Es noticia
Menú
La Policía investiga si Pablo Sierra sufrió una agresión por su móvil manchado de sangre
  1. Sucesos
la gran pista es su móvil

La Policía investiga si Pablo Sierra sufrió una agresión por su móvil manchado de sangre

El análisis del móvil del joven estudiante de 21 años indicaría que se pudo producir una agresión violenta, aunque Joaquín Amills, portavoz de la familia, desmiente dicha línea de investigación

Foto: El joven Pablo Sierra, de 21 años, desapareció en Badajoz este 2 de diciembre (SOS Desaparecidos)
El joven Pablo Sierra, de 21 años, desapareció en Badajoz este 2 de diciembre (SOS Desaparecidos)

Sin noticias aún de Pablo Sierra, el joven estudiante que desapareció este 2 de diciembre mientras volvía a la residencia universitaria en la que vive junto a su hermano tras salir con amigos a una discoteca del centro de Badajoz. No obstante, a pesar de que hasta la fecha el dispositivo de búsqueda se ha desarrollado sin éxito sin mayor pista que la de su móvil, encontrado cerca del río Guadiana, una de las líneas de investigación de la Policía apunta a que el joven de 21 años podría haber sufrido una agresión en su camino a casa, antes probablemente de que pudiese coger un autobús o un taxi para volver a la residencia.

De acuerdo con lo que informan desde el diario local 'Hoy', al cumplirse una semana de la desaparición de Pablo Sierra las autoridades investigan si el joven podría haber sufrido una agresión al haber encontrado su móvil manchado de sangre en la zona de Las Crispitas, cercana al Guadiana, donde fue localizado por un exguardia civil que decidió coger el teléfono al ver brillar la pantalla en el suelo. La pista de Sierra se perdió el jueves, 2 de diciembre, de madrugada en la calle Zurbarán del centro de Badajoz. Sin embargo, tal y como también informa prensa local, ante la Policía Nacional se habría presentado también una denuncia que indicaría que al joven se le vio por última vez en un bar de la calle Arco Agüero pasadas las dos de la mañana.

Según las declaraciones que hicieron sus amigos tras denunciarse la desaparición del estudiante, la última vez que se vio a Sierra fue en la calle Zurbarán de Badajoz, en el casco antiguo de la ciudad y epicentro de una zona de bares. En sintonía con lo que reportan desde 'El Mundo', el joven podría haber mantenido una discusión con otra persona a la salida de un pub de la zona, que podría ser un local de ocio de Arco Agüero, de acuerdo con los detalles que ha aportado 'Hoy' reconstruyendo la madrugada del viernes, 3 de diciembre.

A pesar de esa posible discusión, los jóvenes simplemente se habrían intercambiado los números de teléfono para hablar del tema en otra ocasión. En contraposición con lo que indican medios locales y nacionales sobre el hallazgo del móvil del joven con restos de sangre y la investigación de una posible agresión, el portavoz de la familia de Pablo Sierra y miembro de SOS Desaparecidos, Joaquín Amills, ha desmentido que el análisis de su teléfono móvil indique que el estudiante hubiera sufrido tal agresión. En declaraciones recogidas por Extremadura Noticias, Amills lo desmintió e indicó que no es cierta esta información "porque los primeros que tendrían que saberlo es la familia", aludiendo a que la Policía no habría indicado a sus familiares que el móvil tuviera restos de sangre.

Sin noticias aún de Pablo Sierra, el joven estudiante que desapareció este 2 de diciembre mientras volvía a la residencia universitaria en la que vive junto a su hermano tras salir con amigos a una discoteca del centro de Badajoz. No obstante, a pesar de que hasta la fecha el dispositivo de búsqueda se ha desarrollado sin éxito sin mayor pista que la de su móvil, encontrado cerca del río Guadiana, una de las líneas de investigación de la Policía apunta a que el joven de 21 años podría haber sufrido una agresión en su camino a casa, antes probablemente de que pudiese coger un autobús o un taxi para volver a la residencia.

El redactor recomienda