UN 'PETARDAZO' DE CASI 6.000 DÓLARES

Orgía Bitcoin: cinco récords en tres meses. ¿Qué ocurrirá cuando estalle la burbuja?

En el último año, su valor se ha multiplicado un 600%. No importan las prohibiciones de China o Rusia. La criptomoneda por excelencia ha iniciado un ascenso que produce vértigo

Foto: El Bitcoin está fuera de control. (EC)
El Bitcoin está fuera de control. (EC)

Hablar del karma en el mundo de la tecnología puede tener algo de 'magufada'. Esta semana se cumplía un mes del día en el que el consejero delegado de JP Morgan, uno de los banqueros más poderosos del mundo, echase pestes sobre Bitcoin. “Es un fraude peor que la burbuja de los tulipanes”, aseguraba Jaimie Dimon. Por aquel entonces se intercambiaba a 4.200 dólares. Hablaba de una divisa “inventada”, la condenaba al fracaso y ponía en duda el raciocinio y la inteligencia de quien se plantease invertir en ella. Este viernes, treinta días después, la criptomoneda rozaba a lo largo de la jornada los 6.000 dólares. Pueden hablar de justicia poética, patinazo colosal o un 'zasca' de manual. La cuestión es que el ejecutivo ha prometido no volver a hablar del tema.

El Bitcoin tiene alma de velocista, financieramente hablando. Ha batido cinco récords en el último trimestre. Acumula una subida de su valor del 600% en los últimos doce meses. El porcentaje sube hasta el 2400 si se atiende a los dos últimos cursos.

Una orgía en toda regla. Se ha desatado la euforia. Pero también el miedo a un posible colapso. En estas ocasiones no son pocos los que se preguntan si estas valoraciones son desmedidas. “Personalmente, tengo la impresión de que estamos en una burbuja”, comenta Alex Preukschat, autor del libro 'Blockchain, la revolución industrial de internet'. “Sin embargo hay que verlo con criterio. No es la primera vez que ocurre algo así”.

Para ilustrarlo, este experto recuerda el despertar de la industria ferroviaria en el siglo XIX. También el de la radio o la televisión. Llama a la calma. “Esta situación incluso facilita la innovación. Mira lo que pasó con internet. Las cosas más importantes ocurrieron después de la burbuja de las puntocom”. “Cuando estaba a 30 dólares y subió a 220 nadie se lo imaginaba. Y también surgió este debate. Es la historia de siempre”, comenta Preukschat, que también ejerce de 'nodo coordinator' en Blockchain España. Defiende que lo importante no son los baches puntuales, sino el crecimiento sostenido.

El cóctel perfecto: pocas monedas y demanda

Uno de estos tropiezos en la cotización que causó cierto revuelo fue la caída del 40% sufrida el mes pasado cuando China tomó la determinación de prohibir a las empresas tener en sus balances criptomonedas, evitando así que se financiasen por esta vía. Además, Pekín ha obligado a las casas de intercambio de aquel país a echar la persiana.

¿Qué es lo que tiene Bitcoin, entonces, para resistir incluso ante los vetos de algunos Gobiernos como el chino o el ruso? Pues un cóctel perfecto entre una criptomoneda cuya naturaleza le impide emitir unidades libremente y una demanda desbocada. “Además muchos la adquieren para mantenerla durante años, así que la oferta es aún menor”, analiza. “Que nadie piense que esto es un Fórum Filátelico. Es una opinión personal pero veo que el problema es que a día de hoy el principal activo del Bitcoin es la especulación. Tiene que reafirmarse en sus otras aplicaciones reales”.

Los apéndices de Bitcoin: 'forks'

Los 'forcs' han disparado el interés del mercado. (EC)
Los 'forcs' han disparado el interés del mercado. (EC)

El origen de este nuevo despegue está en uno de los últimos divorcios de la comunidad Bitcoin. Parte de los mineros que la trabajan decidieron crear 'Bitcoin Cash', un 'fork' o clon de la original con su estructura pero con ligeras modificaciones en sus reglas y funcionamiento para solventar problemas puntuales. Se estrenó el pasado 1 de agosto. “Los que tenían Bitcoins recibimos también, gratuitamente, una serie de Bitcoin Cash”, cuenta Daniel Díez García, de la firma UST Global y un conocedor de la moneda digital nacida en 2009. “Las nuevas se llegaron a color por unos 400 o 500 dólares cada una en el primer día”, explica.

El próximo día 22 de octubre llega otro clon, Bitcoin Gold. “Y en noviembre habrá más”, remacha este experto, que lleva en el gremio desde 2011. “Lo que el mercado está haciendo es dar por descontado que se repetirá aquella situación”, agrega.

Los usuarios de Bitcoin reciben también criptomonedas de los 'forks' gratis. Un negocio

Díez evita el término burbuja. “Es difícil valorarlo como una divisa. También es un protocolo para transmitir valor a través de internet, así que habría que valorarlo también como una empresa de software. Y también es un ecosistema. No tenemos un índice o forma fiable de dictar si hay burbuja o no”.

Bitcoin Cash no es la primera derivada de esta criptomoneda. Ni será la última. Es lo que tiene un sistema de código abierto. Ahí está Ethereum, creada por un inadaptado ruso de 23 años. “Aunque muchas son un fracaso, otras aportan soluciones interesantes como Ethereum. Y esa competencia puede impulsar a Bitcoin a ponerse las pilas”, opina Preukschat a este respecto.

"No es ni la versión 1.0 de Bitcoin"

“En base a mis conocimientos, yo no recomendaría a nadie tener el 100% de las inversiones en criptomonedas”, aclara Díez, quien cree que hay hasta un 20% de posibilidades de que haya un retroceso “importante” que deje al Bitcoin en una cotización por debajo de los 3.000 dólares. “En el medio y largo plazo confío mucho en ella. Pero no estamos ni en la versión 1.0 del protocolo. Lo que pasa es que los inversores y las compañías se han adelantado incluso a los desarrolladores que participan en el propio proyecto”, aclara.

“Creo que lo que hay es una sobrevaloración de las expectativas, pero no una burbuja”, comenta Alberto Gómez-Toribio, fundador de Nevtrace. “Hay empresas que están decidiendo financiarse mediante una ICO, es decir, aceptando criptomonedas como única aportación dineraria. Y eso también ha disparado enormemente el interés”.

Los enemigos de Zuckerberg

Cameron y Tyler Winklevoss (Reuters).
Cameron y Tyler Winklevoss (Reuters).

Los gemelos Winklevoss, archienemigos de Mark Zuckerberg, a los que indemnizó en 2008 por 'copiarles' la idea que inspiró Facebook. Ellos pueden tener la clave de que el precio se vuelva a disparar en un par de años.

Y es que estos hermanos están trabajando por ser los primeros en poner en marcha un EFT, un híbrido a caballo entre una acción y un fondo de inversión, para 'bitcoin'. Algo que según la consultora Gartner podría ocurrir en 2018. “Su llegada permitirá que cualquier persona pueda adquirir bitcoins sin tenerlos, como pasa, por ejemplo, con el petróleo. Muchos 'brokers' reciben peticiones a día de hoy para invertir en bitcoin y no lo tienen fácil”, explica.

Los EFT permitirán invertir en bitcoins de la misma manera que uno lo hace con el petróleo


EE UU y Europa. Ahí es donde se mueve gran parte de los bitcoins hoy en día. Por eso Gómez-Toribio resta importancia a los vetos de China o Rusia. También lo hace con las declaraciones del mandamás de JP Morgan. “Se ha visto que hasta sus empleados prestan este servicio a sus clientes”. Cree que el precio está “algo por encima de lo que debería estar ahora”, pero no ve la sombra de un posible colapso.

Tampoco cree que haga falta “un marco regulatorio específico”. “España, por ejemplo, es uno de los mejores lugares con encaje legal para el bitcoin y no cuenta con una normativa hecha a medida”. Otros países que han tomado posiciones con esta forma de hacer las cosas han sido Reino Unido, Francia o Suiza, conocida ya como el 'cryptoValley' por la cantidad de empresas que han encontrado allí acomodo.

¿Y cuándo no se puedan crear más bitcoins?

21 millones. Ese el tope de bitcoins que se pueden crear. Actualmente hay en circulación 16,6 millones. Crearlas depende del ejército de mineros repartidos por todo el mundo. Gracias a sus ordenadores establecen una red para que funcione esta divisa. Por cada una que extraen, reciben un 'premio' que les sirve para amortizar también la enorme factura eléctrica que se deriva de este trabajo. “Cada cuatro años este pago se reduce a la mitad. Ahora son 12 bitcoins y medio. Pero llegará un momento que será casi cero”, explica.

El otro incentivo son las comisiones. De eso vivirán los mineros cuando se haya alcanzado esa cota de 21 millones (algo que podría tardar en ocurrir hasta 130 años). A día de hoy, para pagar una camiseta de diez euros en bitcoins pagarías una comisión de 70 céntimos aproximadamente. Con Paypal, unos 25 céntimos. “Habrá muchas más aplicaciones que se basen en Bitcoin”, augura Preukschat. “Actualmente no es una moneda para hacer un uso masivo. Interesa más a las personas que quieren diversificar su cartera de inversión”, responde Gómez-Toribio. Pero no todo es especulación. También es un valor refugio. Así lo ha dejado claro la crisis venezolana, donde muchos han encontrado en el bitcoin una vía para escapar del colapso monetario del país.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios