TARDABA EN LLEGAR

Xiaomi Mi Laptop Air: diez días con el portátil que quiere que te olvides de Apple

El primer portátil de la marca que llega a España busca encandilarte sin fallar en (casi) nada. Llega con rasgos que recuerdan a los MacBook pero con un precio bastante menor

Xiaomi ya ha puesto patas arriba el mercado de los smartphones. Con apenas ocho meses de presencia oficial en España ya ha ascendido hasta el tercer cajón del podio. Es tal la buena sintonía de la compañía en el mercado patrio que el próximo 24 de julio celebrará una presentación mundial en Madrid. Todo apunta a que nuestro país está siendo la mejor puerta de entrada del fabricante de ojos rasgados para inundar el resto de Europa con sus dispositivos. Y no solo móviles. Sus patinetes eléctricos, sus pulseras cuantificadoras o, incluso, sus básculas han alcanzado gran popularidad. Ahora, fruto de lo bien que le marchan las cosas por aquí, ha decidido traer un producto que todavía no habíamos visto: sus ordenadores. Y lo ha hecho con el Xiaomi Mi Laptop Air de 13.3 pulgadas.

¿Te gustaría tener un MacBook pero no te convence Apple? ¿Te gustaría tener un portátil como los de la manzana pero MacOS no te entusiasma? O... ¿quieres tenerlo pero te parece muy caro? Pues deberías echar un ojo a este 'clon' desnatado del MacBook Air, que fía todo a diseño, potencia y (no podía ser de otra manera) el precio. He pasado 10 días con este equipo y a continuación van las mejores y también las peores sensaciones que me ha dejado este Xiaomi Mi Laptop Air.

Un clon (solo) en las formas

Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)
Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)

El fabricante chino ha demostrado que es capaz de triunfar sin emular a Apple. Solo hay que ver el Xiaomi Mi Mix2S o la MiBand. Pero es innegable que les gusta entrar en ese cuerpo a cuerpo y que en el imaginario colectivo todos nos quedemos con la idea de que es la alternativa asequible a sus productos. Por eso imitan las presentaciones, por eso imitan sus tiendas y por eso, en la presentación de este portátil de Xiaomi se compararon cara a cara con el MacBook Air.

El Mi Laptop Air 13.3 quiere emular ciertas cosas de los equipos de los de Cupertino. El primer ejemplo, la caja. Pero hay muchos otros: el acabado y su color gris oscuro metalizado, las teclas o la marca por donde introducir el dedo para abrir este ordenador. Elementos que hacen, en un primer vistazo, percibirlo como un clon. Una esencia que se pierde cuando lo coges en las manos y comienzas a utilizarlo, percibiendo rasgos diferenciales.

Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)
Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)

Es una máquina cómoda de mover. Obvio, porque si no ponerle la coletilla Air al nombre sería una broma de mal gusto. Pesa 1,3 kilos. Su pantalla, de 13.3 pulgadas (tampoco hay que ser un lince cuando ves el nombre) se traduce en un equipo cómodo para llevar solo con una mano, pero también para tener en las rodillas. Sus medidas son de 309,6 por 210,9 por 14,8 milímetros. Medidas muy contenidas pero ligeramente superiores al Macbook Air que van desde los 0,3 cm de su zona más fina al 1,7 cm de la parte gruesa.

Sobre el diseño un apunte extra: han evitado cualquier logo a simple vista. El de Xiaomi está en la parte interior, en la franja bajo la pantalla; y los de los colaboradores, en una pegatina en la parte trasera.

Un acierto esencial

Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)
Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)

No voy a entrar a hablar aún de pantalla o del procesador. ¿Por qué? Porque hay un elemento que es casi tan fundamental a la hora de sentirme agusto con un portátil. El 'trackpad' y el resto de elementos del teclado. Pues bien, este es un aspecto vital. Los Macbook son los reyes de los 'trackpad', al menos para mí. Nunca he encontrado alguien que ofrezca un resultando tan fino, tanto en la respuesta y como en el tacto. Pues bien, este portátil se acerca mucho. El dedo se siente cómodo, se desliza bien. La sensibilidad es más que correcta y la respuesta es uniforme. Hasta en los bordes.

Sin embargo, se hace extraña la colocación del sensor de huellas, en la parte superior derecha del 'trackpad'. Hace una pequeña hendidura (la zona sigue siendo sensible y funcional todo el rato) que se nota rara. Sin embargo, la respuesta es bastante buena y apenas tiene fallos significativos.

El 'trackpad' está muy logrado. El dedo se desliza bien y la sensibilidad es uniforme

Sobre el teclado, retroiluminado, han conseguido que la presión sea justa y equilibrada. Personalmente, cuando me encuentro con demasiado espacio se me hace extraño el acostumbrarme a teclear y golpear las teclas. Eso sí, que alguien le pida al diseñador de turno una tecla 'Intro' más grande. Esto pide un 'Enter' más generoso a gritos.

En lo que hay que poner otro pequeño 'pero' es en la colocación de los altavoces. En la parte inferior, lo que hace que cuando lo tienes apoyado en la mesa, el sonido no se proyecte tan correctamente como en otras posiciones. El resultado es bueno, pero escogiendo otro lugar quizás hubiesemos conseguido una acústica más lograda.

Una pantalla correcta

Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)
Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)

Obviamente, uno no podía esperar que Xiaomi se fuese a plantar aquí con una pantalla 4K. Algo de dudosa necesidad, teniendo en cuenta los guarismos que manejamos y que hubiese encarecido este equipo.

Aquí tenemos un panel de 13,3 pulgadas de resolución Full HD, de 1920 por 1080 píxeles. Se trata de un panel IPS protegido por una capa para evitar arañazos. En general está bastante equlibrada. Tiene un brillo máximo de 370 nits.

Cumple con colores, ángulos y nitidez, pero se echa en falta algo más de fuerza en exteriores

La reproducción de colores es buena y en el caso de los negros se consigue un buen resultado. La mayor pega viene al utilizarla en exteriores. El efecto reflejo que tiene esa capa protectora hace un poco complicado currar cuando incide una fuente de luz directa o la luminosidad en el ambiente es muy fuerte.

Buen desempeño

Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)
Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)

Hemos tardado, pero es imposible no hablar de rendimiento. Xiaomi ha apostado por procesadores de buen nombre. Este Mi Laptop Air de 13.3 pulgadas monta un Intel i5-8250 U Kaby Lake. Como decimos, un motor de solvencia demostrada, al menos sobre el papel. Lo aderezan con 8GB de RAM. Este chip incluye gráfica integrada pero en Xiaomi han decidido incluir una GPU extra, una Nvidia MX150, que se activa o se desactiva según los requeremientos que necesitemos. El almacenamiento queda para una memoria SSD de 256 GB.

En líneas generales, se puede decir que el rendimiento de este equipo está en línea de lo que se puede esperar de otros portátiles 'ultrabooks' del mercado. Ofrece una experiencia bastante fluida, que servirá a gran parte de usuarios, pero tampoco es una bestia de esas desbocadas. La potencia no es suficiente para un diseñador o un editor de vídeo que quiera trabajar procesando archivos y vídeos de gran calidad. En ese caso mejor optar por un equipo de más caballos. Hablando de 'gaming', vaya por delante que este es un equipo diseñado para los más jugones, pero lo cierto es que si eres de los que te echas una partida ocasional, te vale más que de sobra.

El ordenador no se ha sobrecalentado en exceso en ningún momento de la prueba, aunque a veces si ha subido la temperatura más de lo que uno se esperaba antes de la prueba.

Batería y más

Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)
Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)

La autonomía. Aquí tengo ciertas sensaciones encontradas. Cuenta con una batería de 39,2 Whr. En la práctica, con un uso intenso lejos del enchufe, he podido estirarla hasta las 6 o 7 horas. Lejos de las 9,5 que prometían de media en la presentación. El cuerpo pide más. Eso sí, la carga rápida es una delicia. En 30 minutos he conseguido en todas las ocasiones entre 40% y el 48% de batería para tirar el resto del día.

Cuenta con cuatro puertos, al que hay que sumar el conector para auriculares. Tenemos dos USB estándar (3.2), un puerto HDMI y un USB tipo C. Aquí viene la pequeña cucharadita de ricino: el USB Tipo C solo sirve para cargar. Un pequeño traspiés que nos hará tener que echar mano de un adaptador para conectar este tipo de conexión para fines no energéticos. Otra cosa que se echa de menos, la ranura para tarjetas SD, pero eso hubiese sido la guinda.

Un poco menos Xiaomi que...

Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)
Xiaomi Mi Laptop Air 13.3, el clon del Macbook Air. (E.Villarino)

El equipo llega a un precio de 899 euros. Solo hay un único modelo. Es un precio competitivo, pero quizás sea el producto, en este aspecto, menos Xiaomi que Xiaomi haya lanzado en los últimos meses en nuestro país. Si se hubiese aproximado más a los 800 euros estaría más cerca de un coste de salida capaz de romper la baraja como han conseguido en los teléfonos móviles.

Dicho esto y recuperando el discurso inicial, si buscas algo parecido a un MacBook Air (en lo que se refiere al diseño) pero eres amante de Windows, este equipo se adaptará a tus necesidades. En líneas generales, aunque no logra ser excepcional en ningún apartado este Mi Laptop Air es un equipo bueno y equilibrado capaz de dar muchos usuarios lo que quieren. Su mayor atractivo: no fallar en casi nada.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios