos utilizado el día que instalamos y punto. Por eso de vez en cuando, sobre todo si tenes el dedo suelto a la hora de instalarlas, es conveniente hacer inventario. Para ello, teclea 'chrome://extensions' y accederás a la vista general. Ahí podrás ver los detalles de cada (peso, permisos, ver si trabajan en segundo plano, el origen,...) y podrás desintalarlas o inhabilitarlas temporalmente.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios