PROMETEN RESULTADOS MILAGROSOS

¡Cuidado! Este es el tipo de aplicaciones que nunca deberías instalar en tu móvil

En tu móvil ya hay que hacer un carrusel para pasar de una pantalla a otra de aplicaciones. Tienes muchas: mensajería, redes sociales, comida a domicilio,

Foto: Facebook Messenger o WhatsApp pueden ser ‘apps’ imprescindibles en tu móvil. Otras, no tanto. (Unsplash)
Facebook Messenger o WhatsApp pueden ser ‘apps’ imprescindibles en tu móvil. Otras, no tanto. (Unsplash)

En tu móvil ya hay que hacer un carrusel para pasar de una pantalla a otra de aplicaciones. Tienes muchas: mensajería, redes sociales, comida a domicilio, ligue… Comparten espacio con otras que sirven para limpiar la memoria RAM o para optimizar la duración de la batería y el rendimiento del teléfono. O eso aseguran, que limpian y optimizan.

Sin embargo, estas ‘apps’ son más un incordio que un apaño para la vida útil de nuestro móvil. Prometen algo que no pueden cumplir o de lo que ya se encargan las versiones más actualizadas de los sistemas operativos. Hoy te vamos a enseñar a detectar esas aplicaciones que no deben descargarse en tu teléfono o que puedes permitirte eliminar si las tienes.

Las irónicas ‘apps’ que ahorran batería

Para ahorrar batería más vale racionar su consumo o cambiar la configuración. (Pexels)
Para ahorrar batería más vale racionar su consumo o cambiar la configuración. (Pexels)

Tiene muchas opiniones favorables en la ‘store’, te la ha recomendado un amigo… Si eres de esas personas que se quedan enseguida sin batería, parece que una ‘app’ podría ayudarte a mejorarla. Sin embargo, desconfía de lo que ofrecen (o dicen ofrecer) estas aplicaciones.

Muchos dispositivos, sobre todo los más recientes, tienen modos para ahorrar batería: nocturno, en suspensión… Vienen de fábrica, así que solo hay que investigar en los menús del teléfono o en el manual de instrucciones para encontrar el más adecuado a nuestras circunstancias. En ocasiones esto incide en el rendimiento del aparato, pero siempre será mejor que instalar otra ‘app’.

Modifica la configuración si quieres ahorrar batería. No instales nada más

Luego están los clásicos trucos que son más eficaces para ahorrar batería que una aplicación: desconecta la localización, apaga el wifi y el Bluetooth cuando no los estés usando, reduce el brillo de la pantalla…

A ello hay que sumar las advertencias que periódicamente surgen sobre alguna de esas falsas aplicaciones. Son ‘apps’ fraudulentas que infectan el terminal con ‘malware’. Roban datos personales o se hacen con permisos. Consejos clásicos como desconfiar o tener instalada alguna herramienta de seguridad evitarán los sustos.

Ahorro milagroso de RAM y rendimiento

Xiaomi Mi8. (Zigor Aldama)
Xiaomi Mi8. (Zigor Aldama)

Estas aplicaciones fraudulentas, con ‘malware’ o sin él, pueden prometer otras funciones, además de la de ahorrar batería. Por ejemplo, cerrar aplicaciones abiertas pero que no usamos. El argumento es que, según dicen, mientras permanecen en segundo plano están haciendo un gran gasto de batería.

Puede que sí, que estas aplicaciones cierren a sus compañeras que están en desuso. Sin embargo, cuando vayamos a usar estas de nuevo, habrá que abrirlas. O se volverán a iniciar solas si ese es su comportamiento, por ejemplo cuando tengan una notificación para ti. Por lo tanto, habrá una nueva acción que implica un gasto de batería. Además, algunos ‘smartphones’ y tabletas más avanzados ponen la ‘app’ en una especie de suspensión precisamente para no gastar más. Por lo tanto, en realidad estamos dañando el rendimiento del terminal cuando tenemos una ‘app’ que se dedica a cerrar cosas abiertas.

Hay aplicaciones que sí gastan mucha carga, y no hace falta que venga otra ‘app’ externa a decirlo. Con visitar el apartado de Batería del teléfono podrás localizarlas. Facebook y Facebook Messenger suelen estar entre las más consumidoras, tanto de memoria como de permisos y batería. Si no puedes vivir sin esta red social, te puedes ahorrar instalarlas y optar por la versión del navegador.

Las que limpian el móvil para que rinda más

Para optimizar el móvil se puede acudir al menú de ajustes o configuración. (Unsplash)
Para optimizar el móvil se puede acudir al menú de ajustes o configuración. (Unsplash)

Alterar el brillo y el contraste, quitar la vibración… Otras aplicaciones prometen tunear el móvil para que rinda mejor. Pero, una vez más, no es necesario instalarlas.

