si acortas por esa acera te van a pillar

Adiós a los 'recortadores': última tecnología contra las trampas en carreras populares

Investigadores independientes, sistemas de seguimiento, redes sociales... cada vez más usuarios y empresas utilizan las nuevas tecnologías para acabar con los 'runners' tramposos

Foto: (Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Derek Murphy era un simple analista financiero de Cincinnati y aficionado a la carreras de gran fondo hasta que en 2015 decidió formar una familia y empezar a seguir las competiciones de otra forma. Desde su casa, armado solo con su ordenador y su pericia a la hora de aprovechar la información que dejan estas pruebas en internet, se dedicó a destapar a los tramposos.

Ahora, este estadounidense de 46 años se ha convertido en un referente en el mundo de las carreras populares y sigue, desde su blog original, llamado ‘Marathon Investigation’, sacando los colores tanto a los 'recortadores' (corredores que atajan en las pruebas) como a las organizaciones por sus fallos de seguridad. "Creo que la mayoría de la gente no sabe cuántas trampas se dan en las maratones", explicaba Murphy en una entrevista concedida en 2017 a la NBC.

Su método de trabajo es sencillo y consiste en aprovechar la tecnología, analizar mediante diferentes algoritmos los parciales de las carreras (unas marcas que se dan normalmente cada 5 kilómetros) y comparar los tiempos realizados finalmente con la mínima utilizada para la inscripción. Una vez encontrados los posibles tramposos, se pone a indagar en sus redes sociales y en las imágenes de la prueba hasta que une todas las pistas.

En su historial cuenta con casos tan sonrojantes como el de Jane Seo, una joven neoyorquina que quedó segunda en la media maratón A1A de Fort Lauderdale de 2017. Murphy consiguió cazarla después de que la joven subiera los datos de su carrera a Strava (una de las aplicaciones de ejercicio más usadas del mundo), pero sin añadir lo registrado por el GPS. El analista empezó se puso a investigar y descubrió que en las fotos hechas a Seo al llegar a la meta de la prueba podía tener una pista clave. Su 'smart watch' desvelaba que la joven había recortado en el recorrido. Tras publicar su investigación, los organizadores se vieron obligados a rectificar y descalificar a Seo.

(Foto: A1A de Fort Lauderdale)
(Foto: A1A de Fort Lauderdale)

Movimiento #runnerdemierda

El trabajo de Murphy es el más destacado en este ámbito, pero no es el único aficionado que intenta aprovechar las nuevas tecnologías para terminar definitivamente con los tramposos en el mundo del ‘running’. Sin ir más lejos, en España, aunque no llegue al nivel de 'Marathon Investigation', hay un movimiento llamado #runnerdemierda en el que a través de las redes sociales se intentan denunciar estas malas prácticas. Ayudando a destapar casos como los aparecidos hace unos días en la Transgrancanaria y en la Carrera de los bomberos de Madrid.

A parte, también destaca el trabajo de tuiteros como Arros Running, que lleva desde hace años analizando todo tipo de datos que ofrecen las carreras, al igual que imágenes o tiempos. Así, consiguió, por ejemplo, desenmascarar a muchos de los tramposos que hicieron el Maratón de Madrid 2017.

Con su trabajo y sus quejas, todos estos aficionados han puesto una pregunta en la cabeza de muchos: si los usuarios son capaces de montar sistemas para cazar a los tramposos ¿por qué no pueden copiar y mejorar estas técnicas las grandes empresas o las organizadoras de las pruebas?

La última apuesta de Movistar

Lo cierto es que sus voces empiezan a escucharse en las altas esferas, y tecnológicas como Movistar han empezado a desarrollar sistemas para intentar dar una vuelta de tuerca a la seguridad en estos eventos que viven un auténtico 'boom' en España. Solo en Madrid este 2018 se celebrarán un total de 127 pruebas, más de 2 por semana.

Telefónica, por ejemplo, aprovechará la Media Maratón de Madrid, que este año patrocina por primera vez, para implementar un sistema de seguimiento de los corredores en tiempo real basado en tecnología IoT que podría dar una solución definitiva a las trampas en las pruebas.

¿Cómo? Es solo un experimento, pero la compañía dará un ‘tracker watch’ de la empresa Trackimo a un total de 1000 participantes, los cuales mandarán continuamente la señal del corredor a través de tecnología 2G y 3G a una aplicación desarrollada para la ocasión y desde la que todo el que quiera podrá ver el progreso de este usuario, incluyendo, obviamente, a organizadores y jueces.

“Ahora todo el mundo lleva su chip en el dorsal que se activa cuando pasas por las distintas alfombras lectoras, pero, puede que para hacer carreras más seguras todo pase por dar uno de estos dispositivos a cada participante”, apuntaba Vicente Muñoz, C-IoT-O de Telefónica, al presentar el sistema.

'Tracker watch' de Trackimo que usará Movistar durante la Media Maratón. (Foto: Guillermo Cid)
'Tracker watch' de Trackimo que usará Movistar durante la Media Maratón. (Foto: Guillermo Cid)

Habrá que ver cómo resulta finalmente el invento el próximo 8 de abril cuando termine la carrera por las calles de la capital, pero de funcionar correctamente puede abrir un nuevo camino en este sector. Y sino, siempre quedará gente como Derek Murphy para perseguir a los #runnersdemierda.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios