Tu basura puede valer oro: así se reciclan los residuos que generas a diario
  1. Sociedad
PARA REDUCIR EN UN 80% LA BASURA DE VERTEDEROS

Tu basura puede valer oro: así se reciclan los residuos que generas a diario

En España, cada habitante genera cerca de 449 kg de residuos al año. Y lo peor es que el 60% acaba en los vertederos, un 10% se incinera, otro 10% se somete a compostaje y sólo el 20% se recicla

Nuestro mundo se está llenando, literalmente, de basura. Y lo peor es que el futuro no pinta mejor, precisamente. Si actualmente en todo el planeta Tierra se producen cerca de 1.500 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos (RSU), la previsión para 2025 los sitúa en cerca de 2.600 millones de toneladas.

En cuanto a España, cada habitante genera cerca de 449 kg de residuos al año, según el último informe de Eurostat. Y lo peor es que el 60% de esa basura acaba en los vertederos, un 10% se incinera, otro 10% se somete a compostaje y apenas el 20% acaba siendo reciclado, lo que implica un evidente problema de reutilización de estos residuos.

Los escasos índices de reutilización se tornan si cabe más escandalosos si tenemos en cuenta que, tanto en nuestro país como a nivel mundial, cada vez contamos con más metodologías de reciclaje que consiguen darle una segunda oportunidad a toda la basura que generamos a diario.

De la basura al biocombustible

Una de esas nuevas metodologías es la denominada waste to biofuels (W2B), que se encarga de transformar la basura que generamos a diario y convertirla en biocombustibles y otros tipos de energía que puede ser usada, sobre todo, en automóviles.

Esta tecnología, desarrollada por Abengoa en su planta de Babilafuente (Salamanca), consiste en la obtención de energía a partir de los RSU mediante un tratamiento de fermentación e hidrólisis enzimática que consigue no sólo tratar la fracción orgánica de los residuos, sino, además, aprovechar también los componentes reciclables, no reciclables y otros plásticos para obtener biodiésel.

El proceso básico consta de cinco etapas:

1.- Recepción: acogida de residuos, separación de voluminosos y trituración.

2.- Higienización: tratamiento de los residuos con presión y temperatura para mejorar la clasificación y separación de la fibra orgánica.

3.- Clasificación: separación mediante métodos físico-mecánicos de las distintas fracciones de los residuos.

4.- Adecuación: análisis de la materia orgánica, separando impropios e inertes, previo a la entrada al módulo de hidrólisis y fermentación.

5.- Hidrólisis y fermentación: proceso enzimático basado en la tecnología de hidrólisis, fermentación alcohólica y destilación.

7 kilómetros por cada kilo de basura

La necesidad de reciclaje se plantea aún más imperiosa si tenemos en cuenta los datos, ya que por cada kilogramo de basura recogido se puede acabar generando una cantidad de combustible suficiente para recorrer hasta 7 kilómetros en automóvil.

Además, la aplicación de waste to biofuels, según Abengoa, permite reducir en más de un 80% la disposición de residuos sólidos urbanos, potenciando de este modo el porcentaje de recuperación de toda la basura que a diario genera cada habitante.

Con esta tecnología, la planta afronta una capacidad para procesar cerca de 25.000 toneladas de RSU. Todo ello con un objetivo final: reducir esta disposición de residuos que actualmente existe en los vertederos, dándoles una segunda vida e intentando minimizar su impacto ambiental.

Basura