La clave está en que todo lo que prometen esas aplicaciones lo podemos hacer nosotros de forma manual sin necesidad de instalar un nuevo ‘software’ que gastará recursos durante su descarga, apertura y funcionamiento. Así, si pensamos que la pantalla está muy brillante, vayamos a la configuración del terminal para adaptarla a nuestro gusto (algunos modelos también se ajustan automáticamente según la cantidad de luz que está recibiendo la pantalla). También, si no necesitamos la vibración, desactivémosla. Y si para ver las ‘stories’ de Instagram no necesitamos el sonido ambiente de los vídeos, pongamos el ‘mute’ durante unos minutos.

Otra forma de optimización de las ‘apps’ es asegurar que limpian la memoria caché, esa que guarda información de un proceso que se ha ejecutado recientemente. Como pasaba en las aplicaciones que se cerraban y al rato se volvían a abrir, si borramos la caché y hay que hacer el mismo proceso, este comenzará de cero, por lo que no se podrá aprovechar de este tipo de memoria. Y eso conlleva más gasto de batería. En los menús del propio sistema operativo podrás borrar la memoria caché de aquellas aplicaciones que apenas uses. Así liberas parte de esta, pero solo la parte conveniente.

Note 9. (M. Mcloughlin)
Note 9. (M. Mcloughlin)

También hay ‘apps’ que aseguran que borran la memoria RAM, la memoria volátil de trabajo y limitada en ordenadores y dispositivos móviles. Se aprovechan de que las ‘apps’ que funcionan en segundo plano consumen esta y la batería, así que lo mejor sería cerrarlas para que no ocupen parte de ese pequeño espacio. Sin embargo, pasa lo mismo que antes: al cerrarla, puede que en algún momento tengamos que abrirlas de nuevo, o lo hagan solas, lo que hace más inestable al teléfono. La mayoría de ‘smartphones’ modernos tienen sus propios funciones para gestionar la RAM y algún botón para vaciarla si notamos que el teléfono se va ralentizando. Otra buena práctica al respecto es reiniciar de cuando en cuando el terminal (si somos de los que nunca lo apagamos, claro).

Memoria RAM, imágenes que no ves desde a saber cuándo… Otras aplicaciones, relacionadas con las anteriores, dicen pasar un cepillo virtual por tus bits y barrer la basura que hay en la memoria interna. Sin embargo, también te desaconsejamos instalarlas. De nuevo, consumen una batería que te puedes ahorrar. Y no solo eso: tienen tantos anuncios que consumen procesos y datos. Pero sobre todo, no son nada necesarias: es un proceso que puedes hacer tú mismo y sin dejar los rastros que este tipo de ‘apps’ se dejan a menudo.

Además, aquellas aplicaciones pueden resultar una estafa: aseguran limpiar una cierta cantidad de megas, para a continuación advertirte de que todavía queda más por limpiar. Sin embargo, si quieres ‘barrer’ eso, has de pasar a su versión prémium.

Las que enfrían el terminal

Para optimizar el móvil se puede acudir al menú de ajustes o configuración.(Unsplash)
Para optimizar el móvil se puede acudir al menú de ajustes o configuración.(Unsplash)

Altas temperaturas en el exterior, un uso excesivo o la propia carga son algunos de los motivos por los que un teléfono se puede calentar en exceso. Además de evitar que le dé el sol, moderar la utilización y tocarlo mientras se carga para comprobar que no arde, hay ‘apps’ que dicen reducir los grados internos en apenas unos segundos. De nuevo, esto es engañoso. La clave está en que la CPU o los procesadores no se enfrían en apenas unos segundos, como nos quieren hacer creer estas ‘apps’.

Además, el funcionamiento del ‘smartphone’ o tableta siempre generará calor por los procesos que realiza, si bien no tanto como en los casos que comentábamos en el párrafo anterior. Por tanto, lo de reducir la temperatura es bastante falso. Y aunque no instales ‘apps’ de este tipo, tampoco se te ocurra meter los terminales en el congelador si se calientan de más: a la sombra y a esperar, que no hay fórmulas mágicas.

Publicidad y permisos a 'mansalva'

El notch del OnePlus 6. (M.Mcloughlin)
El notch del OnePlus 6. (M.Mcloughlin)

Todas estas ‘apps’ son las que debes evitar tener al lado de WhatsApp, Telegram y compañía. Como has visto, la mayoría se pueden sustituir por una visita a los menús de ajuste y configuración de tu aparato. En ellos verás, no solo la forma de ajustar el brillo o la vibración de las que hablábamos antes, sino también qué ‘apps’ consumen más batería. Esto es lo que te servirá para cerrar aquellas que no uses e incluso desinstalar alguna que esté de más. Con ello evitarás peligros de ‘malware’, publicidad a mansalva y otorgar más permisos de lo conveniente.

Y por último, si son tan inútiles, el argumento más sencillo para no descargarlas es que ocupan un espacio ya de por sí limitado. Un espacio que, como hemos visto, no merece la pena que ocupen. Por ello, aquí tienes un buen puñado de razones para obviarlas y que tu almacenamiento interno solo se destine a buenas herramientas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios