PREPARATIVOS DE ACOGIDA

Los planes de Educación para refugiados: intérpretes árabes, becas y admisiones plenas

El Gobierno entregará recursos nacionales y fondos europeos a las comunidades autónomas pero no especificará las cuantías hasta que conozca las directrices de Bruselas

Foto: Niños refugiados se preparan para incorporarse a la escuela en Alemania. (EFE)
Niños refugiados se preparan para incorporarse a la escuela en Alemania. (EFE)

Los refugiados sirios en edad escolar y universitaria serán admitidos fuera de los plazos de inicio de curso, homologarán sus títulos y podrán comunicarse con sus profesores y compañeros a través de "auxiliares de conversación". Estas son algunas de las medidas previstas en las estrategias del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la comunidad educativa y los organismos humanitarios, que han empezado este jueves a definir las estrategias para garantizar la plena integración de los refugiados sirios que lleguen a España. Lo que todavía no han podido establecer es el coste de estas medidas.

Tanto el contingente como los presupuestos de cada política dependen de la decisión que se aborde en el seno de la Unión Europea, según ha dicho a los medios el secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín, después de una tanda de reuniones de coordinación. "Tenemos que estar preparados y coordinados para acoger en España a un contingente de refugiados del que todavía no sabemos el número ni cuántos van a llegar", ha señalado Marín. 

Según el secretario de Estado de Educación, el Ejecutivo ya ha empezado a "destinar recursos nacionales" y a "habilitar partidas" para cubrir estas incipientes medidas tanto para la población universitaria como no universitaria, y ha recordado que también se asinganarán fondos europeos para repartir entre las comunidades autónomas, que en última instancia organizarán la distribución de los recursos. De hecho, en las próximas semanas, y mientras llega el próximo Consejo de Interior el 8 de octubre, se conformará una comisión de trabajo para implementar estas medidas

500 visados para estudiantes

En las reuniones de este jueves han participado el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, Marín y representantes del Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (Ceune), de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (Creup), de la ONG jesuíta Fundación Entre Culturas y de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur). A lo largo del día será también el turno de la Confederación de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

Reunión del ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, con la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP). (Ministerio de Educación)
Reunión del ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, con la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP). (Ministerio de Educación)

Entre las primeras estrategias que se han discutido, Marín ha hablado de normas que permitan la admisión y acomodo de los alumnos en períodos extraordinarios, algo que es obligatorio desde la aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Ley Educativa (LOMCE) y que depende de los centros educativos en el caso de la educación universitaria. También se buscará la manera de agilizar la homologación y acreditación de sus títulos de formación, para favorecer también el ingreso en el mundo laboral. 

La representante de Acnur en España, Francesca Friz-Prguda, ha puesto sobre la mesa la necesidad de que el Gobierno conceda alrededor de 500 visados para refugiados que estén dispuestos a estudiar en cualquiera de los ciclos y que se encuentren todavía en países como Líbano o Jordania, con el fin de reducir los peligros a los que están expuestos en los traslados migratorios.

Marín también ha adelantado que se contratarán profesores de árabe, francés e inglés, así como estudiantes de estos idiomas en cursos avanzados para que ejerzan como intérpretes entre los nuevos alumnos, los docentes y las familias. Según ha manifestado la representante de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos, Raquel Martí, en un congreso de Educación Médica de la Universidad Complutense, el perfil de "las personas que salen de Siria son gente con recursos, cualificada y formada". En ese sentido, y en el caso de que haya entre el grupo profesionales de la educación, está previsto que se simplifiquen los trámites de reconocimiento de los títulos para que puedan incorporarse al sistema.

Otra posibilidad es "abrir espacios" dentro de la red de colegios mayores y residencias, otorgar becas y ayudas para la dotación de material escolar y cofinanciar las horas extraordinarias que pueda dedicar el profesorado a reforzar las áreas formativas de los refugiados, sobre todo en lengua española. El presidente de la Creup, Luis Cereijo, ha planteado que los estudiantes locales funcionen como tutores de sus compañeros refugiados, pero ha incidido en que la urgencia está en facilitarles vivienda y manutención y "en la Universidad va a ser más fácil que fuera de ella".

Estas reuniones entre el Gobierno, la comunidad educativa y la sociedad civil se extenderán a lo largo de la semana, al igual que otros foros interministeriales y con las comunidades autónomas. Pero otros colectivos que han quedado por fuera de estos coloquios están dispuestos a movilizarse para forzar a las instituciones educativas a dotar a los refugiados de los mismos derechos que exigen el resto de estudiantes. Así lo ha anunciado la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García, quien ha convocado a todos los centros de estudios a convocar asambleas el próximo 30 de septiembre, en "horario lectivo, con los refugiados y sus familias", con el fin de exigir "planes que de verdad garanticen su derecho a la vivienda, a la educación y a la sanidad".

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios