un complejo sistema de inteligencia artificial

Google muestra el futuro de los 'smartphones' con 'Now on Tap'

En la imparable evolución de los móviles, los grandes han optado por centrar sus esfuerzos en facilitar la vida al usuario, que se enfrenta a dispositivos siempre conectados y con cada vez más información

Foto: Google muestra el futuro de los 'smartphones' con 'Now on Tap'

Un auditorio atestado y rodeado por decenas de pantallas que conferían al lugar un extraño aspecto envolvente. Si alguien quiere entender con claridad la definición de friki en toda su extensión, no hay nada mejor que contemplar uno de estos mega saraos. La interminable partida de Pong con la que arrancó el acto dio paso por fin al ingente contenido de la jornada. Como suele suceder también en los eventos de Apple, mucha miga para unos, y decepción para otros. Sin embargo, Google rompió en su última edición de I/O muchas marcas, y algunas de ellas con una trascendencia que todavía no alcanzamos a ver.

Android M era la esperada evolución de Lollipop, con menos cambios en la interfaz pero más orientada a la experiencia de uso, y con esta nueva versión llegaba el plato fuerte de la jornada: Now on Tap, un complejo sistema de inteligencia artificial al servicio del usuario que se activa con un solo toque.

En la imparable evolución de los móviles, los grandes han optado por centrar sus esfuerzos en facilitar la vida al usuario, que se enfrenta a dispositivos siempre conectados y con cada vez más información disponible. Uno de los grandes obstáculos ha sido siempre la interacción con el móvil: los teclados virtuales y el tocar la pantalla han podido ser útiles en una primera instancia, pero con el volumen de datos que maneja ahora el usuario y las mil funciones que se pueden desempeñar desde el móvil, esta forma de relacionarse se está quedando obsoleta.

En la imparable evolución de los móviles, los grandes han optado por centrar sus esfuerzos en facilitar la vida al usuario

Así llegaron Siri en Apple y Google Now, y precisamente este segundo sistema acaba de evolucionar de una manera aparentemente sencilla, pero con un gran trasfondo. Esta evolución llega de la mano de Now on Tap, y consiste básicamente en ofrecer información contextual al usuario sobre el contenido de la aplicación que esté utilizando.

Inteligencia artificial explotada por el Gran Hermano

Esta explicación es posible que le haya dejado frío, pero el potencial que tiene no lo hará. La idea básica es que uno, por poner un ejemplo, recibe un correo en el que su pareja le habla de las próximas vacaciones en alguna localidad europea. Pues bien, si el receptor pulsa durante unos segundos el botón Home de su móvil, Google pondrá en marcha toda su artillería combinando el big data, la inteligencia artificial y todo lo que sabe de uno para ofrecer más información sobre el destino o el texto escrito.

De esta forma se podrá acceder mediante un toque a las diferentes aplicaciones que contextualmente puedan ofrecer valor añadido en ese momento dado: así, si de lo que se habla es de un restaurante, será posible reservar mesa mediante un toque y si en el texto hay algún “acuérdate de”, Google nos ofrecerá un recordatorio con esa información.

Se trata de una aproximación diferente a la inteligencia artificial, en la que es el propio sistema quien propone soluciones basadas en el texto redactado en lenguaje natural. Lo mejor del asunto además, es que Now on Tap estará integrado en el sistema cuando Android M se distribuya oficialmente a finales de año, con lo que no es necesario que los desarrolladores adapten sus aplicaciones. Es decir, que Tap se convertirá en un gesto instalado en el sistema y nos dará lo mismo que el contenido del que deseemos más información esté en un correo o en un Whatsapp. El potencial de esta nueva función es descomunal en lo que a funcionalidad del dispositivo se refiere, ya que ahorra al usuario muchos pasos antes necesarios en las tareas más cotidianas con el móvil.

No hace falta ser un lince para darse cuenta de que Google ya ha leído el contenido del correo o mensaje antes incluso de que hayamos pulsado el famoso Tap, y tampoco vamos a obviar que el gran buscador conoce al detalle nuestras citas, nuestros contactos y nuestros desplazamientos para ofrecer la mejor opción posible combinando toda esta información. Y sí. El precio a pagar es una vez más el espinoso asunto de la privacidad: recordar a estas alturas que Google, Apple y Facebook saben todo sobre nosotros puede resultar cansino, pero es un hecho que conviene que comencemos a asumir de forma natural.

Si uno quiere tener la seguridad de que sus datos están a buen recaudo, lo mejor es que opte por un dumbphone sin acceso a internet. Y sin los servicios añadidos, claro. Para los que hayan asumido que sus datos sean carnaza para los grandes, disfrutarán a gusto de lo que The Verge no ha dudado en calificar como “la función más cool” en mucho tiempo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios