"Bitcoin se ha convertido en un problema"

Este 'Nobel' de informática tiene un plan para matar el bitcoin (y hacerse rico)

El nuevo proyecto de Silvio Micali, Premio Turing de 2012, es un nuevo sistema basado en ‘blockchain’ que llegará en los próximos meses para solucionar los problemas de las 'criptos'

Foto: Silvio Micali, Premio Fronteras del Conocimiento en Tecnologías de la Información y la Comunicación de la Fundación BBVA
Silvio Micali, Premio Fronteras del Conocimiento en Tecnologías de la Información y la Comunicación de la Fundación BBVA

En menos de una década de existencia, bitcoin puede presumir de una vida rápida y peligrosa, una montaña rusa que bien podría estar representada gráficamente por la volatilidad de su precio. En el momento de escribir estas líneas roza los 5.381 euros, lejos de los más de 17.000 dólares de su máximo histórico (más de 14.400 euros) pero también de los 900 dólares (apenas 765 euros) que olían a récord allá por 2013. Todo ello, salpimentado con un verdadero auge de la inversión, robos millonarios y un preocupante historial de delitos tras de sí.

“Bitcoin y otras criptomonedas similares tienen una aplicabilidad muy limitada y, como tal, están sobrevaloradas, hay una burbuja”, plantea a Teknautas el profesor Silvio Micali. Nacido en Palermo (Italia) y doctor en informática por la Universidad de California en Berkeley, este investigador del MIT, crítico con la criptodivisa creada por la persona (o personas) que se ocultan tras el pseudónimo de Satoshi Nakamoto, ha sido uno de los galardonados con el Premio Fronteras del Conocimiento en Tecnologías de la Información y la Comunicación que concede la Fundación BBVA.

A juicio de Micali (que ya fue galardonado en 2012 con el prestigioso Premio Turing, el llamado Nobel de la informática, por sentar las bases teóricas de la criptografía moderna), “bitcoin se ha convertido en un problema y necesita una solución elegante”. De hecho, el matemático detalla a este medio una lista de fallos que convierten al bitcoin en una criptodivisa, cuando menos, mejorable.

“En primer lugar, consume muchísimos recursos, sobre todo electricidad”, arranca el matemático. Y con ello Micali no solo hace referencia al drama ecológico que implica el minado de la criptomoneda, sino que también alude a los bolsillos que han de pagar el coste de esos recursos y que ven disminuida la rentabilidad de su minado.

Sin embargo, la principal crítica de Micali se basa en el supuesto carácter descentralizado. El matemático del MIT denuncia que “el poder de bitcoin está concentrado realmente en muy pocas manos: hay tres grupos de mineros que controlan todo, por lo que decir que es una moneda descentralizada es estirar la verdad demasiado”.

Además, el galardonado informático señala que la seguridad de bitcoin no es precisamente a prubea de bombas. “Depende de que la mayoría de equipos esté en las manos correctas y, aun estando en poder de personas honestas, se podría atacar la red en la cual se está ejecutando y se podría destruir bitcoin”, detalla el profesor. Sumado al hecho de que las transacciones de bitcoines son, a día de hoy, demasiado lentas, Micali parece tenerlo claro: “Solo podemos utilizarlos para invertir”.

El pionero descarta también que entre las alternativas a bitcoin que existen hoy en día haya una mejor opción. Si bien explica que algunas sí que son seguras, aclara que “aunque hay más de 2.000 criptodivisas, todas son una copia la una de la otra. Son como una copia de algo malo e incluso puede que el original sea mejor que la copia de una copia”. “Podemos hacerlo mejor”, sentencia.

Un nuevo ‘blockchain’ billonario

Las críticas de Micali van mucho más allá del simple análisis de la criptodivisa. De hecho, el profesor italiano es el primer docente del MIT que se atreve a fundar una compañía basada en la tecnología ‘blockchain’. Su nombre es Algorand y, en los próximos meses, traerá al mundo una nueva criptomoneda con la que superar todos esos problemas que ha detectado en bitcoin.

“Me di cuenta de que, si quería resolver tantos problemas, no podía poner un parche aquí y allá, tenía que empezar desde el principio”, rememora el profesor. Una labor titánica que espera no caiga en saco roto. Según sus expectativas, una cadena de bloques más sofisticada que la que actualmente sostiene el mundo de las criptomonedas debería alcanzar una valoración mucho mayor que la que ha llegado a tener el bitcoin en sus mejores días. Pero, para alcanzar esa meta, primero era necesario recurrir a distintos protocolos con los que garantizar la seguridad y la estabilidad.

La ‘startup’ ya ha recaudado 4 millones de dólares de financiación (cerca de 3 millones y medio de euros) procedentes de un par de ‘venture capital’ interesados en el protocolo que el propio Micali hiciera público a través de un ‘paper’ que vio la luz en 2016. Si bien ahora mismo se encuentra en fase de pruebas, el investigador y ahora emprendedor vaticina que la plataforma de transacciones y la propia criptodivisa (que también recibirá el nombre de Algorand) estarán activas y en el mercado a finales de este mismo año.

Micali, en Madrid para recoger el galardón de la Fundación BBVA
Micali, en Madrid para recoger el galardón de la Fundación BBVA

“Algorand no usa recursos de los ordenadores, porque la computación involucrada es mínima”, apunta Micali sobre las ventajas de su creación. De hecho, en su propósito de crear un nuevo sistema ‘blockchain’ y romper por completo con la tecnología actual, el matemático ha hecho desaparecer la figura del minero. Tal y como explica, su sistema es descentralizado por completo y solo hay un tipo de usuario: “son los que poseen la moneda y no necesitarán ayuda de mineros ni de otras personas”, comenta.

Además, Micali presume de que en Algorand no habrá ‘forks’, esas bifurcaciones que se producen en bitcoin y el resto de critpodivisas cuando se decide crear un proyecto que beba del código fuente original pero que vaya en otra dirección. Así, el matemático asegura que todas las decisiones con las que modificar, renovar y mejorar Algorand se llevarán a cabo de forma consensuada, sin abrir la puerta a una división que, a su juicio, representa otra de las debilidades de bitcoin.

Las transacciones con Algorand serán más rápidas que con Bitcoin (Fuente: Algorand)
Las transacciones con Algorand serán más rápidas que con Bitcoin (Fuente: Algorand)

No obstante, aclara que no es del todo cierto que en su proyecto sea imposible que se produzca una de estas separaciones. Simplemente, la probabilidad es ínfima. De hecho, como buen matemático, se trata de una probabilidad que él mismo estableció, con guiño incluido. “La probabilidad de que haya un ‘fork’ es de 10 elevado a -18. ¿Por qué ese extraño número? Lo escogí yo porque es el número de segundos transcurridos desde el Big Bang hasta la fecha”, explica jocoso. “En otras palabras: hay que esperar a que pase todo un universo para que haya un solo ‘fork’”, comenta.

¿Y el anonimato?

Si Algorand promete ser una criptodivisa más veloz que Bitcoin (“vamos a eliminar muchas fricciones financieras”, vaticina su creador), esta no será una de esas monedas virtuales que asegura el anonimato de sus propietarios y, como consecuencia, termina siendo refugio de los cibercriminales de la internet oscura. El propio Micali explica que con bitcoin en realidad solo hay un “pseudoanonimato”, ya que “un Gobierno que monitoriza todos los movimientos de los ciudadanos podría saber quién es quién en el bitcoin”, asegura. Y, sin embargo, no considera que esta sea una de las debilidades de la criptomoneda de Nakamoto.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

“Cuando comencé con Algorand, no quise poner otra capa de seguridad a propósito”, señala. “Podría hacer imposible la trazabilidad de los que actúen mal con ella… Como criptógrafo podría hacerlo, podría asegurar toda la privacidad que quisiera y, sin embargo, sentí que quería resolver los problemas básicos, ayudar a que las personas puedan hacer transacciones en una cadena de bloques transparente”.

Con el sello de garantía del MIT y la validez que dan los galardones que obran en su haber (especialmente el premio Turing), el proyecto de Micali podría ser, efectivamente, una nueva vuelta de tuerca a las no exentas de polémica criptomonedas. Si Algorand llegará a desbancar al bitcoin, el tiempo lo dirá.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios