Es noticia
Menú
Fichajes perfectos: los genios que van a reinventar el deporte gracias al 'software'
  1. Tecnología
El fútbol, el rugby o el béisbol entre otros

Fichajes perfectos: los genios que van a reinventar el deporte gracias al 'software'

Distintas compañías están desarrollando programas y sistemas destinados a convertir a la tecnología en parte imprescindible de las victorias de equipos y deportistas

Foto: Los algoritmos remplazarán una parte del trabajo humano en deportes como el rugby (Foto: Reuters)
Los algoritmos remplazarán una parte del trabajo humano en deportes como el rugby (Foto: Reuters)

Encontrar la alineación más acertada para un partido, mejorar el rendimiento de los jugadores o fichar a estrellas aún no descubiertas ya no es solo cosa de entrenadores, fisioterapeutas y ojeadores. De la mano de distintas ‘startups’, la inteligencia artificial y los sistemas de monitorización están aterrizando en los deportes, quedándose con una parte del trabajo tradicionalmente humano. De esta forma, el ‘software’ especializado, cada vez más dotado de algoritmos inteligentes, busca contribuir a las victorias de atletas de distintas disciplinas y llegar donde el ojo de los preparadores y los jueces no alcanza.

Desde Londres, ASI Data Science es una de las compañías que están empezando a influir en el panorama deportivo. Dedicada a la ingeniería de datos y a la inteligencia artificial, esta empresa británica ha alcanzado cierta notoriedad gracias a su alianza con el club de rugby London Irish, al que ayudan a descubrir talentos desconocidos empleando técnicas de ‘machine learning’ (aprendizaje automático) y análisis de datos.

“La inteligencia artificial va a continuar con el progreso que ya ha comenzado la tecnología, mejorando el conocimiento que tenemos del juego, ayudando a que sea más interesante para los fans y ayudando a que se encuentren los mejores talentos”, explica a Teknautas Marc Warner, CEO de la compañía.

Frente la caza tradicional de nuevos jugadores, que requiere examinar miles de estadísticas y pasar horas comprobando vídeos para evaluar las habilidades de un candidato, el ‘software’ desarrollado por ASI Data Science permite al club introducir el nombre de un jugador estrella y descubrir fácilmente a otros similares a él.

Desde la empresa describen la herramienta como el siguiente paso en la evolución de las técnicas de Billy Beane. Este estadounidense, gerente del equipo Atléticos de Oakland, cambió el béisbol gracias al empleo de estadísticas para fichar a jugadores muy válidos que, por su estilo particular, pasaban desapercibidos para otros equipos. Su historia, narrada primero en un libro y luego en la pantalla grande con Brad Pitt como protagonista, se usa habitualmente como un ejemplo de cómo los datos pueden transformar un deporte.

Los nuevos ‘software’ inteligentes, como el de la empresa británica, siguen esta misma línea, pero con un algoritmo haciendo todo el trabajo mucho más rápido, con un alcance mayor, y sin visionarios como Beane y su equipo pasando cientos de horas revisando datos.

Sin embargo, ASI Data Science no se ha limitado únicamente a desarrollar una inteligencia artificial personalizada. Su joya de la corona es una plataforma en la que los científicos pueden hacer ingeniería de datos. “Los contables tienen Excel como su herramienta de trabajo, los diseñadores tienen Photoshop”, explica este CEO. De la misma forma, su producto, SherlockML, quiere ser la herramienta definitiva de esta disciplina. “Creamos la inteligencia artificial para London Irish dentro de esta plataforma”, relata Warner. Y en ella quieren desarrollar también nuevos algoritmos personalizados para otros equipos y deportes. “Nos han contactado algunos dueños de equipos millonarios, pero aún no nos hemos comprometido con nada más”, presume el CEO.

Ubicados en Holanda y dedicados al fútbol, SciSports también ha desarrollado un modelo para determinar el potencial de los jugadores de este deporte de masas. “The SciSkill ayuda a descubrir grandes jugadores y a aquellos que están subestimados comparándolos con otros similares”, explican desde la compañía. “El modelo se basa en la influencia de los jugadores en los resultados de su equipo”, añaden.

Tecnología desde las antípodas

Estas empresas no han sido las únicas que han tenido la idea de emplear tecnología para mejorar los deportes y convertirlos en una ciencia casi exacta. En Australia, la agrupación Queensland Sports Technology Cluster, fundada en 2011, aúna a varios grupos dedicados a la investigación y la aplicación de las herramientas tecnológicas en distintas disciplinas, desde la natación al boxeo.

En el campo de la natación, por ejemplo, pretenden hacer que la presencia del entrenador no sea necesaria, para que aquellos que están empezando puedan avanzar si no tienen la suerte de contar con uno. También buscan generar datos para que los que sí disfrutan de la ayuda de un preparador puedan llegar más lejos gracias a un mayor conocimiento de su estilo de nado. ¿Cómo? Usando un dispositivo ‘wearable’ y varios pequeños sensores, esta compañía ha desarrollado un ‘software’ que extrae datos sobre el desempeño del nadador. Empleando la información recogida por el dispositivo, un algoritmo calcula la velocidad del atleta, el tiempo que tarda en completar un largo y crea un patrón descriptivo de sus movimientos.

Asimismo, y preocupados por el sistema de puntuación de deportes como el boxeo, en el que los jueces a veces tienen que decidir la victoria en función del número de golpes propinados, otro de los equipos creó un sistema electrónico para poder monitorizar el desarrollo de un combate de esta disciplina. Además, puede utilizarse en otros deportes como el karate o el taekwondo.

“La tecnología [...] está integrada por una red de sensores en la cabeza, el cuerpo y las manos de los atletas. Usando una red Bluetooth, los contactos físicos son monitorizados en tiempo real o incluso después del evento en un ordenador remoto para determinar los golpes legales y así generar la puntuación y el resultado final”, explican.

Monitorizar las acrobacias de los atletas de snowboard, controlar la potencia de golpeo en el hockey hierba o analizar los movimientos de los jugadores de fútbol en aquellos saques que se realizan con las manos han sido otros de los retos solventados por esta agrupación que emplea la inteligencia artificial y la obtención y el análisis de datos como sus herramientas principales a la hora de seguir avanzando en el deporte.

Todos estos visionarios, junto con otras compañías que utilizan datos y algoritmos para mejorar el desempeño de los atletas o crear una experiencia distinta para el público, marcan el camino hacia un futuro en el que la tecnología y la inteligencia artificial jugarán un papel casi tan relevante como el talento de los deportistas.

“A medio plazo, ofrecen la posibilidad de aumentar el alcance del trabajo llevado a cabo por los humanos”, sentencia el CEO de ASI Data Science. ”Pero en el futuro, el cielo es el límite”.

Encontrar la alineación más acertada para un partido, mejorar el rendimiento de los jugadores o fichar a estrellas aún no descubiertas ya no es solo cosa de entrenadores, fisioterapeutas y ojeadores. De la mano de distintas ‘startups’, la inteligencia artificial y los sistemas de monitorización están aterrizando en los deportes, quedándose con una parte del trabajo tradicionalmente humano. De esta forma, el ‘software’ especializado, cada vez más dotado de algoritmos inteligentes, busca contribuir a las victorias de atletas de distintas disciplinas y llegar donde el ojo de los preparadores y los jueces no alcanza.

Inteligencia Artificial Algoritmos
El redactor recomienda