según el coautor de 'all about that bass'

La miseria de Spotify: 5.600 dólares por 178 millones de reproducciones

El artista Kevin Kadine ha protestado durante una mesa redonda por los bajos beneficios que el servicio de 'streaming' le reportó por su éxito musical

Foto: Taylor Swift fue una de las últimas artistas en protestar contra los servicios de 'streaming'. (Reuters)
Taylor Swift fue una de las últimas artistas en protestar contra los servicios de 'streaming'. (Reuters)

Los músicos vuelven a la carga contra los servicios de streaming de música como Spotify y lo poco que pagan por cada reproducción. El último en hacerlo ha sido Kevin Kadine, coautor de 'All about that bass', la canción interpretada por Meghan Trainor que llegó el año pasado a número uno en la lista de éxitos de 78 países. Kadine reveló los datos ayer en un evento: la canción se reprodujo 178 millones de veces en Spotify, pero él solo ingresó 5.600 dólares.

"Es el mayor éxito que un artista puede tener en su carrera, e ingresas solo 5.600 dólares. ¿Cómo alimentas a tu familia con eso?", dijo el artista, según recogen medios locales, en un evento organizado por la Belmont University, en Tennessee, EEUU. La cifra se une a una larga lista de quejas de artistas por lo poco que pagan Spotify, Apple Music, Deezer y compañía.

El problema viene de lejos y no sólo es culpa de las plataformas de 'streaming': las discográficas y la propia ley estadounidense también son responsables

Kadine no incluye en estos casi 6.000 dólares los derechos de Trainor, por lo que es de suponer que la cifra total sea doble. Aun así es un problema que viene de lejos y la culpa no es solo de estas aplicaciones de 'streaming' sino también de la propia ley estadounidense. Como señalan en Ars Technica, los compositores americanos reciben sus pagos a través de una "licencia mecánica" (término que proviene de las pianolas del siglo anterior): según esta, servicios como Spotify no tienen que negociar las tasas con los músicos sino con el Gobierno.

Las productoras también son responsables de estos números tan bajos. Spotify asegura que paga entre 0,006 y 0,0084 dólares por reproducción, pero según 'The Guardian' el pago final que llega al artista tras descontar la parte que se llevan las discográficas es más próximo a los 0,001128 dólares.

Un cambio de ley

Kadine ha pedido al Congreso de su país que apruebe el Acta de Equidad de los Compositores que "mejore la transparencia y simplifique las concesiones". Pero el problema de los pagos a artistas (y cómo se reparte el pastel) por parte de los servicios en 'streaming' es un asunto global. Y de compleja solución.

Las cifras de Kadine permiten calcular que Spotify paga unos 90 dólares por millón de reproducciones, una cantidad superior a los 73 dólares por millón que en 2013 denunció Aloe Blacc, autor de 'Wake me up'.

Por su parte, la plataforma de música en 'streaming' anunció a finales del año pasado que había repartido más de 2.000 millones de dólares entre los autores. A los músicos esto no les parece suficiente: hace unos meses, Taylor Swift consiguió que Apple pagara a los artistas desde el primer momento.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios